El trastorno por estrés postraumático en los niños

A veces, los niños deben soportar experiencias muy tristes e incluso traumáticas en su vida. Para algunos, la perturbación causada por ciertos eventos es insoportable. Estos niños pueden desarrollar síntomas del trastorno por estrés postraumático (TEPT). Afortunadamente, hay esperanzas para los niños que sufren traumas. Pida ayuda a un consejero de confianza o su proveedor de atención médica.

¿Qué es el trastorno por estrés postraumático?

El trastorno por estrés postraumático puede presentarse después de un trauma grave. Podría ser algo que afecta al niño directamente. O podría ser que el niño vea o escuche hablar de un suceso. Incluso las películas o programas de televisión violentos pueden tener un efecto traumático. Los síntomas del trastorno por estrés postraumático suelen aparecer unas semanas después del trauma. Pero a veces aparecen meses o incluso años después.

Síntomas de un trastorno por estrés postraumático en niños

Un niño con un trastorno por estrés postraumático puede tener los siguientes síntomas:

  • Pesadillas aterradoras o “flashbacks” sobre el evento. Los flashbacks son recuerdos vívidos que parecen tan reales como el propio trauma.

  • Temor a las personas o lugares relacionados con el evento. El niño podría mostrarse también retraído y apático.

  • Arrebatos de rabia. Además, el niño podría tener dificultades para dormir o concentrarse o parecer muy nervioso. Podría quejarse de dolores de cabeza u otros problemas de salud.

  • Reacciones a indicios que pueden traer recuerdos del suceso traumático. Las vistas, los sonidos, las personas, los olores y los lugares que le recuerdan el suceso al niño pueden provocar que reviva y reproduzca en su mente el suceso traumático o algunos de sus aspectos (por ejemplo, la muerte de una persona).

Tratamiento de un trastorno por estrés postraumático

Los niños con un trastorno por estrés postraumático pueden beneficiarse enormemente con ciertos tipos especiales de terapia individual o grupal, así como con determinados medicamentos. Una forma de terapia llamada terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma es efectiva, tanto en forma individual como grupal, para tratar el trastorno por estrés postraumático en los niños. Los niños con este tipo de trastorno también pueden obtener buenos resultados con algunas otras formas de terapia. Reunirse con otros niños puede ayudar a que su hijo se sienta menos solo y procese su dolor. Algunos medicamentos pueden ayudar a controlar ciertos síntomas relacionados con el trastorno por estrés postraumático, como la ansiedad, el insomnio y la depresión, para permitir que el niño tenga una vida más normal.

Lo que usted puede hacer

Usted desempeña un papel muy importante en el proceso de recuperación de su hijo. Acepte las emociones de su hijo y anímelo a compartir lo que siente con usted o con un profesional de confianza. Ofrézcale su amor y su contención. Busque ayuda profesional para la salud mental de su hijo y encárguese de que sea continua. Si los síntomas de su hijo interfieren con sus tareas escolares o con las amistades, pida ayuda adicional al personal de la escuela. La recuperación puede llevar algo de tiempo. Pero no pierda las esperanzas. Con ayuda, su hijo podrá gozar de una vida plena y feliz.

Los niños son propensos a tener un trastorno por estrés postraumático después de sucesos como los siguientes:

  • Una violación o ataque sexual

  • Un accidente automovilístico o aéreo

  • Maltrato físico o mental

  • Desastres naturales, como terremotos o inundaciones

  • La muerte repentina de uno de sus padres o seres queridos

Was this helpful?

Yes No
 

Tell us more.

Check all that apply.
 
 
 
 
 
NEXT ▶

Last question: How confident are you filling out medical forms by yourself?

Not at all A little Somewhat Quite a bit Extremely

Thank You!

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.