Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La diabetes tipo 1 y su hijo: el plan para días de enfermedad

Cuando su hijo se enferma, sus niveles de azúcar (glucosa) en la sangre pueden cambiar. Esto podría dificultar el control de sus niveles de glucosa en la sangre. En estos casos, usted tendrá que vigilar a su hijo más atentamente y medirle sus niveles de azúcar en la sangre con mayor frecuencia. También es posible que tenga que ajustar la dosis de insulina del niño. Usted deberá hacer lo siguiente:

  • Vigilar a su hijo más atentamente.

  • Medir su nivel de glucosa en la sangre con más frecuencia.

  • Analizar su sangre o su orina para ver si tiene cetonas. Las cetonas son un desecho que se produce cuando el cuerpo usa grasa en lugar de glucosa para generar energía. Esta afección se llama cetosis.

  • Ajustar la dosis de insulina de su hijo. El proveedor de atención médica de su hijo le dirá qué hacer.

Para estar preparado, colabore con el proveedor de atención médica de su hijo a fin de elaborar un plan para los días de enfermedad.

Niño sentado midiéndose el nivel de azúcar en la sangre con su madre al lado.

El cuidado de su hijo

Las infecciones, la gripe o incluso un resfriado pueden hacer que aumente el nivel de glucosa en la sangre de su hijo. El hecho de comer menos, las náuseas y el vómito pueden hacer que disminuya su nivel de glucosa en la sangre. Si su hijo se enferma, puede hacer lo siguiente:

  • Tenga preparada una caja para días de enfermedad. Antes de que el niño se enferme, prepare una caja para días de enfermedad. En ella puede incluir: un termómetro, tiras de análisis de cetonas en sangre y orina, y los medicamentos que recomiende el proveedor de su hijo. El proveedor puede recomendarle otros tipos de insulina para los niveles de glucosa altos o glucagón para los niveles de glucosa bajos. Además, agregue una lata de sopa, galletas saladas, y jugos normales y sin azúcar. Y tenga siempre en el congelador varias barras de jugo congelado (algunas barras con azúcar y otras y sin azúcar). Una vez al mes, revise las fechas de vencimiento de los artículos que tiene en la caja para días de enfermedad.

  • Aliente a su hijo a comer y beber. Eso ayudará a regular el nivel de glucosa en sangre de su hijo y evitará que se deshidrate.

  • Si su hijo no puede comer, haga que tome sorbos de jugos de fruta, gaseosas con azúcar o cubitos de hielo hechos con jugo o agua azucarada. O bien, pruebe a darle gelatina, barras de jugos congelados o helado con bajo contenido de grasa.

  • Asegúrese de que su hijo beba abundante agua. Es importante que el niño se mantenga hidratado.

  • Mídale el nivel de glucosa en la sangre con frecuencia. Puede que necesite medir el nivel de glucosa en la sangre del niño cada dos o tres horas o incluso con más frecuencia.

  • NO se salte las inyecciones de insulina. Siga poniéndole las inyecciones COMO SIEMPRE. Ajuste la cantidad de insulina que le administra a su hijo según el plan para días de enfermedad pero NO deje de ponerle las inyecciones, ni siquiera si su hijo está vomitando. La falta de insulina podría producir cetoacidosis (lea a continuación). Llame al proveedor de su hijo si no está seguro de cuánta insulina debe ponerle al niño.

¿Qué es la cetosis?

El cuerpo necesita glucosa como fuente de energía. Si no recibe la glucosa que necesita, el cuerpo comienza a quemar grasas. El problema es que las grasas no son el mejor combustible para el cuerpo. Las cetonas se pueden acumular a niveles peligrosos en la sangre y la orina. Esto se llama cetosis. Las cetonas son señal de advertencia de cetoacidosis. Haga siempre un análisis de cetonas cuando el niño tenga:

  • Un nivel de azúcar en la sangre superior a 250.

  • Diarrea o vómito.

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) oral o 101.4 °F (38.5 °C) rectal o más alta, o según le haya indicado el proveedor de atención médica del niño.

Si hay cetonas presentes en la sangre o la orina, llame de inmediato al proveedor de su hijo.

¿Qué es la cetoacidosis?

Cuando los niveles de cetonas son altos, puede producirse cetoacidosis. Observe si su hijo presenta síntomas de cetoacidosis, que incluyen los siguientes:

  • Náuseas y vómito

  • Cólicos estomacales

  • Respiración rápida

  • Aliento con olor a frutas

  • Visión borrosa

La cetoacidosis es una emergencia médica. Si cree que su hijo tiene cetoacidosis, llame al 911 o llévelo inmediatamente al departamento de emergencias de un hospital.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si:

  • No está seguro de la cantidad de insulina que debe administrarle cuando el niño está enfermo.

  • El nivel de azúcar en la sangre de su hijo es más alto que lo habitual o si está por encima de 250 mg/dL y no baja después de que se le inyecta insulina.

  • El nivel de azúcar en la sangre de su hijo es más bajo que lo habitual o es inferior a 70 mg/dL.

  • La orina o la sangre de su hijo tiene cetonas.

Si le hace un análisis de cetonas a su hijo y tiene cetoacidosis, llame al 911 o llévelo inmediatamente al departamento de emergencias de un hospital.

Recursos

Para obtener más información sobre la diabetes, visite los siguientes sitios en Internet:

  • American Diabetes Association www.diabetes.org

  • Children with Diabetes www.childrenwithdiabetes.org

  • Juvenile Diabetes Research Foundation www.jdrf.org

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.