Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Qué es el lupus sistémico eritematoso

El lupus sistémico eritematoso es una enfermedad en la que el sistema inmunológico ataca las células y tejidos del organismo. Esto puede afectar las articulaciones y el sistema nervioso, así como los vasos sanguíneos, También puede afectar los órganos como la piel, los riñones, los pulmones y el cerebro. Puede provocar salpullidos, fatiga, dolor y fiebre. El lupus grave puede causarle daño a los órganos y otros problemas serios, incluida la muerte.

El lupus es una enfermedad crónica que puede ser de leve a grave. Es más común en las mujeres adultas jóvenes. El lupus no tiene cura, pero pueden manejarse sus síntomas. Usted puede ayudar a manejar el lupus llevando un estilo de vida sano y trabajando con su proveedor de atención médica.

¿Qué causa el lupus?

Su cuerpo se protege a sí mismo mediante el sistema inmunitario, el cual produce unas proteínas llamadas anticuerpos. Los anticuerpos protegen contra las bacterias, los virus, los cuerpos extraños y las células de cáncer. En algunas personas el sistema inmunitario produce anticuerpos que pueden atacar sus propias células. Esto lleva a inflamación y a daños a los tejidos del cuerpo. Esto es lo que sucede en el lupus y algunas otras enfermedades.

Los proveedores de atención médica no saben por qué esto sucede, Los expertos piensan que puede ser causado por una mezcla de factores genéticos y otro tipo de factores. Entre los otros factores pueden estar ciertos virus y alergias. La genética juaga un papel en el desarrollo del lupus.

Síntomas

El lupus puede aparecer en diversas partes del cuerpo. Debido a esto puede afectar a las personas de diferentes maneras. Es probable que usted tenga solamente algunos de los síntomas y no todos ellos. Algunos de los síntomas más comunes del lupus son:

  • Fatiga

  • Fiebre

  • Lesiones en la boca o en la nariz

  • Caída del cabello por parches

  • Salpullido en forma de mariposa (en las mejillas)

  • Salpullidos causados por los rayos solares

  • Articulaciones hinchadas o adoloridas (artritis)

  • Dolor muscular

  • Pérdida de peso

  • Acidez estomacal (reflujo ácido)

  • Dolor de estómago

  • Menor flujo de sangre a los dedos de las manos y los pies

  • Dolores de cabeza

  • Sensación de mareo

  • Cantidades anormales de células sanguíneas

  • Amoratamientos o sangrados

  • Depresión

  • Confusión

Los síntomas graves incluyen:

  • Hinchazón de las piernas y los tobillos (edema)

  • Inflamación del tejido alrededor de los pulmones que causa dolor de pecho al respirar (pleuresía)

  • Convulsiones

  • Problemas renales

  • Aborto espontáneo

  • Cantidades anormales de células sanguíneas

¿Qué es una remisión?

Una remisión es cuando los síntomas desaparecen durante un período de tiempo. Si el lupus vuelve a presentarse, sus síntomas pueden volver a ser los mismos de antes.

Posibles complicaciones

El lupus puede causarle daños al cuerpo con el tiempo. Esto puede llevar a problemas tan serios como:

  • Lupus nefrítico (enfermedad de los riñones). Con el tiempo esto puede llevar a una insuficiencia renal. La insuficiencia renal se trata con diálisis o con un trasplante de riñón. La enfermedad renal puede causar ciertos síntomas. Llame a su proveedor de atención médica si tiene hinchazón en las manos, los pies o alrededor de los ojos. También llame a su proveedor de atención médica si tiene cambios al orinar, tales como necesidad de orinar con más frecuencia, dolor a orinar u orina de color oscura.

  • Arterias obstruidas (aterosclerosis). Esto aumenta el riesgo de la persona de un ataque al corazón, insuficiencia cardíaca o un ataque cerebral. Para ayudar a reducir los riesgos de estos problemas usted puede hacer ciertos cambios en su estilo de vida. Deje de fumar y mantenga controlada la presión arterial, la diabetes y el colesterol. También manténgase activo y saludable.

Diagnóstico del lupus

El lupus es difícil de diagnosticar. Esto se debe a que muchos posibles síntomas pueden tener otras causas. Además, los síntomas pueden presentarse lentamente con el tiempo.

Para diagnosticar el lupus, su proveedor de atención médica le preguntará acerca de sus antecedentes de salud y sus síntomas. Su proveedor podría sospechar que usted tiene lupus si tiene cuatro o más síntomas a los que no se les encuentra una causa específica. Para ayudar a confirmar el diagnóstico se podrían realizar pruebas como estas:

  • Prueba de anticuerpos en la sangre. Estas pruebas se hacen para detectar ciertos tipos de anticuerpos en su sangre. La principal prueba para el lupus es la de anticuerpos nucleares (ANA). La mayoría de las personas con lupus (97%) tendrán un resultado positivo en esta prueba. Otras pruebas pueden revisar si hay otros tipos de anticuerpos.

  • Hemograma o conteo completo de células sanguíneas. Esta prueba verifica si hay recuentos bajos de glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas.

  • Otros análisis de sangre. Podrían hacerse otros análisis de sangre para detectar otros problemas. Algunos buscan señales de inflamación en el cuerpo. Otros buscan si hay ciertas clases de proteínas o la rapidez con la se coagula la sangre.

  • Análisis de orina. Estos son para buscar sangre o proteínas en la orina, o que puede significar que los riñones no están funcionando normalmente.

  • Biopsias. Una biopsia es cuando se extraen pequeños trozos de tejido para estudiarlos bajo el microscopio. Para buscar las señales de lupus, pueden hacerse biopsias de la piel y de los riñones, para observar si hay daños en estos órganos.

Tratamiento del lupus

El lupus se trata de muchas maneras. Probablemente trabajará con un reumatólogo, que es un proveedor de atención médica que se especializa en el lupus, la artritis y otras enfermedades relacionadas. Es probable que también deba consultar a otros tipos de proveedores de atención médica, tales como proveedores de atención médica primaria y especialistas en enfermedades renales, trastornos sanguíneos, trastornos inmunitarios y problemas del corazón. Quizás también vea a un trabajador social para ayudarle a manejar su plan de tratamiento. Los objetivos del tratamiento incluyen tratar los síntomas, prevenir los ataques de la enfermedad y ayudar a reducir los daños que el lupus le causa al cuerpo.

Su proveedor de atención médica puede darle medicamentos para ayudarle a tratar los síntomas. Los medicamentos no pueden curar el lupus, pero pueden ayudar a prevenir el daño a los órganos y mantener a raya la enfermedad. Su proveedor de atención médica le recetará uno o más medicamentos para ayudarle a sentirse mejor. Asegúrese de tomarlos como le indiquen. Podrían recetarle medicamentos como:

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE). Estos pueden usarse para ayudar a aliviar la hinchazón, el dolor y la fiebre.

  • Medicamento antimalárico. Este medicamento utilizado para prevenir y tratar la malaria puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas del lupus como la fatiga, los salpullidos, el dolor en las articulaciones y las lesiones en la boca. También puede ayudar a prevenir los coágulos de sangre.

  • Medicamentos corticosteroides (esteroides). Estos pueden ayudar a las personas cuando el lupus afecta los riñones, los pulmones, el corazón o el sistema nervioso.

  • Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario. Estos pueden ayudar a tratar los síntomas graves del lupus que ha atacado a los órganos.

  • Otros medicamentos. Un medicamento llamado biológico podría ser una opción. También se están llevando a cabo estudios clínicos para probar otros medicamentos que pudieran ayudar a las personas con lupus.

Hable con sus proveedores de atención médica acerca de los riesgos, beneficios y posibles efectos secundarios de todos los medicamentos.

El manejo de su salud

El lupus también puede ser manejado llevando un estilo de vida saludable. Estas son algunas maneras de cuidarse usted misma:

  • Encuentre el equilibrio adecuado entre el descanso y la actividad.

  • Coma abundantes vegetales, frutas y granos.

  • Mantenga un peso saludable.

  • Haga ejercicio varias veces a la semana. Trate de caminar, nadar o montar en bicicleta.

  • Aprenda maneras de reducir o manejar el estrés.

  • Manténgase alejado de los rayos del sol tanto como pueda. Use un protector solar con SPF 15 o más alto.

  • Deje de fumar si actualmente fuma.

  • Manténgase bien informada sobre lo último que haya del l upus.

Trabaje con su proveedor de atención médica para manejar el lupus. Asegúrese de ver a su proveedor de atención médica para chequeos y pruebas regulares.

El embarazo y el lupus

Si usted es una mujer en edad de procrear, hable con su proveedor de atención médica acerca de los riesgos del embarazo con el lupus. Los síntomas del lupus pueden dispararse con el embarazo. El embarazo con el lupus es de alto riesgo, de manera que necesitará cuidados adicionales por parte de su equipo de atención médica. Es posible que deba ver a su proveedor de atención médica con mayor frecuencia.

Obtenga apoyo

El lupus es una enfermedad crónica que puede poner ciertas exigencias en su vida. La familia y los amigos pueden ser una buena fuente de ayuda y apoyo. Quizás también sea conveniente que se una a un grupo de apoyo para pacientes con lupus. Al hablar con otras personas que también tienen lupus, puede aprender nuevas manera de lidiar con la enfermedad y sentirse menos sola. Para más información comuníquese con los siguientes:

  • The Arthritis Foundation  800-283-7800  www.arthritis.org

  • Lupus Foundation of America  800-558-0121  www.lupus.org

  • The Lupus Initiative, American College of Rheumatology 404-633-3777 www.thelupusinitiative.org

 

 

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.