Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para el cuidado de su tubo de drenaje Jackson-Pratt

A usted le dieron de alta con un tubo de drenaje Jackson-Pratt. Es común que los médicos dejen este drenaje dentro de la cavidad abdominal (o en el espacio subcutáneo, es decir, debajo de la piel) después de una cirugía. Este tubo drena los líquidos de la incisión, lo que ayuda a prevenir la hinchazón y reduce los riesgos de infección. El tubo se fija en su sitio con puntos de sutura y luego se cubre con un apósito. Su médico le retirá el tubo cuando determine que ya no lo necesita.

Cuidados en la casa

  • No duerma del mismo lado del tubo.

  • Asegure el tubo y la bolsa dentro de su ropa con un imperdible. Esto ayudará a prevenir que el tubo se jale y se salga de su lugar.

  • Vacíe los líquidos drenados por lo menos dos veces al día. Vacíelos con mayor frecuencia si el tubo está lleno.

    • Levante la abertura del tubo.

    • Vacíe el líquido en un vaso medidor.

    • Apunte la cantidad de líquidos cada vez que vacíe el tubo. Dé esta información al médico en su próxima visita.

    • Apriete la pera con sus manos hasta que escuche que sale aire del tubo si su médico le indicó hacer esto (a veces la pera se usa como un depósito y no se succiona). Consulte a su médico para recibir instrucciones específicas sobre el drenaje.

    • Cierre la abertura.

  • Cambie diariamente el apósito alrededor del tubo.

    • Lave sus manos.

    • Quítese el apósito usado.

    • Lave sus manos otra vez.

    • Humedezca un hisopo de algodón (Q-tip) y limpie la zona alrededor de la incisión y el tubo. Use una solución salina normal (agua y sal). También se puede usar agua tibia jabonosa.

    • Ponga un nuevo apósito en la zona de la incisión y el tubo.  Procure que el apósito sea lo suficientemente grande para cubrir toda la zona de la incisión.

    • Fije el apósito con cinta adhesiva.

  • Fije con cinta adhesiva una cubierta plástica encima del apósito cuando se duche.

  • El vaciado (stripping) del tubo ayuda a que no se formen coágulos de sangre en el tubo. Pregúntele a su enfermera con que frecuencia debe hacer el vaciado del tubo. De todos modos, según el lugar donde se colocó el tubo y la razón por la que se colocó, es posibre que ese vaciado no sea necesario. Incluso podría ser peligroso en algunos casos. 

    • Sujete el tubo por donde sale de la piel con una mano. Esto ayuda a que no se jale la piel.

    • Apriete el tubo con el pulgar y el índice de la otra mano.

    • Lenta y firmemente deslice los dedos por el tubo mientras aprieta para que se vacíe. Puede resultarle útil sostener una toallita con alcohol entre sus dedos y el tubo para lubricarlo. (Si esto produce dolor o si cree que el tubo se va a salir de la piel, deténgase. Comience de nuevo con mayor suavidad.)

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique nuestro personal.

Cuándo debe llamar a su médico

Llame a su médico inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor nuevo o en aumento alrededor del tubo

  • Enrojecimiento, hinchazón o calor alrededor de la incisión o del tubo

  • Mal olor proveniente del drenaje

  • Vómitos

  • Fiebre de más de 101.5°F (38.5 °C)

  • Escape de líquidos de la incisión

  • Una incisión que no sane

  • Puntos que se aflojen

  • Se sale el tubo

  • Líquidos drenados que cambien de color rosado a color rojo oscuro

  • Un aumento o disminución repentina en la cantidad del drenaje (más de 30 mL)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.