Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para la hidrocefalia pediátrica

Contorno de un niño que muestra los ventrículos en el cerebro con una sonda desde el ventrículo hacia la parte trasera de la cabeza y el cuello, a través del pecho y hacia el abdomen. A su hijo le han diagnosticado hidrocefalia, un trastorno mediante el cual se acumula líquido en el cerebro.  Este trastorno algunas veces se describe como “agua en el cerebro”. El tratamiento más común para la hidrocefalia es la introducción de un derivador (shunt). El derivador es un tubo que drena el líquido desde el cerebro a otro lugar del cuerpo donde puede ser absorbido de manera segura. A continuación encontrará la información que necesita para el cuidado en su casa.

Cuidados en su casa

  • Déle a su hijo los medicamentos contra el dolor según le indique su
    proveedor de atención médica.  

  • Alimente a su hijo con la dieta usual.

  • Lave diariamente la incisión de su hijo con un jabón suave. Enjuague la incisión con agua y séquela suavemente con palmaditas.

  • Al regresar al hogar, permita que su hijo retome a sus actividades normales en forma gradual.

  • No permita que su hijo se sumerja en el agua (en la bañera o en una piscina) hasta que la incisión se encuentre completamente sana.

  • Si su hijo necesita una resonancia magnética ("MRI", por sus siglas en inglés), tenga en cuenta que los derivadores más modernos permiten que se realice este examen. Consulte a su proveedor de atención médica para asegurar esto.

Visitas de control

Programe una visita de control.

 

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si nota que su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Llantos de tono agudo o irritabilidad creciente

  • Problemas para mamar, beber o comer

  • Fiebre

  • Rigidez en el cuello (se niega a inclinar o mover el cuello o la cabeza)

  • Problemas para respirar

  • Convulsiones

  • Heridas en la cabeza

  • Dolor de cabeza o problemas de visión

  • Sangrado, secreción o pus en el sitio de la incisión

  • Vómitos o dolor de estómago

  • Confusión o más somnolencia de la normal

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.