Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Emergencias por quemaduras

La electricidad, los productos químicos, el vapor de agua, el agua muy caliente y el fuego pueden todos causar quemaduras graves. La atención médica que reciba por quemaduras depende del tipo y la gravedad de su lesión. Muchas quemaduras pueden tratarse sin hospitalización (atención ambulatoria). Si la quemadura requiere que le ingresen en un hospital, debería ser en un centro de atención de quemaduras. Las de extrema gravedad necesitan tratamiento en un centro de atención de quemaduras.

Corte transversal de la piel en donde se ve una quemadura de primer grado que afecta la capa superior de la piel, una quemadura de segundo grado que afecta las capas más profundas de la piel y forma una ampolla, una quemadura de tercer grado que destruye las capas más superficiales de la piel y afecta los tejidos profundos.

¿Cuándo debe acudir al departamento de emergencias?

En caso de quemaduras de segundo o tercer grado, quemaduras que afectan todo un brazo o una pierna, quemaduras causadas por electricidad o productos químicos, quemaduras de los ojos, la boca o las vías respiratorias, o cualquier quemadura que cubra zonas grandes del cuerpo, vaya al departamento de emergencias ("ED", por sus siglas en inglés) o llame de inmediato al 911.

¿Qué puede esperar en el ED?

Las siguientes son algunas medidas que se toman:

  • Se administran medicamentos para aliviar el dolor.

  • Se enfría la quemadura con paños húmedos.

  • Las quemaduras por productos químicos se enjuagan con agua. A veces se les aplican inyecciones de medicamentos.

  • La quemadura se lava y se elimina el tejido dañado. Podría aplicarse una pomada de antibiótico y cubrirse la quemadura con un apósito.

  • Se inyectan líquidos en el cuerpo con un acceso intravenoso (IV) colocado en una vena de un brazo o pierna no afectado por las quemaduras.

  • Si hubo inhalación de humo, las vías respiratorias podrían estar quemadas. En ese caso, podría colocarse un tubo en la tráquea, conectado a un ventilador (respirador), para facilitar la respiración. Quizás se haga una radiografía del pecho (tórax) para ver si los pulmones se han dañado a consecuencia de la inhalación de humo, o análisis de sangre y orina para revisar los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en el cuerpo.

Visitas de control

Es posible cuidar de algunas quemaduras en casa. Ya que las quemaduras se infectan con facilidad, es importante limpiarlas cuidadosamente y cambiar los apósitos. Las quemaduras muy profundas suelen requerir tratamiento médico a largo plazo en un centro de atención de quemaduras. Dependiendo de la gravedad de la quemadura, podrían requerirse injertos de piel para reemplazar el tejido dañado.

Tipos de quemaduras

Es probable que usted esté familiarizado con la clasificación tradicional de quemaduras de primer, segundo y tercer grado:

  • Las quemaduras de primer grado suelen ser leves, y afectan sólo la capa exterior de la piel (epidermis). Es probable que la piel se ponga roja y que la zona esté adolorida e hinchada. La mayoría de las quemaduras de sol son de primer grado.

  • Las quemaduras de segundo grado lesionan la segunda capa de la piel (dermis). La piel tendrá un color rojo intenso y podrían formarse ampollas. Estas quemaduras suelen ser muy dolorosas.

  • Las quemaduras de tercer grado afectan a todas las capas de la piel. Es posible que la grasa, los nervios, los músculos e incluso los huesos estén quemados. La piel podría estar carbonizada (de color negro) o tener un aspecto muy blanco. Es probable que el dolor sea muy intenso. Si hay daños en los nervios, tal vez no se sienta dolor en absoluto. 

Una clasificación más nueva usa denominaciones con base en la profundidad de la quemadura y la necesidad de realizar una intervención quirúrgica:

  • Las quemaduras superficiales comprometen la capa más superficial de la piel (epidermis). Son dolorosas y se ponen rojas, pero no aparecen ampollas.

  • Las quemaduras superficiales de espesor parcial comprometen la capa más superficial y la segunda capa (dermis) de la piel. Estas quemaduras generalmente provocan ampollas dentro de las 24 horas. Son dolorosas, rojas y supuran.

  • Las quemaduras profundas de espesor parcial llegan a la dermis más profunda y dañan los folículos pilosos y el tejido de glándulas. Duelen al presionarlas y las ampollas son húmedas o cerosas y de aspecto moteado o con manchas.

  • Las quemaduras de espesor completo atraviesan todas las capas de la piel y generalmente el tejido que está debajo. No se forman ampollas, pero la apariencia de la piel puede variar entre blanco y gris ceroso y negro carbonizado. 

  • Las quemaduras de cuarto grado son profundas y pueden poner en riesgo la vida. Atraviesan la piel y alcanzan los tejidos que están por debajo, los músculos o los huesos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.