Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Toracoscopia

Vista lateral de un torso masculino en el que se muestran lugares donde pueden hacerse las incisiones para una toracoscopia.

La toracoscopia (también conocida como “cirugía de toracoscopia video asistida” o “VATS”, por sus siglas en inglés) suele usarse para reparar un pulmón colapsado; examinar, hacer una biopsia y determinar la etapa de una masa en el pulmón; o para drenar líquido acumulado alrededor de los pulmones. Durante la toracoscopia, su cirujano le hace pequeñas incisiones en la pared del tórax para examinarle el interior del pecho y realizar procedimientos. Si por algún motivo no se puede continuar la toracoscopia, es posible que se recurra a la toracotomía (operación de cirugía abierta).

Preparativos para la cirugía

  • Hágale a su médico todas las preguntas que tenga sobre el procedimiento.

  • Hágase los análisis de sangre o cualquier otro examen que le haya indicado su médico.

  • Si usted fuma, deje de hacerlo de inmediato.

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando (incluyendo aspirina), y pregúntele si debe suspenderlos. No olvide mencionar cualquier vitamina, hierba medicinal u otro suplemento que esté tomando.

  • No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a la operación, o como le indiquen.

  • Preséntese puntualmente en el hospital el día de la cirugía.

El procedimiento quirúrgico

  • El anestesiólogo le pondrá anestesia general, para que se duerma y no sienta ningún dolor durante la operación. Luego, se le colocará cómodamente de costado.

  • Le harán varias incisiones pequeñas en el costado.

  • En una de las incisiones, el cirujano le insertará un instrumento delgado parecido a un tubo que contiene una cámara diminuta. Mediante esta cámara, el cirujano puede mirar el interior de sus pulmones en un monitor de video. Las otras incisiones permiten insertar instrumentos quirúrgicos.

  • Una vez terminado el procedimiento, podrían insertarle temporalmente uno o más tubos en el pecho, para drenar líquido y aire. Luego le cerrarán las incisiones con suturas o grapas.

Riesgos y complicaciones

El procedimiento VATS es, por lo general, seguro, pero, al igual que cualquier cirugía, presenta un pequeño riesgo de que haya complicaciones; por ejemplo:

  • Infección de la herida

  • Escape de aire a través de la pared pulmonar, lo cual requeriría una hospitalización más prolongada

  • Sangrado

  • Dolor o falta de sensación en el sitio de la incisión

  • Inflamación de los pulmones (pulmonía)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.