Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Radioterapia: Control de los efectos secundarios a corto plazo

La radioterapia utiliza rayos X o partículas de alta energía para destruir las células cancerosas. Como también puede afectar a las células normales, podrían surgir efectos secundarios como resequedad de la piel, cansancio o falta de apetito. En su mayoría, los efectos secundarios desaparecen al final de la radioterapia.

Tener efectos secundarios de la radioterapia no significa que el cáncer está empeorando ni que la terapia es ineficaz.

El cuidado de la piel

Es posible tener reacciones de la piel en los sitios del cuerpo que reciben la radiación, como resequedad, picazón, enrojecimiento y despellejamiento, u oscurecimiento de la piel (como si estuviera bronceada). Para cuidar su piel:

  • No se restriegue ni use jabón en la zona de tratamiento.

  • Pregúntele a su equipo qué loción puede usar.

  • Evite exponer el área tratada al sol; pregunte a los miembros del equipo si puede usar protector solar.

  • No se quite las marcas de tinta a menos que se le indique que puede hacerlo. Cuando se bañe, no se restriegue ni use jabón en las marcas; deje que el agua les corra por encima y luego séqueselas sin restregar.

  • Protéjase la piel contra el calor y el frío. Evite las tinas de hidromasaje, baños sauna, almohadillas calientes, empaques de hielo, etc.

  • Póngase ropa suave y holgada para no rozar la piel.

Para combatir el cansancio

Usted podría sentirse cansado, ya sea por los efectos del cáncer como por la radioterapia. Su cuerpo está trabajando duro para sanar y repararse. Para sentirse mejor:

  • Haga ejercicios ligeros todos los días; por ejemplo, dé paseos cortos.

  • Planifique sus tareas para las horas en que tiende a tener más energía. Pida ayuda cuando la necesite.

  • Podrá dormir mejor si se relaja antes de acostarse. Pruebe a leer o escuchar música suave.

  • Asegúrese de que su equipo de atención del cáncer sepa si usted continúa sintiendo fatiga que no mejora, que pueden haber maneras de ayudar.

La falta de apetito

Hable con su equipo de radioterapia si le cuesta comer o no tiene apetito. Tal vez le remitan a un nutricionista, que se especializa en planificar las comidas. Para conservar las fuerzas, es preciso que usted se alimente bien y mantenga su peso; piense que comer bien es una parte de su tratamiento. Siga estos consejos:

  • Coma despacio.

  • Coma porciones pequeñas varias veces al día.

  • Coma más cuando se siente mejor, incluso si no es hora de comidas

  • Pida a otros que lo acompañen cuando come.

  • Compre una buena provisión de alimentos fáciles de preparar.

  • Coma alimentos ricos en proteínas y calorías.

  • Beba mucha agua y otros líquidos.

  • Consulte con su proveedor de atención médica antes de tomar vitaminas.

Efectos secundarios en sitios específicos

  • Puede caérsele el pelo en el área tratada. El pelo suele volver a crecer después del tratamiento.

  • Si está recibiendo tratamiento en la cabeza o el cuello, podría secársele o dolerle la boca o la garganta. Beba sorbos de agua fresca para calmar estas molestias.

  • Si está recibiendo radiación en la región pélvica, podría tener náuseas o molestias intestinales. Informe a su médico si tiene diarrea o estreñimiento; tal vez le receten un medicamento o le pidan que siga una dieta especial.

Hable con su equipo de atención médica

La radioterapia también puede provocar otros efectos secundarios, incluso algunos que pueden aparecer hasta años más tarde. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre lo que puede esperar con el tipo de radioterapia que le están administrando, incluyendo cuándo debe llamarlos debido a alguna inquietud,

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.