Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El día de la craneotomía

La craneotomía es una apertura quirúrgica del cráneo para el tratamiento de diversos tipos de problemas del cerebro. Se utilizan herramientas especiales para extraer un trozo del cráneo y permitir el acceso al cerebro para el tratamiento quirúrgico. Los motivos más habituales para realizar una craneotomía son el traumatismo craneal por golpes o una lesión penetrante al cráneo, los tumores, los aneurismas, las malformaciones arteriovenosas (MAV) y los abcesos cerebrales.

Llegue al hospital a horario. Es posible que todavía le quede alguna preocupación y que se sienta un poco nervioso; su equipo de atención médica tratará de contestar todas sus preguntas y hará lo posible para tranquilizarle.

Justo antes de la operación

Vista lateral de una cabeza en la que puede verse el cráneo. Se muestran cuatro pequeños orificios en el cráneo que forman un rectángulo. El hueso que está dentro del rectángulo se extrae.

El proveedor de atención médica encargado de su anestesia hablará con usted antes de la operación. Le administrarán anestesia general para que “duerma” durante la operación. En algún momento le pondrán una sonda intravenosa (IV) en su brazo, la cual suministra medicamentos y líquidos que usted necesita. En muchos casos, se depila o recorta el pelo de una parte o toda la cabeza, para disminuir el peligro de infección.

Acceso al cerebro

El cirujano hace una incisión en su cuero cabelludo. Luego taladra el cráneo, haciéndole unos agujeros del tamaño de una moneda pequeña, y corta y extrae el hueso del área definida por los agujeros. A continuación, el cirujano abre la duramadre para exponer el cerebro. El paso siguiente dependerá del problema que tenga. En algunos casos, podrían estimularse algunos nervios mientras se vigila la respuesta del cerebro; esto se hace para evitar que la operación dañe el tejido normal del cerebro.

Conclusión de la craneotomía

Una vez que se logra el objetivo de la operación, se cierra la duramadre que cubre el cerebro. En ocasiones, se coloca un sustituto de la duramadre. Generalmente, la parte del cráneo que habían sacado se regresa a su posición, sujetándola con una malla de alambre o placas de metal con tornillos. Si el cerebro está muy inflamado, el cirujano podrá preferir no colocar la tapa de hueso, podrá colocarse más adelante. A veces, se utiliza una malla de metal si no se puede utilizar de nuevo el hueso o si está infectado (se conoce como osteomielitis). Si queda sangre o líquido en el tejido cerebral, es posible que se inserte un tubo de drenaje a través de uno de los agujeros de taladro por unos cuantos días. En la mayoría de los casos, los agujeros de taladro se rellenan o se tapan justo después de la operación con placas de metal antes de suturar la piel. Por último, se cierra la incisión de la piel con puntos o grapas.

 

Riesgos de la cirugía

Los riesgos de una craneotomía son:

  • Convulsiones (sacudidas o pérdida del conocimiento) 

  • Infección

  • Pérdida de la memoria o confusión

  • Hinchazón o derrame en el cerebro

  • Coágulos de sangre

  • Pérdida de sentidos, incluso la visión

  • Debilidad o parálisis

  • Muerte

 

Nota para los familiares y amigos

Durante la operación, puede esperar en una sala cercana. La craneotomía suele tardar de 3 a 5 horas, o más. Si es posible, encárguese de que haya siempre una persona en la sala de espera para recibir cualquier noticia. El médico saldrá a hablar con usted tan pronto termine la operación; también se le dirá cuándo puede visitar a su ser querido.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.