Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dilatación y legrado

Su proveedor de atención médica le ha recomendado hacerse una dilatación y legrado (D y L), un procedimiento común que ayuda a obtener más información sobre los problemas del interior de su útero. También puede hacerse para tratar un aborto espontáneo. Durante una D y L, se ensancha o dilata el cuello uterino (abertura del útero) y se extraen muestras de tejido del endometrio (revestimiento del útero) mediante un instrumento denominado “legra” o cureta, o mediante succión. En muchos casos, la D y L se efectúa para encontrar la causa de sangrado vaginal anormal; otras veces este procedimiento se hace como forma de tratamiento.Imagen de una cirugía. Se ve una mujer sobre la mesa de operaciones; la rodean proveedores de atención médica 

Es usual que se practique una histeroscopia (un procedimiento para el que se utiliza un instrumento pequeño para observar el interior del útero) junto con la D y L en relación con un problema ginecológico. Ambos procedimientos se pueden realizar en un quirófano o en el consultorio del proveedor de atención médica, según el proveedor que esté a cargo.

Prepárese para la D y L

  • Pida a un familiar o amigo adulto que la lleve a su casa después del procedimiento.

  • No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a la D y L (a menos que su proveedor de atención médica le dé una indicación diferente).

Durante la D y L

Justo antes de su D y L, puede que le administren un medicamento para evitar el dolor; posiblemente por medio de una sonda IV. Durante el procedimiento quizás esté despierta (pero relajada), o completamente dormida. El tipo de anestesia que se emplea variará según el lugar donde se realice el procedimiento, que no se iniciará hasta que haya surtido efecto el medicamento contra el dolor. Durante la D y L:

Corte transversal del útero

  • Mediante unos instrumentos, se mantiene abierta la vagina y se estabiliza el útero. Se ensancha el conducto cervical con unos dispositivos cónicos denominados dilatadores.

  • Generalmente se introduce un histeroscopio (telescopio delgado y flexible o rígido) en la vagina para tomar imágenes del interior del útero. Esto le permite a su proveedor de atención médica observar el interior del útero.

  • Se inserta la cureta o el dispositivo de succión en el útero y se toman muestras de varias zonas, las que se enviarán a un laboratorio para su análisis.

Después de la D y L

  • Descansará unos momentos en una sala de recuperación.

  • Por unas horas después de la D y L, es probable que tenga algunos cólicos, que podrá controlar con un analgésico de venta sin receta.

  • Tal vez tenga sangrado leve por algunas semanas; use toallas sanitarias en vez de tampones.

  • Durante aproximadamente una semana, dúchese en vez de bañarse en tina. Pregunte a su proveedor de atención médica si debe evitar el ejercicio o las relaciones sexuales por cierto tiempo.

Riesgos y complicaciones

Aunque la D y L rara vez causa complicaciones, sí conlleva algunos riesgos, al igual que cualquier procedimiento. Antes de su D y L, su proveedor de atención médica le explicará los riesgos del procedimiento. Le pedirán que firme un formulario de consentimiento. Los riesgos pueden incluir:

  • Infección

  • Sangrado abundante

  • Perforación de la pared uterina o lesión a los órganos cercanos

  • Puede formarse tejido cicatricial que haga que el revestimiento del útero se adhiera a sí mismo. Esto puede ocasionar problemas con el flujo menstrual o dificultades para que pueda quedar embarazada en el futuro. A esto se lo conoce como síndrome de Asherman.

  • Necesidad de hacerse otras pruebas o procedimientos

  • Riesgos asociados a la anestesia (el medicamento que la hace dormir durante la cirugía)

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Sangrado abundante (que empapa más de una toalla sanitaria por hora).

  • Fiebre de más de 101° F (38.33° C).

  • Cólicos, sensibilidad al tacto o dolores abdominales cada vez mayores.

  • Secreción maloliente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.