Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Obstrucción de la trompa de Eustaquio (niño)

La trompa de Eustaquio se encuentra detrás del tímpano. Conecta el oído medio con la parte posterior de la garganta, y suele estar normalmente cerrada, pero se abre al bostezar o al tragar. Esto ayuda a que la presión de aire que hay en el oído medio sea igual a la que hay afuera del oído. Esta trompa también permite que drene la mucosidad que haya dentro del oído medio. Cuando la trompa está bloqueada, se dice que hay una obstrucción de la trompa de Eustaquio. Es común en los bebés, porque sus trompas son pequeñas y están aun formándose.

Una trompa de Eustaquio bloqueada provoca presión, dolor y pérdida de audición. Puede que los sonidos se oigan atenuados, y que el oído se sienta bloqueado. Si su hijo todavía no habla, puede ser que llore y se tire de las orejas. Si su hijo es más grande, puede que se queje de dolor, mareo, presión en el oído o de dificultades para oír. Es posible que el niño oiga zumbidos u otro ruido en los oídos. Una obstrucción a veces puede ocasionar una infección de oído.

El bloqueo suele irse por sí solo sin tratamiento. O puede ser que sea necesario un tratamiento para ayudar a reducir la inflamación dentro de la trompa de Eustaquio. El tratamiento puede incluir un descongestivo nasal, antihistamínicos, un espray para la nariz (esteroide recetado o solución salina de venta libre) o un tratamiento para la alergia. Una infección de oído puede tratarse con antibióticos. Una obstrucción en la trompa de Eustaquio suele ser un problema temporal. En ciertos casos, puede ser necesaria una cirugía para colocar un tubo especial en el tímpano. Este tubo ayuda a que salga el líquido del oído medio. Así se puede reducir el riesgo de pérdida de la audición y futuras infecciones de oído. 

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de su hijo en su casa:

  • El proveedor de atención médica de su hijo puede recetarle medicamentos para reducir el líquido y la inflamación, o para tratar una infección de oído. Siga las instrucciones del médico para darle estos medicamentos a su hijo.

  • Mientras le da el biberón, mantenga derecha la cabeza del bebé para evitar que la fórmula entre en la trompa de Eustaquio.

  • Mantenga el canal auditivo de su hijo seco. Haga que el niño use tapones en los oídos cuando se bañe o cuando juegue en una piscina.

  • Enséñele a su hijo a tragar o a bostezar para abrir las trompas y equilibrar la presión.

  • Tome medidas para reducir la presión en las trompas de Eustaquio, la cual causa dolor, cada vez que viaje en avión. Durante un viaje en avión, puede acumularse presión en las trompas de Eustaquio, especialmente, cuando el avión despega y cuando aterriza. Esto puede ser particularmente doloroso para los niños pequeños. Si tiene un niño pequeño, dele el biberón o amamántelo durante el despegue y el aterrizaje del avión. Si su hijo es más grande, enséñele a tragar o a bostezar para abrir las trompas y equilibrar la presión.

     

Visita de control

Haga un seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo o según le hayan indicado.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si:

  • Su hijo tiene hasta tres meses de edad y presenta fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más. Es posible que deba verlo un proveedor de atención médica.

  • Su hijo, de cualquier edad, tiene temperaturas superiores a 104 ºF (40 ºC) una y otra vez.

También llame inmediatamente al proveedor de atención médica de su hijo si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Pérdida de audición o dificultades para oír

  • Síntomas con una duración de más que unas pocas semanas

  • Empeoramiento del enrojecimiento o la hinchazón del oído

  • Empeoramiento del dolor

  • Salida de líquido maloliente del oído

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.