Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Traumatismo dental (niño)

Un golpe en la boca puede dañar los dientes. Se llama traumatismo dental. Los dientes se pueden aflojar, caer o romper. También pueden ser empujados hacia dentro de su alvéolo dental (cavidad). Es posible que los tejidos del interior de la boca se lastimen. Y, en muy pocos casos, se lesiona la mandíbula. Un traumatismo dental puede causar mucho sangrado, dolor e hinchazón. Los dientes de leche que se lastiman o caen no se vuelven a colocar en su lugar. Si el diente es permanente y se salió con un golpe, se volverá a colocar en su alvéolo si es posible.

Un traumatismo en un diente puede atemorizar, ya que causa mucho sangrado, dolor e hinchazón. En caso de traumatismo dental, se debe buscar atención médica lo antes posible. Coloque un diente roto o salido en un recipiente pequeño con leche. No use agua del grifo, porque puede dañar el diente en un tiempo corto. También puede usar una solución especial salvadientes que puede tener en el botiquín de primeros auxilios de su casa. Lleve el recipiente a la sala de emergencias (“ED”, por sus siglas en inglés).   

Cuidados en la casa

El proveedor de atención médica de su hijo puede recetarle medicamentos para el dolor y para prevenir una infección. Siga todas las instrucciones para darle esos medicamentos a su hijo. Si le recetan un antibiótico, asegúrese de darle todo el medicamento por la totalidad de los días indicados hasta que se termine. Continúe dándole el medicamento aunque su hijo ya no tenga síntomas.

Cuidados generales:

  • Aplique una compresa fría o de hielo durante 20 minutos varias veces por día. Ayuda a calmar el dolor y bajar la hinchazón. Cubra la compresa con un paño delgado y seco antes de colocarla sobre la piel de su hijo.

  • Sírvale a su hijo alimentos blandos hasta que se sienta mejor. Es posible que al niño le resulte difícil masticar alimentos duros por algunos días.

  • Observe si su hijo presenta signos de infección (vea más abajo).

Nota especial para los padres

Para ayudar a prevenir las lesiones dentales, siga las instrucciones que encontrará debajo.

Bebés de 0 a 11 meses de edad:

  • No use andaderas para bebés o úselas con cuidado, porque pueden causar caídas con la consecuencia de un traumatismo dental.

Niños a partir de los 11 meses de edad:

  • Enseñe a su hijo a no empujar a otros niños mientras están jugando.

  • Haga que su hijo use un casco y un protector bucal cuando practique deportes, monte bicicleta, ande en patineta o en patines de ruedas.

  • Enseñe a su hijo a usar la escalera para salir de las piscina.

  • No permita que su hijo salte de una hamaca en movimiento.

  • Enseñe a su hijo a ser cuidadoso con sus dientes y los dientes de sus amigos mientras están jugando.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta

  • Dolor continuo/sordo en un diente

  • Diente sensible al frío

  • Dolor de cabeza, mareo o confusión

  • Enrojecimiento o inflamación alrededor del diente

  • Empeoramiento del dolor

  • Sale líquido de la zona que rodea el diente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.