Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Blefaritis (Niño)

Es la inflamación de los párpados. Generalmente se origina en una infección por bacterias o una afección de la piel. La blefaritis es una afección común de los ojos. Existen dos tipos. La blefaritis anterior se presenta en la línea donde nacen las pestañas (borde frontal exterior del ojo). La blefaritis posterior afecta al borde interno del párpado que toca el globo ocular. 

Además de los párpados hinchados, los síntomas de blefaritis pueden incluir escamas tipo caspa gruesas y amarillas que se adhieren al párpado. Es posible que haya también zonas grasosas en el párpado. Las pestañas pueden tener costras (con escamas tipo caspa) cuando su hijo se despierta. La zona irritada puede dar comezón. Los párpados pueden verse rojos. Los ojos pueden estar rojos y arder o dar puntadas. Es posible que los ojos lloren mucho o estén secos. Algunos niños pueden comenzar a mostrar sensibilidad a la luz o visión borrosa. Los síntomas de blefaritis pueden causar irritabilidad en los niños.

Los párpados afectados se tratan con una buena higiene y quitando cuidadosamente las costras. En los casos graves, quizás sea necesario tratar la infección con antibióticos. Un episodio puede tardar de dos a ocho semanas en desaparecer.

Causas

Otras causas de blefaritis pueden incluir:

  • Problemas de las glándulas sebáceas del párpado (glándulas meibomianas)

  • Caspa del cuero cabelludo y las cejas (dermatitis seborreica)

  • Acné rosácea (una afección de la piel que causa enrojecimiento de la cara)

  • Ácaros de las pestañas (organismos diminutos presentes en los folículos de las pestañas)

  • Reacciones alérgicas a cosméticos o medicamentos

Cuidados en la casa

Medicamentos: Es posible que le den medicamentos antibióticos en forma de gotas para los ojos o pomada, lágrimas artificiales y/o gotas de esteroides para los ojos para tratar la infección de su hijo. Siga todas las instrucciones para darle este medicamento. Si su hijo tiene dolor, puede darle el medicamento analgésico (calmante) siguiendo el consejo del proveedor de atención médica del niño. No le dé aspirina. Esta puede causar problemas que son infrecuentes pero muy serios en los niños. Tampoco le dé ningún otro medicamento sin preguntarle primero al proveedor de atención médica de su hijo.

  • Uso de gotas para los ojos: Aplique las gotas en la esquina del ojo en donde el párpado se encuentra con la nariz. Las gotas se acumularán en esta zona. Cuando su hijo parpadee o abra su párpado, las gotas fluirán hacia dentro del ojo. Use la cantidad exacta de gotas que le recetaron. Tenga cuidado de no tocar el ojo ni las pestañas con el gotero.

  • Uso de pomada: Si le recetaron gotas y pomada, aplique primero las gotas. Espere tres minutos y luego aplique la pomada. Así, cada medicamento tendrá tiempo de hacer efecto. Para aplicar la pomada, comience estirando con delicadeza el párpado inferior hacia abajo. Coloque una línea fina de pomada a lo largo del interior del párpado. Comience por la esquina cercana a la nariz y vaya moviéndose hacia afuera. Cierre el párpado. Quite el exceso de medicamento barriendo desde la zona de la nariz hacia afuera. Esto se hace para mantener los ojos lo más limpios posible. Pida a su hijo que mantenga el ojo cerrado por uno o dos minutos para que el medicamento tenga tiempo de cubrir el ojo. La pomada para los ojos puede nublar la vista. Esto es normal. Aplique la pomada justo antes de que su hijo se vaya a dormir. Si es un bebé, es posible que sea más fácil aplicarle la pomada mientras esté durmiendo. 

Cuidados generales

  • Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de atender los ojos de su hijo.

  • Aplique una compresa tibia o un paño húmedo y tibio sobre los párpados de su hijo durante un minuto de dos a cuatro veces por día. Luego quite las escamas o costras de los párpados.

  • Luego de aplicar la compresa tibia, frote suavemente la base de las pestañas de su hijo por alrededor de 15 segundos en cada párpado. Hágalo con los ojos de su hijo cerrados y usando una toallita de limpieza de párpados, un paño limpio o un hisopo de algodón húmedos. Consulte al proveedor de atención médica de su hijo sobre productos (como champú para bebés que no irrite los ojos) que ayuden a limpiar los párpados. 

  • Es posible que le indiquen que masajee suavemente el párpado de su hijo para desbloquear las glándulas. Siga todas las instrucciones que haya recibido del proveedor de atención médica.

  • Limpie el párpado si tiene muchas costras. Use agua tibia y una cantidad pequeña de champú suave para bebés (1 parte de champú en 10 partes de agua) o un removedor de costras de párpados que le recomiende el proveedor de atención médica de su hijo. Ponga la solución en una toallita limpia o una almohadilla de gasa. Limpie suavemente las pestañas y los bordes de los párpados. No toque el ojo y limpie con suavidad para evitar causar irritación. Enjuague bien el párpado si usó champú.

  • Trate de evitar que su hijo se restriegue los ojos.

  • A menos que le indiquen lo contrario, limpie regularmente los párpados de su hijo (mientras están cerrados) según las instrucciones del proveedor de atención médica. La blefaritis puede ser un problema crónico (permanente).

  • Según corresponda, su hijo no debe usar maquillaje para los ojos hasta que se haya ido la inflamación o por el tiempo que le indique su proveedor de atención médica.

  • Según corresponda, su hijo no debe usar lentes de contacto hasta que termine el tratamiento. 

  • Anime a su hijo para que lave sus manos con frecuencia. Esto ayuda a bajar las probabilidades de que la suciedad y las bacterias entren en contacto con el párpado. 

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo o siga las recomendaciones que recibió. La blefaritis requiere exámenes de control periódicos. Es posible que remitan a su hijo a un proveedor de atención médica especializado en el cuidado de los ojos (un optometrista o un oftalmólogo) para realizar una evaluación más profunda y recibir tratamiento.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

En el caso de un niño sano, llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Su hijo de cualquier edad tiene picos de fiebre repetidos de más de 104º F (40º C).

  • Su hijo es menor de dos años y presenta fiebre de 100.4º F (38º C) que continúa por más de un día.

  • Su hijo tiene dos años o más y tiene una fiebre de 100.4º F (38º C) que continúa por más de tres días. 

  • Los síntomas empeoran.

  • A su hijo le duelen los ojos.

  • Aumenta el enrojecimiento en la parte blanca del ojo.

  • Su hijo experimenta un cambio de la visión (problemas para ver o visión borrosa)

  • Comienza a salir sangre o pus de los párpados.

  • Empeora la hinchazón, el enrojecimiento, la irritación o el dolor de párpados.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.