Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Artralgia (niño)

Si las articulaciones se hinchan y duelen, se trata de una afección que se llama artralgia. Es posible que una o más articulaciones resulten afectadas al mismo tiempo. El dolor probablemente esté manifestando un problema en la articulación. O quizás sea un dolor referido causado por otro problema en esa zona. Las rodillas, las caderas o los tobillos resultan afectados con más frecuencia que las articulaciones de los brazos. Este dolor articular no es el mismo que el dolor de la artritis.

Existen muchos factores que causan dolor en las articulaciones de los niños. Las causas comunes incluyen dolores crecientes, uso excesivo o lesión deportiva, o una infección por bacterias. La varicela, las paperas y hasta la gripe también pueden causar dolor articular. Algunos trastornos autoinmunitarios pueden causar dolor articular y es necesario descartar si alguno de estos es la causa.

Se necesita realizar un examen detallado para determinar la causa de la artralgia. Se pueden realizar varias pruebas, por ejemplo, análisis de laboratorio o de diagnóstico por imágenes. A veces se aspira líquido de la articulación dolorida para realizar pruebas. Los niños menores de ocho años de edad pueden necesitar un sedante intravenoso (IV) o anestesia general para realizar este procedimiento. Los niños mayores de ocho años probablemente reciban anestesia local. Si la causa del dolor articular todavía es incierta, es posible que remitan al niño a un especialista para que lo evalúe.

La artralgia puede desaparecer por su cuenta. Se pueden indicar medicamentos para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.

Cuidados en la casa:

Medicamentos: Es posible que el médico recete medicamentos para la inflamación y el dolor. Siga las instrucciones del médico para darle estos medicamentos a su hijo.

Cuidados generales:

  1. Haga descansar la articulación según sea necesario. Se la puede apoyar sobre una almohada para que esté cómoda.

  2. Permita que su hijo vuelva a sus actividades normales cuando pueda.

  3. Asegúrese de que su hijo siga una dieta saludable y que beba mucho líquido.

  4. Lleve un registro del momento del día en que el niño se queja del dolor articular. Es posible que el dolor sea más frecuente por la mañana, por la tarde o por la noche. Esta información le ayudará a su médico a llegar a un diagnóstico preciso.

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si ocurre algo de lo siguiente:

  • Fiebre de más de 100.4 °F (38.0 °C)

  • Dolor creciente o continuo, hinchazón, enrojecimiento o calor en la articulación

  • Aumento de la cantidad de articulaciones afectadas

  • Desinterés o disminución del interés en actividades

  • Pérdida de peso o cambios en la piel, como por ejemplo aspecto de cuero

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.