Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Rinitis alérgica (Niño)

La rinitis alérgica es una reacción alérgica que afecta la nariz y, con frecuencia, los ojos. Se la suele conocer como alergia nasal. Es frecuente que las alergias nasales se deban a elementos que están presentes en el medioambiente y se respiran. Según a qué sea sensible el niño, las alergias nasales pueden presentarse únicamente durante ciertas estaciones. O también pueden ocurrir durante todo el año. Los alérgenos comunes de interior incluyen los ácaros del polvo, el moho, las cucarachas y la caspa de las mascotas. Los alérgenos de exterior incluyen el polen de los árboles, los pastos y las hierbas.

Los síntomas son, por ejemplo, goteo nasal, congestión y comezón en la nariz. También incluyen estornudos, ojos rojos y con comezón, y areolas oscuras ("ojeras alérgicas") debajo de los ojos. Además, el niño puede estar irritable y cansado. Las alergias fuertes también pueden afectar la respiración del niño y desencadenar una afección llamada asma.

Se pueden realizar pruebas para detectar qué alérgenos están afectando a su hijo. Es posible que remitan a su hijo a un especialista en alergias para que lo evalúe y le haga pruebas.

Cuidados en su casa

Probablemente el proveedor de atención médica recete medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas de alergia. Siga las instrucciones para darle estos medicamentos a su hijo.

Pida consejo al proveedor sobre cómo evitar las sustancias a las que es alérgico su hijo. Los siguientes son algunos consejos para cada tipo de alérgeno.

  • Caspa de mascota:

    • No tenga mascotas con pelaje o plumas.

    • Si no puede evitar tenerlas, manténgalas fuera del dormitorio del niño y de los muebles tapizados.

  • Polen:

    • Cambie la ropa del niño después de que juegue al aire libre.

    • Lave y seque el cabello del niño todas las noches.

  • Ácaros del polvo en la casa:

    • Lave la ropa de cama todas las semanas con agua caliente y detergente o séquela en un ambiente caliente.

    • Cubra el colchón, el somier y las almohadas con fundas antialérgicas.

    • Si es posible, haga que su hijo duerma en un cuarto que no tenga tapete, cortinas ni muebles tapizados.

  • Cucarachas:

    • Guarde la comida en recipientes cerrados herméticamente.

    • Saque la basura de su casa rápidamente.

    • Arregle las filtraciones de agua.

  • Moho:

    • Mantenga bajo el nivel de humedad usando un deshumidificador o el aparato de aire acondicionado. Mantenga el deshumidificador y el aire acondicionado limpios y sin moho.

    • Limpie áreas que tengan moho con agua y blanqueador.

  • En general:

    • Pase la aspiradora una o dos veces por semana. Si es posible, use una aspiradora que tenga un filtro de aire de alta eficiencia para partículas ("HEPA", por sus siglas en inglés).

    • No fume cerca de su hijo. Mantenga a su hijo alejado del humo del cigarrillo. Ese humo es irritante y puede empeorar los síntomas.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el proveedor de atención médica o nuestro personal. Si a su hijo lo remitieron a un especialista en alergia, pida la cita sin demora.

Cuándo debe buscar atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Tos o silbidos al respirar

  • Fiebre superior a 100.4° F (38° C)

  • Continuidad de los síntomas, síntomas nuevos o empeoramiento de los síntomas

Llame al 911 de inmediato si su hijo presenta los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar

  • Urticaria (bultos rojizos)

  • Hinchazón grave de la cara o comezón intensa de los ojos o la boca 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.