Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Ingestión de alcohol (Niño)

Los niños pequeños se meten todo tipo de cosas en la boca. Los niños mayores a veces pueden consumir sustancias por curiosidad. Es común que los niños traguen alcohol accidentalmente. Incluso una cantidad pequeña de alcohol puede causar intoxicación en los niños. Esto puede dar lugar a un trastorno grave y a veces puede llegar incluso a causar la muerte.

El cuerpo de los niños absorbe el alcohol rápidamente, a veces en menos de 30 minutos. El alcohol afecta el sistema nervioso central. Los síntomas pueden consistir en confusión, vómito y convulsiones. El niño puede tener dificultad para respirar, y tener la piel enrojecida o pálida. El alcohol reduce el reflejo de la náusea, lo cual puede producir atragantamiento. También puede causar un bajo nivel de azúcar en los niños. Todo esto puede resultar en estado de coma a consecuencia del alcohol y/o del bajo nivel de azúcar.

La ingestión de alcohol puede ocurrir cuando se dejan bebidas alcohólicas al alcance del niño. Pero el alcohol también se encuentra en otros líquidos, como las bebidas energizantes, los enjuagues bucales, algunos medicamentos para el resfriado y los desinfectantes para las manos. También hay alcohol en los perfumes, colonias, lociones y ciertos productos de limpieza. Incluso una pequeña cantidad de alcohol puede ser suficiente para producir síntomas en los niños pequeños. La simple inhalación de alcohol normal de farmacia puede causar trastornos.

Si un niño ha consumido alcohol, necesita recibir tratamiento enseguida. Es posible que le administren glucosa por vía intravenosa. Algunas veces se extrae el contenido del estómago usando un tubo. El niño se mantendrá en observación hasta que se recupere. Algunos niños pueden requerir una evaluación más profunda. Si se sospecha de negligencia, es posible que notifiquen a los servicios de protección infantil.

Prevención

  • Sepa cuáles son los productos que contienen alcohol en su casa.

  • Mantenga todos los productos que contienen alcohol fuera del alcance de su hijo. La mejor manera de guardarlos es en armarios cerrados con llave. Todos los productos se deben mantener en sus recipientes originales y con sus etiquetas.

  • Deseche las bebidas alcohólicas que queden sin terminar en los vasos. Evite dejarlas sobre una mesa.

  • Vuelva a poner todos los productos peligrosos, incluso los que contienen alcohol, en armarios cerrados con llave inmediatamente después de usarlos.

  • Deseche los recipientes usados en un lugar donde su hijo no pueda alcanzarlos.

  • Enseñe a su hijo sobre los peligros de probar cualquier sustancia sin su permiso. 

Visitas de control

Asista a las visitas de seguimiento con su proveedor de atención médica o según le hayan recomendado.

Nota especial para los padres

El número de teléfono del Centro de Control de Envenenamientos (National Poison Control Center) es 800-222-1222. Anótelo y manténgalo cerca del teléfono. Llame a ese número y al 911 inmediatamente si sospecha que su hijo ingirió alcohol.

Llame al 911

Comuníquese enseguida con su servicio local de emergencias si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Dificultad para respirar o respiración irregular y lenta

  • Ahogo

  • Dolor de pecho

  • Somnolencia extrema

  • Sangrado profuso o vómitos de sangre

  • Problemas para despertarse

  • Desmayos o pérdida del conocimiento

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Convulsiones

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si su hijo presenta alguno de los siguientes síntomas.

  • Vómitos

  • Confusión

  • Aturdimiento, dificultad para articular las palabras, para caminar normalmente o para pensar con claridad

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.