Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Aneurisma Aórticoabdominal (Estable)

La aorta es la arteria principal del cuerpo. Su función es transportar sangre oxigenada desde el corazón hacia la parte baja del abdomen, donde se divide en vasos sanguíneos más pequeños. Un aneurisma es un ensanchamiento o dilatación de la pared de una arteria, en este caso, de la aorta. Esto sucede porque hay una parte debilitada en la pared de la arteria que puede empezar a deteriorarse. Esto permite que la arteria se ensanche o infle creando un aneurisma, el cual puede permanecer estable y no causar problemas, o se puede expandir aún más y agrandar. Si esto sucede, puede afectar el flujo de sangre a diferentes órganos. También puede haber un escape o ruptura (cuando se revienta) causando sangrado interno e incluso la muerte.

Hay muchas cosas que pueden causar un aneurisma aórtico, incluyendo:

  • Aterosclerosis

  • Hipertensión

  • Una lesión

  • Una infección

  • El síndrome de Marfan (que es un trastorno hereditario que más comúnmente afecta el corazón, los ojos, os vasos sanguíneos y el esqueleto).

Los factores de riesgo que han sido asociados con un aneurisma aórtico incluyen:

  • Aterosclerosis

  • Hipertensión

  • Edad avanzada

  • Historial familiar

  • Colesterol elevado

  • Obesidad

  • Uso de tabaco

  • Se da más en los hombres que en las mujeres

La mayoría de los aneurismas aórticos no causan síntomas hasta que empiezan a expandirse rápidamente o se rompen. Por consiguiente, la mayoría de los aneurismas se descubren con exámenes o pruebas que se hacen por otro motivo (como una radiografía, una ecografía o una tomografía computarizada). Cuando existen síntomas, pueden ser vagos e incluir:

  • Dolor profundo y constante en el abdomen y la espalda

  • Sensación de pulsación en el abdomen

  • Debilidad

  • Mareos, desmayos

  • Baja presión arterial

Una vez que se presenten los síntomas, es importante prestarles atención. Un aneurisma en expansión provoca síntomas en el abdomen, la espalda, el costado o la ingle, que al principio aparecen y desaparecen, o que se vuelven constantes. Cuando un aneurisma se rompe, puede haber un dolor repentino en el abdomen, la espalda o la ingle, seguido de debilidad, mareo y pérdida del conocimiento a medida que la presión arterial desciende y ocurre un estado de shock. Esta es una condición fatal a no ser que se haga una cirugía de inmediato.

Un aneurisma pequeño raramente se rompe y con frecuencia puede ser tratado con medicamentos para bajar la presión arterial y reducir la tensión sobre la pared aórtica. Las ecografías o las tomografías computarizadas de rutina pueden determinar si el aneurisma requiere cirugía. El tratamiento quirúrgico involucra remover una sección de la aorta donde se encuentra el aneurisma y remplazarla con un injerto aórtico (vaso sanguíneo artificia). Una alternativa quirúrgica más nueva, la cual puede usarse en ciertos casos, involucra la colocación de un stent (malla tubular de alambre) en el interior de la aorta para dar apoyo a la pared y reducir la tensión sobre el aneurisma. Raramente, se puede formar un coágulo en el interior del aneurisma aórtico sin producir síntomas. Un trozo del coágulo puede desprenderse y pasar a un vaso sanguíneo más pequeño en los intestinos o las piernas y causar dolor y pérdida de flujo sanguíneo a esa parte.

Si se ha identificado un pequeño aneurisma que no requiere cirugía, usted aún debe cambiar cualquier factor de su estilo de vida que puede mejorar su estado general de salud cardiovascular. Esto incluye cosas como una alimentación saludable, perder peso, dejar de fumar y bajar su nivel de colesterol.

Cuidados en el hogar

  • Su aneurisma es pequeño y no requiere cirugía; su proveedor de atención médica le hará revisiones periódicas de control como paciente externo, con pruebas de ecografía para medir el tamaño del aneurisma cada 6 meses.

  • Usted puede reanudar su nivel normal de actividad.

  • Para mejorar su salud cardiovascular, siga estos pasos:

    • Si tiene sobrepeso, comience un programa para perder peso.

    • Si tiene alta presión arterial, reduzca su consumo de sal. Evite los alimentos con alto contenido de sal y no añada sal a su comida en la mesa. Use solo pequeñas cantidades de sal cuando cocine.

    • Comience un programa de ejercicio. Hable con su médico acerca del programa de ejercicio más adecuado para usted. No tiene por qué ser algo difícil. Incluso una caminata a paso rápido durante 20 minutos tres veces al día es una buena forma de ejercicio.

    • Evite los medicamentos que contengan estimulantes, como pastillas o sprays para el catarro o la congestión nasal, o pastillas para adelgazar. Revise si la etiqueta contiene advertencias para personas con hipertensión. Los estimulantes como las anfetaminas o la cocaína pueden ser letales (causar la muerte) en una persona con alta presión arterial (hipertensión). Nunca tome este tipo de estimulantes.

    • Limite su consumo de cafeína o utilice productos sin cafeína.

    • Deje de fumar. Esto puede resultarle difícil si usted es fumador desde hace mucho tiempo. Inscríbase en un programa para dejar de fumar a fin de aumentar sus probabilidades de éxito.

  • Aprender a controlar el estrés es una parte importante de cualquier programa para reducir la presión arterial. Infórmese acerca de los métodos de relajación, como la meditación, el yoga o biofeedback.

  • Si le recetaron medicamentos para la hipertensión, tómelos siguiendo exactamente las indicaciones que le hayan dado. Omitir dosis puede provocar el descontrol de la presión arterial.

  • Considere la posibilidad de comprar un medidor de presión arterial (a la venta en la mayoría de las farmacias). Utilice el medidor para vigilar su presión arterial en casa e informe de los resultados a su médico.

Cuidados de seguimiento

Las visitas periódicas a su proveedor de atención médica para la revisión de la presión arterial y las pruebas de ultrasonido de la aorta son una parte importante de su atención médica. Programe una visita de control con su médico o según le indique nuestro personal.

Cuando buscar consejo médico

Llame a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Dolor repentino e intenso en el abdomen, la espalda, el costado o las ingles

  • Sangre en las heces (deposiciones)

  • Debilidad o mareos

  • Debilidad, entumecimiento, dolor o frío en una pierna

Cuando buscar consejo médico

Llame a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Dolor repentino e intenso en el abdomen, la espalda, el costado o la ingle

  • Sangre en las heces (deposiciones)

  • Debilidad o mareos

  • Debilidad, entumecimiento, dolor o frío en una pierna

Llame al 911

Los síntomas de un ataque al corazón o al cerebro pueden poner la vida en peligro. Si usted ve o tiene alguno de los siguientes síntomas, llame de inmediato al 911:

  • Dificultad para respirar

  • Confusión o dificultad para despertarse

  • Desmayos o pérdida del conocimiento

  • Latidos de corazón acelerados

  • Dolor nuevo en el pecho, el brazo, el hombro, el cuello o la parte superior de la espalda

  • Dificultad para expresarse o para ver, debilidad en un brazo o una pierna

  • Dificultad para caminar o hablar, pérdida del equilibrio, entumecimiento o debilidad en un lado del cuerpo, parálisis facial

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.