Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Absceso, tratamiento con antibióticos solamente (niño)

Normalmente la piel está habitada por bacterias inofensivas. A veces, esas bacterias entran en la piel a través de la raíz de algún cabello, una abertura en la piel o una lastimadura menor. Si las bacterias quedan atrapadas debajo de la piel, es posible que comience a formarse pus. Esto se llama absceso. Cuando se presenta cerca de la raíz de un cabello, se conoce como “forúnculo”. Inicialmente el absceso es rojo, elevado, firme y sensible al tacto. La zona también se puede sentir caliente.

Un absceso puede ser causado por un cabello encarnado, una herida punzante (pinchazo) o una picadura de insecto. También puede causarla una glándula sebácea bloqueada, un grano o un quiste. Los abscesos suelen presentarse sobre partes de piel con cabello o que están expuestas a la fricción y la traspiración. Estas zonas incluyen el cuello, la cara, las axilas y las nalgas.

Un absceso pequeño o nuevo puede tratarse de forma eficaz con antibióticos tópicos. Los abscesos pueden abrirse por sí solos y vaciarse. Si el absceso sigue creciendo, será necesario limpiarlo usando un procedimiento quirúrgico menor llamado incisión y drenaje (a veces llamado punción). Esto se puede hacer en el consultorio de un médico usando anestesia local. La mayoría tarda varias semanas en sanar.

Cuidados en la casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le recete un antibiótico oral o tópico (se coloca en el lugar del absceso) y/o un analgésico (calmante). Siga las instrucciones del médico para usar esos medicamentos.

Cuidados generales:

  1. Aplique compresas húmedas y tibias sobre el absceso durante 20 minutos hasta tres veces por día siguiendo las instrucciones del médico. Esto ayudará a que el absceso forme una “cabeza”, se ablande y posiblemente se drene por sí solo.

  2. No corte, reviente ni apriete el absceso. Eso puede producir mucho dolor y extender la infección.

  3. Si el absceso supura (se vacía por sí solo), cubra la zona con una venda de gasa no adhesiva. Utilice la mínima cantidad posible de cinta adhesiva para evitar que se irrite la piel del niño. A continuación llame al médico y siga sus instrucciones. El absceso puede supurar durante varios días y debe mantenerse cubierto. Deseche con cuidado todas las vendas usadas.

  4. Haga que su hijo vista todos los días ropa limpia, incluida la interior. Cambie la ropa de vestir y la de cama siempre que esté manchada por la supuración y lávela con agua caliente. Evite compartir la ropa de vestir y la ropa blanca con otros miembros de la familia.

  5. No sumerja los abscesos en agua caliente durante el baño. Hacerlo podría extender la infección a otras zonas. Haga que el niño se duche en vez de bañarse en la tina. O lave suavemente la zona con agua tibia y jabón.

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Es posible que su médico desee ver el absceso una vez que se le forme una cabeza o que se ablande. Llame a su médico si el absceso comienza a supurar por sí solo.

 

Nota especial para los padres

Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de cuidar del absceso para prevenir el contagio de la infección. Diga a su hijo que no se toque el absceso. Enséñele a lavarse las manos con frecuencia.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si ocurre algo de lo siguiente:

  • Fiebre de más de 100.4 °F (38.0 °C)

  • Signos de empeoramiento de la infección, por ejemplo: mayor enrojecimiento e hinchazón, salida de líquido de olor desagradable o líneas rojas en la piel alrededor del absceso

  • El absceso de agranda

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.