Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Extracción de astilla (niño)

A su hijo le han quitado una astilla de la piel. Se trata de un trozo muy fino de un material que se clavó profundamente en la piel. A veces, luego de que se quita una astilla, queda un trozo pequeño en el cuerpo que probablemente no cause ningún problema.

En la mayoría de los casos, la herida producida por la astilla se cierra por sí sola. En otros casos, es posible que se use cinta adhesiva quirúrgica para cerrar la herida. Si la cortada es profunda, quizás le coloquen puntos (suturas) para cerrarla.

Cuidados en la casa

  • Para aliviar el dolor, dele a su hijo los medicamentos que le haya indicado el proveedor de atención médica. No le dé aspirina, a menos que se lo hayan indicado. Tampoco le dé ningún otro medicamento sin preguntarle primero al proveedor.

  • Si se moja la zona, séquela suavemente dando toques con un paño limpio. Reemplace el vendaje mojado por uno seco.

  • Lave sus manos con agua tibia y jabón antes y después de atender la herida de su hijo. Eso ayuda a prevenir las infecciones.

  • Conserve el vendaje original en su lugar durante 24 horas. Cámbielo si se moja o se ensucia. Pasado el primer día, cámbielo una vez por día o según le hayan indicado.

  • Limpie la herida todos los días. Primero quite el vendaje. Luego lave la zona suavemente con agua tibia y jabón o como le hayan indicado. Use un hisopo de algodón humedecido para aflojar y quitar la sangre o la costra que pueda haber sobre la herida. Después de haber limpiado la herida, aplique una capa fina de pomada antibiótica, si se la han recomendado. Luego coloque un vendaje nuevo.

    • El cuidado de la cinta quirúrgica: Mantenga seca la zona. Si se moja, séquela con una toalla limpia sin frotarla. La cinta quirúrgica suele caerse dentro de los siete a diez días siguientes. Si no se ha caído pasados los 10 días, puede quitarla usted mismo. Empape una bola de algodón con aceite mineral o vaselina y frote delicadamente la cinta hasta quitarla.

    • El cuidado de las suturas (puntos): Limpie la herida todos los días. Primero quite el vendaje. Luego lave la zona suavemente con agua tibia y jabón o como le hayan indicado. Use un hisopo de algodón humedecido para aflojar y quitar la sangre o la costra que pueda haber sobre la herida. Después de haber limpiado la herida, aplique una capa fina de pomada antibiótica, si se la han recomendado. Luego coloque un vendaje nuevo.

  • Revise las heridas de su hijo todos los días para ver si tiene signos de infección. Por ejemplo, enrojecimiento, calor y supuración de la herida.

    Tenga en cuenta que se puede presentar una infección a pesar que la herida reciba los cuidados adecuados.

  • Esté atento a que su hijo que no se rasque, frote ni hurgue la zona de la herida. Es probable que a los bebés sea necesario colocarles mitones para que no se rasquen.

  • No sumerja la herida en agua caliente. Bañe a su hijo utilizando una esponja o dúchelo en lugar de usar la tina. No deje que su hijo nade.

Visita de control

Haga un seguimiento con el proveedor de atención médica de su hijo o según le hayan indicado.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • El proveedor de atención médica le indicó comunicarse en caso de que su hijo presente cierta temperatura o:

    • Su hijo tiene menos de 12 semanas y tiene fiebre de 100.4° F (38° C) o más.

    • Su hijo tiene menos de dos años y su fiebre dura más de 24 horas.

    • Su hijo tiene dos años o más y su fiebre dura más de tres días.

    • Su hijo (cualquier edad) tiene varias veces fiebre de más de 104° F (40° C).

  • Signos de infección, como calor, enrojecimiento, hinchazón o supuración de líquido de la herida.

  • Empeoramiento del dolor (es posible que los bebés demuestren el dolor llorando o estando irritables y que no se consiga calmarlos).

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.