Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Reacción alérgica, insecto, general (niño)

El sistema inmunitario de algunos niños es muy sensible a las picaduras o mordeduras de insectos. El veneno de un insecto provoca que el cuerpo libere sustancias químicas. Una de estas, la histamina, causa hinchazón y comezón. Las reacciones sistémicas (todo el cuerpo) generalmente son causadas por picaduras de insectos con aguijones (avispas, véspulas o “yellow jackets”, o avispones) más que por picaduras de otros insectos (arañas, mosquitos o garrapatas). Esta afección se llama reacción alérgica general inducida por insecto.

Los síntomas de esta reacción alérgica varían de leves a graves que ponen en riesgo la vida. Los síntomas iniciales son impaciencia o una sensación de incomodidad. Ciertas zonas del cuerpo pueden hincharse y presentar dolor en las articulaciones. La piel se puede brotar y presentar manchas rojas o púrpura. Otros síntomas generales incluyen fiebre, náuseas y vómitos, confusión y dificultad para respirar. El veneno de ciertos insectos puede causar parálisis, convulsiones o shock. Las reacciones alérgicas graves se presentan en cuestión de cinco a diez minutos. Las menos graves pueden presentarse dentro de unos minutos a varias horas.

Cualquier insecto puede causar una reacción alérgica. Sin embargo, las arañas son las responsables de la mayoría de las mordidas sin explicación que experimentan los niños durante la noche. Los síntomas suelen responder rápidamente a los antihistamínicos, los esteroides y a los analgésicos (calmantes). Las reacciones graves pueden requerir hospitalización.

Cuidados en la casa:

Medicamentos:

Es posible que el médico le recete medicamentos para aliviar la hinchazón, la picazón y el dolor. Siga las instrucciones del médico para darle este medicamento a su hijo. Si su hijo tuvo una reacción grave, el médico probablemente le recete un equipo de epinefrina (EpiPen). La epinefrina detendrá una reacción alérgica. Asegúrese de entender cómo y cuándo se usa este medicamento.

 

Cuidados generales:

  1. Intente identificar el insecto problemático y enseñe a su hijo a evitarlo, ya que las próximas reacciones pueden ser peores.

  2. En caso de picadura con un aguijón, quítelo raspando la piel con una tarjeta de crédito. Si encuentra una garrapata, extraiga la cabeza con unas pinzas. Coloque el insecto (vivo o muerto) en un frasco o en una bolsa de plástico. Si su hijo necesita ver a un médico, lleve el insecto con usted a la consulta.

  3. Lave la zona afectada con agua tibia y jabón dos o tres veces por día. Luego aplique una pasta preparada con bicarbonato de sodio y agua. Esto neutralizará el veneno y aliviará el dolor. Luego aplique hielo (envuelto en un paño) durante cinco a diez minutos. Se puede aplicar una crema de corticosteroides o una loción de calamina si su médico la recetó.

  4. Trate de impedir que su hijo se rasque las zonas afectadas.

  5. Observe las zonas afectadas para detectar señales de infección (vea más abajo).

  6. Haga que su hijo use un brazalete o un collar de alerta médica que identifique la alergia.

  7. Lleve un registro de los síntomas, cuándo ocurrieron y si los provocó algún insecto. Esto ayudará a que su médico determine los cuidados futuros para su hijo.

  8. Avise a todas las personas que cuidan a su hijo y a los maestros y al personal administrativo de la escuela sobre la reacción alérgica de su hijo y cómo usar los medicamentos recetados.

Visita de control

Siga las recomendaciones del médico o de nuestro personal sobre el seguimiento.

Nota especial para los padres

Es posible que a su hijo le remitan a un alergista. Consulte a su médico para que le recomiende un repelente de insectos seguro que pueda aplicar sobre la piel de su hijo o sobre la ropa.

Busque atención médica de inmediato

Hágalo si ocurre algo de lo siguiente:

  • El niño presenta problemas para respirar o tragar, sibilancias, urticaria, hinchazón de la cara o los labios, babeo, vómitos o diarrea explosiva (LLAME AL 911)

  • Su hijo presenta fiebre de más de 100.4 °F (38.0 °C)

  • Los síntomas continúan o se repiten

  • Aparecen señales de infección como aumento del enrojecimiento o la hinchazón, o secreción maloliente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.