Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Episodio de asfixia (Bebés/Niños Pequeños) [Choking Spell, Infant/Toddler]

Los bebés y los niños pequeños son muy curiosos y activos, y a menudo ponen objetos en la boca. La asfixia ocurre cuando un objeto extraño, o algún líquido o comida, se queda alojado en la garganta o en la tráquea. Esto produce un ataque de tos intenso, pero el niño sigue siendo capaz de respirar y producir sonidos. El color de su piel sigue siendo rosado.

Los bebés y niños pequeños pueden atragantarse fácilmente con la comida, sobre todo si comen o beben demasiado rápidamente o mientras se están moviendo. También pueden atragantarse con objetos pequeños (como las piezas de un juguete) o con el exceso de mucosidad.

Un episodio de atragantamiento resulta alarmante, pero suele durar sólo unos segundos. El mejor tratamiento es confortar al niño, pero permitiéndole que tosa y que despeje la garganta.

Señales de peligro que indican que el niño necesita recibir de inmediato primero auxilios:

  • Debilidad o incapacidad de hablar o toser

  • El color de la piel se vuelvo pálido o azulado

  • El niño se pone somnoliento o aletargado

  • Respira más rápidamente o tiene dificultades para respirar

Cuidados en el hogar

Si el niño es capaz de respirar y emitir sonidos:

  1. Deje que el niño se recupere sin ayuda. Evite interferir con el niño mientras tose. La tos ayuda a desalojar el objeto atascado, la leche o la mucosidad.

  2. Revise el interior de la boca del niño para ubicar el objeto extraño. Si ve el objeto, pase los dedos de lado a lado la boca del niño para extraerlo. Tenga cuidado de no empujar el objeto dentro de la garganta.

  3. Elimine la comida, bebida o mucosidad que se encuentre en la boca del niño.

  4. Mantenga la calma y conforte al niño en silencio. Es posible que el niño esté más cómodo si lo sostiene sobre sus rodillas en posición vertical o bien contra su pecho, con la cabeza apoyada sobre su hombro.

Estos consejos pueden ayudarle a prevenir los episodios de asfixia:

  1. Supervise al niño durante las comidas. Los niños deben estar siempre sentados mientras comen. Para los niños pequeños, corte la comida en pedazos pequeños. Con los niños de menos de 4 años, evite las nueces, palomitas de maíz, uvas y otros alimentos que pudieran causar atragantamiento.

  2. Evite los juguetes con piezas pequeñas desmontables y revíselos a menudo para ver si tienen piezas flojas o rotas. El tamaño de un juguete se considera seguro si no cabe dentro del cilindro de cartón de un rollo de papel higiénico.

  3. Elimine los cordones o cintas de la ropa del niño. No ate globos, cordones largos o cintas cerca de la cama del bebé.

Cuidados de seguimiento

El seguimiento le será indicado por el proveedor de atención médica o su personal.

Nota especial para los padres

Todos los cuidadores de niños deben aprender primeros auxilios que incluyan reanimación cardiopulmonar para bebés y niños (CPR por sus iniciales en inglés) y la técnica de presiones abdominales. Pregunte a su médico si hay clases primeros auxilios cerca de donde usted vive.

Cuándo buscar atención médica

Busque de inmediato atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Atragantamiento que no se resuelve, dificultad para respirar o el niño no reacciona (llame al 911)

  • Sibilancias al respirar después de un episodio de asfixia

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.