Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor de cabeza en racimo

Un dolor de cabeza en racimo es diferente de un dolor de cabeza tensional o por migraña. Un dolor de cabeza en racimo comienza de repente, sin ningún aviso. El dolor puede volverse muy fuerte en minutos. Este dolor de cabeza suele ser breve. Puede durar solo 15 minutos. Pero también es posible que siga por varias horas.

El dolor se concentra alrededor de un ojo. Puede que ese ojo le llore. Que el párpado se caiga. El ojo puede enrojecerse e inflamarse. También puede que sienta la nariz congestionada o que le gotea del lado afectado.

Asimismo, es posible que tenga varios dolores de cabeza en un mismo período de 24 horas. Pueden volver a la misma hora del día durante el “período de racimo” (el período durante el cual aparecen estos dolores de cabeza). Un dolor de cabeza en racimo se va tan repentinamente como apareció. Suele dejarlo exhausto por algún tiempo después.

Los dolores de cabeza ocurren con frecuencia por la noche durante ciertas épocas del año que son únicas para usted. Este tipo de dolor de cabeza puede aparecer en el lapso de unas pocas semanas hasta varios meses. Luego, puede que los dolores de cabeza no regresen en meses o años.

Los posibles desencadenantes son el alcohol y fumar. Incluso una bebida alcohólica puede desencadenar un dolor de cabeza durante el período de racimo. Otro posible desencadenante es la interrupción del sueño. Los medicamentos como la nitroglicerina también pueden causar un dolor de cabeza en racimo.

El tratamiento para el dolor de cabeza en racimo varía. En los dolores de cabeza que duran solo 15 minutos, los medicamentos de venta libre no son de ayuda. Eso es porque tales medicamentos toman entre 20 y 30 minutos en comenzar a hacer efecto. Los medicamentos recetados que se administran por inyección o como espray nasal pueden detener un dolor de cabeza. Esto se conoce como tratamiento abortivo.

Los medicamentos preventivos incluyen medicamentos esteroides y anticonvulsivos. Estos pueden ayudar a reducir la cantidad de dolores de cabeza que tiene durante un período de racimo. El oxígeno o un estimulador de los nervios puede reducir la duración de cada ataque y hacerlo menos grave. Si tiene dolor de cabeza en racimo con frecuencia o tiene síntomas graves, su proveedor de atención médica puede mencionarle la posibilidad de una cirugía. La cirugía puede detener el nervio que envía las señales de dolor. De este tipo de tratamiento suele encargarse un especialista (neurólogo o neurocirujano).

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de usted en su casa:

  • No conduzca hasta su casa si le dieron medicamentos analgésicos (calmantes) para su dolor de cabeza. Coordine para que otra persona lo lleve a casa. Cuando llegue a casa, intente dormir. Se sentirá mucho mejor cuando despierte.

  • Si su proveedor de atención médica le dio medicamentos preventivos, tómelos siguiendo las indicaciones. Si le recetaron medicamentos abortivos, llévelos con usted para tomarlos al primer signo de dolor de cabeza.

  • Duerma en horarios regulares. Evite tomar siestas por la tarde durante un período de racimo. Si tiene apnea del sueño, hable con su proveedor acerca de obtener tratamiento para esa afección. La apnea del sueño le impide dormir las horas regulares de sueño.

  • Aléjese de los vapores de gasolina y de pinturas al óleo.

  • Evite beber alcohol y fumar durante un período de racimo.

  • Tenga cuidado si viaja a grandes altitudes. En esas altitudes, hay menos oxígeno. Eso puede desencadenarle un dolor de cabeza.

  • Use anteojos de sol para evitar el resplandor y las luces brillantes.

  • Lleve un diario sobre sus dolores de cabeza. Anote la hora y la fecha de cada dolor de cabeza. Describa el tipo de dolor. Anote qué tan fuerte es, dónde lo siente y cuánto dura. Anote cómo respondió su cuerpo a los medicamentos que haya usado para controlar el dolor. Observe los posibles desencadenantes: ¿Fue algo que comió? ¿Algo que hizo justo antes del ataque? Comparta esta información con su proveedor para que pueda determinar el mejor plan de tratamiento para usted.

  • Hable con un consejero o un terapeuta, o únase a un grupo de apoyo. Eso puede ayudarle a sobrellevar los efectos del dolor de cabeza en racimo en su vida.

Visita de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica. Si le han hecho una tomografía computarizada o una resonancia magnética, será evaluada por un especialista. Le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar su atención médica.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

  • Dolor de cabeza muy fuerte y repentino, peor que los que haya tenido antes

  • Dolor de cabeza con desmayo

  • Fiebre no explicada de más de 100.0 ºF (37.8 ºC)

  • Cuello rígido o salpullido

  • Debilidad en un brazo o una pierna, o en un lado de la cara

  • Dificultades para hablar

  • Dolores de cabeza provocados por la actividad física

  • Cambios en su visión

  • Necesita usar más medicamentos calmantes (analgésicos) que lo habitual

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.