Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Convulsión febril

Una convulsión febril es un tipo de convulsión que se da en un niño que tiene fiebre. Este tipo de convulsiones puede afectar a niños desde seis meses a seis años de edad. Esta convulsión provoca lo siguiente:

  • Que los músculos del niño se pongan rígidos

  • Que al niño le tiemblen los brazos y las piernas

  • Que el niño no responda

Puede que su hijo esté somnoliento y confundido hasta unos 30 minutos después de la convulsión. Si un niño tuvo una convulsión febril, puede tener otra. Las convulsiones febriles no causan problemas en el largo plazo. Desaparecen alrededor de los 6 años o antes.

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de su hijo en su casa:

  • Vigile cómo se comporta y cómo se siente su hijo. Si está activo y alerta, come y bebe, no necesita darle medicamentos para la fiebre. Los medicamentos para la fiebre no evitan las convulsiones.

  • Si su hijo está muy inquieto y molesto debido a la fiebre, puede darle acetaminofén a menos que le hayan recetado otro medicamento. En bebés de seis meses o más, puede usar ibuprofeno en lugar de acetaminofén. Nunca le dé aspirina a un niño menor de 18 años que esté enfermo y tenga fiebre. Puede provocarle graves daños en el hígado.

  • Si le recetaron un antibiótico para tratar una infección, déselo exactamente como le indicaron hasta terminarlo.

  • Hasta que su hijo crezca y deje de tener convulsiones febriles, tome las siguientes precauciones:

    • No deje a su hijo solo en la tina. Si su hijo tiene edad suficiente, use la ducha en lugar de la tina.

    • No deje que su hijo vaya a nadar solo.

    • Cumpla todas las demás indicaciones que le haya dado el proveedor de atención médica de su hijo.

  • Si vuelve a ocurrir una convulsión, gire a su hijo hacia uno de sus lados. Así, la saliva o el vómito saldrán de su boca y no irán hacia sus pulmones. Proteja a su hijo para evitar que se lesione. No intente colocar nada a la fuerza en la boca de su hijo.

  • Casi todos los episodios de convulsiones febriles finalizan en uno o dos minutos. Si su hijo tiene una convulsión que dura más de dos minutos, llame al 911.

Visita de control

Programe una visita de control según le indique nuestro personal médico. Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si el niño vuelve a tener otra convulsión febril en el futuro.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Fiebre que no baja al cabo de tres días de estar tomando los medicamentos para la fiebre

  • Nerviosismo inusual, somnolencia o confusión

  • Dolor o rigidez en el cuello

  • Dolor de cabeza que empeora

  • Salpullido o manchas de color púrpura

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.