Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección de los órganos reproductores femeninos. Estos incluyen la vagina, el cuello del útero, el útero, las trompas de Fallopio y los ovarios.

La enfermedad inflamatoria pélvica es un problema común entre las mujeres. Lo más frecuente es que sea causada por gonorrea o clamidia. Estas son infecciones bacterianas que se contagian por medio del contacto sexual. Por esta razón, se conocen como enfermedades de transmisión sexual ("STD", por sus siglas en inglés). La enfermedad inflamatoria pélvica también puede ser causada por otras infecciones, pero esto es mucho menos común. 

Cuando la enfermedad inflamatoria pélvica se descubre y se trata tempranamente, con frecuencia es curable. Si no se trata con rapidez, puede derivar en problemas de salud serios. Por ejemplo, dolor pélvico crónico y daño a los órganos reproductores. También puede llevar a infertilidad. Además, puede aumentar el riesgo de tener un embarazo tubárico (en las trompas de Fallopio). Los casos leves de enfermedad inflamatoria pélvica con frecuencia se pueden tratar en el hogar. Los casos graves pueden necesitar tratamiento en el hospital.

Cuidados en la casa

  • Probablemente le recetaron una combinación de antibióticos. Recuerde tomarlos exactamente como le indicaron.

  • Para ayudar a aliviar el dolor, puede usar analgésicos (calmantes del dolor) de venta libre. Si es necesario, también le pueden recetar los analgésicos.

  • Informe a todos los compañeros con los que haya tenido relaciones sexuales sobre su afección. Necesitarán hacerse pruebas para detectar infecciones y también recibir tratamiento.

  • Evite las relaciones sexuales hasta que tanto usted como su(s) pareja(s) haya(n) terminado el tratamiento y los resultados de los exámenes muestren que ya no están infectados.

Prevención

  • Si elige tener relaciones sexuales, asegúrese de que sea de manera segura. Por ejemplo, tenga relaciones con un solo compañero que, a su vez, tenga solo sexo con usted. Pídale a su compañero que se haga pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual. Use un condón de látex todas las veces que tenga relaciones sexuales. Ayudan a reducir el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual.

  • Evite usar duchas vaginales si así se lo aconseja su proveedor de atención médica. Este hábito puede aumentar el riesgo de tener enfermedad inflamatoria pélvica. 

Visitas de control

Asista a las citas de seguimiento con su proveedor de atención médica, o según le hayan aconsejado.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Fiebre de 104.0º F (38º C) o más alta, o según le haya indicado su proveedor de atención médica

  • Los síntomas no mejoran después de tres días de tratamiento

  • Dolor nuevo o en aumento en la parte inferior del abdomen o en la espalda

  • Sangrado vaginal anormal

  • Secreción vaginal anormal

  • Debilidad, mareo o desmayos

  • Náuseas o vómitos

  • Problemas para orinar o dolor y ardor al orinar

  • Erupción cutánea (salpullido) o dolor en las articulaciones

  • Lesiones abiertas dolorosas en la parte externa de la vagina.

  • Ganglios linfáticos inflamados o dolorosos en la entrepierna (se sienten como bultos)

Recursos

Para aprender más sobre la enfermedad inflamatoria pélvica y las enfermedades de transmisión sexual, comuníquese con:

The Centers for Disease Control and Prevention National STD Hotline 

1-800-232-4636

http://www.cdc.gov/std/ 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.