Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Miositis

Miositis significa inflamación muscular. Existen varias formas de miositis. Una es la polimiositis, que afecta los músculos en diferentes partes del cuerpo. Otra es la dermatomiositis, que afecta tanto la piel como los músculos. Otros tejidos del cuerpo también pueden verse afectados.

Se cree que la miositis es una enfermedad autoinmune. Las células inmunológicas en el organismo están diseñadas para atacar y destruir los virus y las bacterias perjudiciales. En la miositis, por razones desconocidas, el sistema inmunológico comienza a atacar los tejidos propios del cuerpo. Suele afectar la piel, el tejido muscular o ambos. En ocasiones también resultan afectadas otras partes del cuerpo. La miositis puede desencadenarse por la exposición a ciertas sustancias químicas, medicamentos o virus. Pero con frecuencia no se encuentra la causa de la enfermedad. Esto es lo que se conoce como miositis idiopática.

Los síntomas habituales son debilidad o dolor muscular (especialmente en los músculos grandes, como los de los muslos, la cadera, los hombros, el cuello y el tronco). Puede tener dificultades para subir una escalera, para levantarse de la silla, para levantar cosas pesadas o para alzar sus brazos por encima de la cabeza. Los músculos de la garganta también pueden verse afectados, lo que puede causarle problemas para tragar. Las personas con dermatomiositis suelen desarrollar cambios en la piel, incluyendo erupciones. Los niños pueden tener diferentes síntomas que los adultos.
Algunas personas solo tienen síntomas leves que mejoran con el tratamiento. Sin embargo, en muchos casos, la enfermedad es crónica (dura mucho tiempo). Puede haber períodos en que los síntomas empeoran (enfermedad activa) y, después, otros en que los síntomas se alivian o desaparecen (remisión).

Las opciones de tratamiento para la miositis pueden incluir medicamentos esteroides orales y medicamentos que supriman el sistema inmunológico. El descanso, la fisioterapia y el ejercicio también pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Cuidados en su casa

  • Si se le recetaron algún medicamento, tómelo tal como se le indicó.

  • Continúe físicamente activo. La actividad física y el ejercicio le ayudarán a mantener sus músculos en la mejor forma posible. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuál es el plan de ejercicios adecuado para usted.

  • Si tiene dolores musculares, descanse según sea necesario.

  • Si así le indicaron, evite exponerse al sol, ya que puede empeorar su erupción.

  • Si tiene problemas para tragar, hable con su proveedor de atención médica para hacer cambios en su dieta. Eso puede ayudar a que no aspire la comida en sus pulmones, lo que podría ocasionarle una neumonía y otros problemas.

Visitas de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica o según lo indicado por nuestro personal. Estas organizaciones pueden brindarle más información:

  • Myositis Association www.myositis.org

  • Arthritis Foundation www.arthritis.org  800-283-7800

Cuándo debe buscar atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Cambio en los hábitos intestinales o en la orina

  • Sangre en las heces (de color negro o rojo)

  • Pérdida de peso inesperado

  • Un abultamiento en los senos o en alguna otra parte del cuerpo

  • Dificultad para tragar la comida al comer (aspiración)

  • Cambio en el aspecto de una verruga o un lunar

  • Ronquera o tos persistentes, o tose sangre

  • Sudores nocturnos o fiebres inexplicadas

  • Falta de aire

  • Empeoramiento del dolor muscular

  • Inflamación de las articulaciones

  • Síntomas que empeoran

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.