Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Uña del pie encarnada, sin infección (tratamiento en el hogar)

Una uña encarnada ocurre cuando la uña crece de lado encajada en la piel que se encuentra junto a la uña. Esto puede causar dolor, especialmente al usar zapatos apretados. También puede resultar en una infección con enrojecimiento, hinchazón y drenaje de pus. La mayoría de la gente responde bien a los tratamientos que se describen aquí. Sin embargo, en ocasiones es necesario realizar una cirugía.

Cuidados en su casa

Los siguientes consejos le ayudarán a cuidar de la uña en su casa:

  1. Sumerja el dedo del pie que le duele en agua tibia dos veces al día por 10 a 20 minutos cada vez. Lave todo el pie con un jabón antibacteriano.

  2. Si hay enrojecimiento o hinchazón alrededor de la uña, ponga ungüento antibiótico tres veces al día.

  3. Coloque un pedacito de algodón enrollado debajo de la esquina de la uña para ayudarle a la uña a crecer hacia fuera, alejada de la cutícula.

  4. Use zapatos que no presionen sobre los dedos de los pies: sandalias o zapatos abiertos. Los zapatos cerrados deberían tener lugar suficiente para los dedos. Así el dedo que duele no estará  apretado.

  5. Puede tomar acetaminofén o ibuprofeno para el dolor a menos que le hayan recetado otro medicamento para el dolor. Hable con su proveedor de atención médica antes de usar estos medicamentos si tiene una enfermedad hepática o renal crónica o si ha tenido alguna vez una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal.

Prevención

Los siguientes consejos pueden ayudarle a evitar las uñas encarnadas:

  1. No use zapatos puntiagudos, apretados o angostos.

  2. Recórtese las uñas una vez al mes para que no crezcan demasiado largas. Corte la uña en línea recta.

Visitas de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica o según le hayan indicado.

Cuándo debe buscar atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Aumento del enrojecimiento, hinchazón, o dolor en el dedo del pie

  • Rayas rojas adoloridas en la piel que suben hacia el tobillo

  • Pus o drenaje de líquido del dedo del pie

  • Fiebre de 100.4° F (38° C) o superior

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.