Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Hernia inguinal (niño)[Inguinal Hernia (child)]

Dentro del vientre de la madre, los testículos se forman primero en el abdomen del feto masculino. Justo antes del nacimiento, los testículos bajan a través de la ingle hasta el escroto. En algunos infantes, permanece un pasaje conectando el abdomen y el escroto. Si el pasaje es lo suficientemente amplio, se puede bajar una punta del intestino desde el abdomen y a través de un túnel dentro de la ingle y hasta dentro del escroto. Esto se llama hernia.

Una hernia aparece primero como un bulto en la ingle o en el escroto. Puede volverse más prominente con el llanto o el esfuerzo.

La condición de la hernia puede ayudar a determinar qué tan urgente debe ser tratada:

  • Reducible: Vuelve a entrarse por sí misma, o puede empujarse hacia adentro.

  • Irreducible: No puede volverse a empujar hacia adentro.

  • Encarcelada/estrangulada: El intestino queda atrapado (encarcelado). Si esto ocurre, usted no podrá volver a empujar la hernia hacia adentro. Si no se trata una hernia encarcelada puede volverse estrangulada. Esto significa que el área pierde el suministro de sangre y el tejido puede morirse. ¡Esto requiere una cirugía de emergencia! ¡Se necesita un tratamiento de inmediato!

Para reducir el riesgo de que una simple hernia se quede atrapada y volverse grave, se recomienda una cirugía para todos los infantes que tengan una hernia.

Cuidados en el hogar

Hasta que se programe un tratamiento, es probable que le recomienden que revise regularmente la hernia del niño para asegurarse de que no esté empeorando.

Mientras que la hernia pueda empujarse hacia adentro de nuevo en el estómago, esta no suele ser un problema.

Si la hernia se agranda o si no la puede aplanar, esto es un problema serio. Trate de reducirla de inmediato de esta manera.

  • Acueste a su niño boca arriba. Coloque unas pocas toallas debajo de las nalgas para elevar la parte inferior del cuerpo y que quede más alta que la parte superior.

  • Aplique presión suave y constante sobre el abultamiento con sus dedos aplanados o con la palma de su mano por unos diez minutos. Si el niño parece tener dolor, es porque está presionando demasiado.

  • La hernia debería retroceder hacia el abdomen.

  • Si la hernia no baja luego de diez minutos de presión continua, vaya al Departamento de Emergencias.

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con su proveedor de atención médica o como le indiquen. Es posible que el niño deba ser evaluado por un cirujano. Si le hicieron pruebas de imágenes, le informarán los resultados y cualquier cosa que se encuentre que pudiera afectar el tratamiento.

Cuándo buscar consejo médico

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • La hernia se endurece, se hincha o se agranda

  • La hernia no puede empujarse hacia adentro

  • Llanto que no puede consolarse

  • Llanto o molestia cuando se toca la hernia

Llame al 911

Llame al 911 de inmediato si su niño tiene alguno de estos síntomas:

  • Náuseas y vómito

  • Color rojizo o azulado alrededor de la ingle, el escroto o el ombligo

  • Ombligo hinchado

  • Dolor fuerte, enrojecimiento o sensibilidad en el área cercana a la hernia

  • El dolor empeora rápidamente y no mejora

  • Incapacidad de evacuar el intestino o de pasar gas

  • Dificultad para respirar

  • Desmayos

  • Ritmo cardiaco acelerado

  • Vómito de sangre

  • Grandes cantidades de sangre en las heces

  • Confusión

  • Rigidez en el cuello

  • Convulsiones

También si su niño:

  • Tiene 3 meses o menos y tiene una fiebre de 100.4°F (38°C) o más. (Obtenga atención médica de inmediato. La fiebre en un bebé tan joven puede ser la señal de una infección peligrosa.)

  • Tiene menos de 2 años y tiene una fiebre de 100.4°F (38°C) que dura por más de 1 día.

  • Tiene cualquier edad y fiebre recurrente por encima de 104°F (40°C).

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.