Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Lesión en la cabeza con monitoreo del sueño (Niño)

Su hijo tiene una lesión en la cabeza. No parece ser nada serio por el momento. Pero los síntomas de un problema más serio, como una lesión cerebral leve (conmoción), un hematoma o sangrado en el cerebro, pueden aparecer más adelante. Por lo tanto, es importante que vigile a su hijo y preste atención a los síntomas que se describen a continuación. Una vez en su casa, asegúrese de seguir todas las instrucciones que le hayan dado para cuidar a su hijo.

Cuidados en su casa

Preste atención a los siguientes síntomas

Durante las siguientes 24 horas (o más si así le indicaron), usted u otro adulto deben quedarse con el niño. Si su hijo duerme, deberá despertarlo cada dos horas para ver si presenta síntomas. Esto se llama monitoreo del sueño. Los síntomas a los que debe prestar atención son:

  • Dolor de cabeza

  • Náuseas o vómito

  • Mareo

  • Sensibilidad a la luz o a los ruidos

  • Somnolencia o adormecimiento inusuales

  • Dificultades para dormirse

  • Cambios en la personalidad

  • Cambios en la visión

  • Pérdida de la memoria

  • Confusión

  • Dificultades para caminar, o torpeza

  • Pérdida del conocimiento (incluso por un breve momento)

  • No poder despertarse

  • Cuello rígido

  • Debilidad o entumecimiento en cualquier parte del cuerpo

  • Convulsiones

En el caso de los niños pequeños, también observe si llora de una manera tal que no es posible calmarlo, si no quiere comer, o si presenta algún signo de cambio en la cabeza tal como moretones, abultamientos o algún sector blando o hundido.

Si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas, busque atención médica de emergencia inmediatamente. Si no detecta ninguno de estos síntomas en las primeras 24 horas, siga estando atento a los síntomas los próximos días. Pregunte al proveedor si es necesario seguir monitoreando el sueño durante este período. 

Cuidados generales

  • Si a su hijo le recetaron medicamentos para el dolor, asegúrese de dárselos a su hijo según le hayan indicado. Nota: No le dé a su hijo otros medicamentos sin hablar con el proveedor primero.

  • Para ayudar a reducir la inflamación y el dolor, aplique frío sobre la zona lesionada por hasta 20 minutos cada vez. Hágalo con la frecuencia que le hayan indicado. Use una compresa fría o una bolsa de hielo envueltas en una toalla fina. Nunca aplique frío directamente sobre la piel.

  • Si su hijo tiene cortadas o raspaduras en la cara o el cuero cabelludo, cuídelas tal como le hayan indicado.

  • Durante las próximas 24 horas (o más si así le indicaron), su hijo deberá hacer lo siguiente:

    • Evitar levantar cosas pesadas y hacer otras actividades que requieran mucho esfuerzo.

    • No volver a hacer deportes o cualquier otra actividad que pudiera causarle otra lesión en la cabeza.

    • Limitar el uso de TV, teléfonos inteligentes, video juegos, computadora y música, o evitar estas actividades por completo. Estas actividades pueden empeorar los síntomas.

Visita de control

Haga una visita de control con el proveedor de atención médica de su hijo o según le hayan indicado. Si le hicieron pruebas de diagnóstico por imágenes, las revisará un médico. Le dirán los resultados y los hallazgos nuevos que pudieran afectar el cuidado de su hijo.

Cuándo debe buscar atención médica

A menos que le indiquen otra cosa, llame al proveedor de inmediato si:

  • Su hijo tiene hasta tres meses de edad y presenta fiebre de 100.4° F (38° C) o más. (Busque atención médica de inmediato. La fiebre en un bebé pequeño puede significar una infección peligrosa).

  • Su hijo tiene menos de dos años y tiene fiebre de 100.4° F (38° C) que continúa por más de un día.

  • Su hijo tiene dos años o más y tiene fiebre de 100.4° F (38° C) que continúa por más de tres días.

  • Su hijo (tenga la edad que tenga) tiene varias veces fiebre de 104° F (40° C) o más.

También llame al médico de inmediato si su hijo tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • El dolor no se alivia o empeora

  • Aumento o aparición de nueva inflamación o moretones

  • Más enrojecimiento, calor, sangrado o supuración en la zona lesionada

  • Supuración de fluido o sangrado de la nariz o los oídos

  • Se ve enfermo o tiene comportamientos que a usted le causan preocupación

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.