Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Quemadura por frío

La quemadura por frío es una lesión de los tejidos del cuerpo por congelación provocada por la exposición prolongada al frío. Puede ocasionar daño permanente en el cuerpo. Las partes del cuerpo más comúnmente afectadas por las quemaduras de frío son los dedos de los pies y de las manos, las mejillas, la barbilla, las orejas y la nariz. Si se aplica hielo directamente sobre la piel y se lo deja demasiado tiempo, también puede ocasionar una quemadura por frío.
Una quemadura por frío hace que la piel se vuelva blancuzca, grisácea o de un color blanco azulado. Es posible que la piel se sienta fría y endurecida. La parte del cuerpo afectada suele perder sensación y entumecerse por completo. Puede que la piel se salga y que se formen ampollas llenas de sangre o de líquido transparente. A medida que el daño empeora, la piel puede volverse de color negro.
El tratamiento para una quemadura por frío es volver a calentar cuidadosamente la zona afectada. En el hospital esto suele hacerse con agua tibia. Durante este proceso, comenzará a sentir un dolor pulsante en la parte afectada. Probablemente le darán medicamentos analgésicos para ayudar a que el proceso sea menos doloroso.
Se observará el tejido recalentado para ver si se recupera. Si el tejido muere, es posible que sea necesario extirparlo mediante cirugía.
Puede seguir sintiendo ese dolor punzante en la parte afectada durante semanas o meses. También puede que sienta cosquilleo o como una descarga eléctrica. Puede quedar sensibilidad al frío, entumecimiento crónico, dolor crónico y otros síntomas que pueden durar años.

 

Cuidados en su casa

 

  • Cuide la parte del cuerpo afectada tal como le haya indicado su proveedor de atención médica. Proteja la parte afectada del frío y de otra lesión.

  • A menos que le receten otro medicamento, puede tomar medicamentos analgésicos de venta libre.

  • A medida que el tejido se va sanando, esté atento a las señales de infección mencionadas más abajo.

  • Evite el cigarrillo y el alcohol porque afectan sus vasos sanguíneos.

Cuidados posteriores

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica según le hayan indicado. Es posible que necesiten hacerle más evaluaciones de la zona afectada.
Proteja la parte lesionada de cualquier exposición al frío por al menos entre seis meses y un año o más. Es probable que la parte afectada sea siempre más sensible a dañarse por el frío.

Cómo prevenir las quemaduras por frío

Para evitar las quemaduras por frío, haga lo siguiente en climas fríos:

  • Vístase de acuerdo al clima.

  • Use capas suficientes de ropa para mantenerse abrigado.

  • Cubra las partes expuestas de su cuerpo para protegerlas del frío.

  • Coma suficiente comida.

  • Evite el cigarrillo y el alcohol ya que hacen que la piel tenga más sensibilidad al frío.

  • Evite mojarse.

  • Lleve suministros de emergencia si va a estar al aire libre en la naturaleza.

  • Si usa una compresa de hielo, envuélvala en una toalla delgada y úsela solo por hasta 15 minutos cada una o dos horas.

 

Cuándo debe buscar atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si tiene:

  • Señales de infección:

    • Aumento del dolor, enrojecimiento o hinchazón

    • Pus que supura de la herida

    • Fiebre de 100.4º F (38º C) o superior

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.