Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Quinta Enfermedad [Fifth Disease]

La quinta enfermedad (llamada también eritema infeccioso) es una enfermedad viral leve que afecta con más frecuencia a los niños entre los 5 y los 15 años de edad durante la primavera y el invierno. El nombre “quinta enfermedad” proviene de ser la quinta enfermedad infantil clasificada, después del sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela. Al igual que estas otras enfermedades, esta tiene un salpullido característico.

Síntomas

Hay un período de incubación inicial de entre unos 4 a 14 días. Esto es también cuando los niños son más contagiosos. El salpullido comienza de 2 a 3 semanas después de que ha sido infectado. Una vez que aparece el salpullido el niño ya no transmite la enfermedad a otros. Esto también quiere decir que los niños propagan la enfermedad antes de alguien sepa que la tienen.

La quinta enfermedad por lo general comienza con síntomas como los de una gripe leve:

  • Fiebre de pocos grados

  • Dolor muscular

  • Nariz congestionada

  • Dolor de cabeza

  • Dolor de garganta

  • Cansancio

  • Dolor en las articulaciones

Varios días después, se desarrolla el salpullido. Este consiste en manchas faciales rojizas que parecen como si al niño le hubieran dado palmadas en la cara. El salpullido luego se propaga a otras partes del cuerpo.

El virus se contagia mediante la tos o los estornudos, o por compartir vasos y cubiertos.

La mayoría de los niños con la quinta enfermedad se recupera totalmente sin problemas. Las complicaciones pueden ocurrir en las personas con el sistema inmunitario debilitado y aquellas con la enfermedad de células falciformes. Las mujeres embarazadas que están expuestas a esta enfermedad deben ver de inmediato a su médico.

Cuidados en el hogar

Puesto que la quinta enfermedad es causada por un virus, los antibióticos no ayudan a eliminarla. Los antibióticos no eliminan los virus, de manera que no deben administrarse. Más bien, el objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas, como se hace con los resfriados y otras enfermedades virales. Siga estas pautas cuando esté cuidando de su niño en el hogar.

  • Dele a su hijo líquidos adicionales.

  • Aliente a su hijo a que descanse hasta que se sienta mejor.

  • Haga que su hijo se lave frecuentemente las manos y tire los pañuelos con secreciones nasales después de haberse limpiado o sonado la nariz.

  • Lave bien sus manos antes y después de tocar a su hijo.

  • Enséñele al niño a cubrirse la boca y la nariz cuando tosa o estornude.

  • Mantenga al niño en casa hasta que se sienta mejor.

  • Evite el contacto de cerca con personas que estén enfermas.

  • Siga las instrucciones del proveedor de atención médica del niño en cuanto al uso de medicamentos de venta sin receta, tales como acetaminofén para la fiebre, la inquietud o el dolor. En niños mayores de 6 meses puede usar ibuprofeno. Está bien alternar entre acetaminofén e ibuprofeno. (NOTA: Si su niño tiene una enfermedad crónica del hígado o del riñón o ha tenido alguna vez una úlcera de estómago o hemorragia gastrointestinal, hable con su médico antes de usar estos medicamentos.) La aspirina no debe usarse nunca con una persona menor de 18 años con fiebre. Ésta puede causar serios daños al hígado.

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con el proveedor de atención médica del niño como le indiquen.

Llame al 911, u obtenga atención médica de inmediato

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Los síntomas empeoran o no empiezan a mejorar después de dos días de tratamiento

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) tomada oralmente o de 101.4°F (38.5°C) tomada rectalmente, o más alta, o según las indicaciones de su proveedor de atención médica.

  • Inquietud, somnolencia o confusión inusuales

  • Síntomas de deshidratación: no orina durante 8 horas, llora sin lágrimas, tiene los ojos hundidos o la boca seca

  • Dolor de cabeza, cuello adolorido o rígido

  • Diarrea o vómito frecuente

  • Dolor de oído o dolor de garganta en aumento que dificulta tragar

  • Convulsiones (ataques)

Cuándo buscar consejo médico

Para un niño que por lo general es sano, llame al proveedor de atención médica si ocurre algo de lo siguiente:

  • Su niño tiene 3 meses o menos y tiene una fiebre de 100.4°F (38°C) o más. Obtenga atención médica de inmediato. La fiebre en un bebé tan joven puede ser la señal de infección peligrosa.

  • Si su niño tiene cualquier edad y tiene una fiebre persistente de 104°F (40°C).

  • Su niño tiene menos de 2 años y una fiebre de 100.4°F (38°C) o más que continúa por más de 1 día.

  • Si su niño tiene 2 años o más y una fiebre de 100.4°F (38°C) o más que continúa por más de 3 días.

  • Su bebé está inquieto o llora sin poder calmarlo.

  • Los síntomas empeoran o no comienzan a mejorar después de 2 días de tratamiento.

  • Su niño muestra inquietud, somnolencia o confusión inusuales.

  • Su niño muestra síntomas de deshidratación: no orina durante 8 horas, no tiene lágrimas al llorar, tiene los ojos “hundidos” o la boca seca.

  • Su niño tiene dolor de cabeza, dolor de cuello o rigidez en el cuello.

  • Su niño tiene diarrea o vómito frecuente.

  • Su niño tiene dolor de oído o un aumento en el dolor de garganta que le dificulta tragar.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.