Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Infección del oído externo (Niño)

Su hijo tiene una infección en el canal auditivo. Este problema también se conoce como otitis externa, u "oído de nadador". Por lo general, es causada por bacterias o un hongo. Esta infección suele producirse cuando entra agua en el oído (al nadar o bañarse). También puede aparecer si se ha limpiado muy profundamente el canal del oído con un hisopo de algodón u otro objeto. Eso puede dañar la piel del canal auditivo y aumentar las probabilidades de infección.

Puede que su hijo tenga dolor, picazón, enrojecimiento, drenaje o hinchazón en el canal auditivo. También es posible que temporalmente no pueda oír bien. En la mayoría de los casos, los síntomas pasan en una semana.

Cuidados en su casa

Siga estos consejos para cuidar de su hijo en su casa:

  • No intente limpiar el canal del oído. Eso puede empujar la pus y las bacterias y hacer que entren aún más profundo en el canal.

  • Use las gotas que le recetaron tal como le indicaron. Ayudan a reducir la hinchazón y tratar la infección. Si a su hijo le colocaron una mecha en el oído, eche las gotas directamente en el extremo de la mecha. La mecha hará que el medicamento penetre en el canal del oído, aunque esté cerrado por la hinchazón.

  • Puede ponerle una bola de algodón floja en la parte externa del oído para que absorba el líquido que pudiera supurar.

  • Cuando bañe a su hijo, no permita que le entre agua en el oído. Su hijo tampoco debería ir a nadar durante al menos entre 7 y 10 días de haber empezado el tratamiento.

  • Puede darle acetaminofén a su hijo para aliviar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento analgésico. Si su hijo tiene más de seis meses, puede usar ibuprofeno en lugar de acetaminofén. Si su hijo tiene una enfermedad crónica del hígado o de los riñones, consulte a su proveedor antes de darle estos medicamentos. También hable con el proveedor si su hijo tiene una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal. No use aspirina en un niño menor de 18 años que esté enfermo y tenga fiebre porque puede provocarle graves daños en el hígado.

Prevención

 

  • No limpie el interior de los oídos de su hijo. Además, advierta a su hijo que no se meta objetos dentro de los oídos.

  • Haga que su hijo use tapones para los oídos cuando nada.

  • Después de salir del agua, haga que su hijo gire la cabeza hacia el costado para que escurra el exceso de agua de los oídos. Los oídos deben secarse bien con una toalla. También puede usarse un secador de pelo para secar los oídos, pero debe estar en velocidad baja y aproximadamente a 12 pulgadas del oído.

  • Si su hijo siente agua atrapada en el oído, use gotas para los oídos de inmediato. Se venden sin receta en la mayoría de las farmacias. Funcionan eliminando el agua del canal auditivo.

 

Visita de control

Programe una visita de control con el proveedor de atención médica de su hijo, o según le hayan indicado.

 

Cuándo debe buscar atención médica

Llame al proveedor de atención médica de su hijo de inmediato, a menos que se le haya indicado lo contrario, si:

  • Su hijo tiene tres meses de edad o menos y tiene una temperatura de 100.4º F (38º C) o más. (Busque atención médica de inmediato. La fiebre en un bebé pequeño puede ser una señal de una infección grave).

  • Su hijo de menos de 2 años tiene fiebre de 100.4º F (38º C) que se mantiene durante más de un día.

  • Su hijo de 2 años o más tiene fiebre de 100.4º F (38º C) que se mantiene durante más de tres días.

  • Su hijo, de cualquier edad, tiene temperaturas superiores a 104º F (40º C) una y otra vez.

También llame inmediatamente al proveedor de atención médica de su hijo si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Los síntomas empeoran o no comienza a aliviarse después de tres días de tratamiento.

  • Aparecen nuevos síntomas

  • El oído externo está enrojecido, caliente o hinchado

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.