Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor abdominal y principio del embarazo

Ilustración de un corte transversal del útero, donde pueden verse la trompa de Falopio, los ovarios, el cuello uterino y la vagina.

(Para descartar un embarazo ectópico o un aborto espontáneo)

Nuestras pruebas muestran que usted está embarazada, pero no sabemos con certeza a qué se debe su dolor.

Algo de dolor y sangrado es común al principio de embarazo. Con frecuencia esto suele desaparecer y usted puede continuar su embarazo de manera normal y tener un bebé saludable. En otros casos, el dolor o el sangrado pueden ser signos de un aborto espontáneo o de un embarazo ectópico. Un embarazo ectópico es un problema muy grave. En este momento, no sabemos con seguridad si su embarazo continuará de manera normal, si tendrá un aborto espontáneo o si podría tener un embarazo ectópico. A continuación, verá más información sobre esto.

Aborto espontáneo

En este momento, no sabemos si tendrá un aborto espontáneo o si las cosas mejorarán y su embarazo continuará con normalidad. Entendemos que esto es emocionalmente difícil. Es muy poco lo que podemos decir respecto de la forma en que se siente. Pero debe saber que los abortos espontáneos son algo común.

Alrededor de uno o dos de cada diez embarazos terminan de este modo. Algunos terminan incluso antes de que usted sepa que está embarazada. Esto suele suceder por diferentes razones, y, por lo general, nunca se conocen las causas exactas. Es importante que sepa que no es su culpa. No se debe a que usted haya hecho algo mal.

Tener relaciones sexuales o hacer actividad física no son cosas que provoquen un aborto espontáneo. Estas actividades suelen ser seguras a menos que sienta dolor o tenga sangrado, o que su médico le diga que no lo haga. Incluso las caídas menores no causan un aborto espontáneo. Los abortos espontáneos suceden cuando las cosas no se desarrollan como deberían haberlo hecho. No hay ningún medicamento que pueda prevenir un aborto espontáneo.

Embarazo ectópico

En un embarazo normal, los óvulos fertilizados se adhieren a las paredes del útero. En un embarazo tubárico o ectópico, el óvulo fertilizado se adhiere fuera del útero, por lo general en una de las trompas de Falopio. Muy rara vez, el óvulo se adhiere a un ovario o a alguna otra parte del abdomen. Un embarazo ectópico es mucho menos común que un aborto espontáneo, pero es muy grave. El bebé no podrá sobrevivir, ya que a medida que va creciendo puede romper la trompa. Esto puede causar sangrado interno e, incluso, la muerte. Los factores que aumentan el riesgo de tener un embarazo ectópico:

  • Un embarazo ectópico en el pasado

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)

  • Endometriosis

  • Fumar

  • Un DIU

Otras pruebas

Dado que no sabemos a qué se deben sus síntomas, necesitará más pruebas para ayudar a que su médico descubra cuál es el problema. Puede que necesite:

Ecografía

Una ecografía suele poder confirmar si el embarazo es normal ya a partir de la cuarta o quinta semana. Si el embarazo no muestra el bebé dentro del útero, significa que:

  • Puede que su embarazo sea normal y tenga menos de cuatro semanas, o

  • Tenga o haya tenido recientemente un embarazo ectópico, o

  • Tiene un embarazo ectópico

HCG cuantitativa

Este análisis mide la cantidad que hay en su sangre de la hormona del embarazo. Los resultados de hoy deberían compararse con los de un análisis que le hagan en dos días para saber si su embarazo es normal.

Laparoscopia

Es un tipo de cirugía. El médico le colocará un tubo con luz dentro de su abdomen para mirar directamente los órganos que están en la zona de su pelvis. Este análisis se usa cuando no es seguro esperar dos días hasta los resultados del análisis de sangre.

 

Información importante

Si tiene un embarazo ectópico, existe la posibilidad de que el feto, al crecer, rompa su trompa de Falopio. Esto puede ocasionar una hemorragia interna grave. En caso de que esto suceda, puede tener:

  • Dolor muy fuerte y repentino en la parte inferior del abdomen

  • Sangrado vaginal

  • Debilidad, mareo y, en ocasiones, desmayo

Si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Llame al 911 o regrese inmediatamente al hospital.

  • No vaya conduciendo usted.

  • No vaya al consultorio de su médico o a una clínica: vaya al hospital.

 

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de usted en su casa:

  • Descanse hasta su próximo análisis. No haga ninguna actividad que requiera mucho esfuerzo.

  • Siga una dieta con alimentos livianos, fáciles de digerir.

  • No tenga relaciones sexuales hasta que su médico la autorice.

Visita de control

Coordine una cita con su médico para repetir el análisis de sangre. Si le dijeron que debía repetirse el análisis de sangre en dos días, es importante que se lo haga.

Si le hicieron una radiografía o una ecografía, un radiólogo las revisará. Le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar su atención médica.

Llame al 911

Llame al 911 si presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Tiene dolor fuerte y sangrado muy abundante

  • Se siente muy aturdida o se desmaya

  • Ritmo cardíaco acelerado

  • Dificultades para respirar

  • Se siente confundida o tiene dificultades para despertarse

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • El dolor en su abdomen empeora, ya sea de manera repentina o gradual

  • Se marea o se siente débil al ponerse de pie

  • Tiene sangrado vaginal muy abundante. Esto significa que empapa una toallita sanitaria cada hora en tres horas

  • Ha tenido sangrado vaginal por más de cinco días

  • Tiene vómito o diarrea que se repiten

  • El dolor en su abdomen pasa a la parte inferior derecha

  • Tiene sangre en el vómito o al evacuar los intestinos. Si eso sucede, serán de color rojo oscuro o negro

  • Tiene fiebre de 100.4 ºF (38 ºC) o más, o según le haya indicado su proveedor de atención médica

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.