Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Períodos menstruales dolorosos (dismenorrea) [Painful Menstrual Periods (Dysmenorrhea)]

Dismenorrea es el término que se utiliza para describir los períodos menstruales dolorosos.

El útero es un músculo. Normalmente, la sustancia química llamada prostaglandina hace que el útero se contraiga. Esta contracción hace que salga la acumulación de tejido que se produce cada mes dentro del útero. Si la contracción es muy fuerte, puede causar dolor. El dolor puede sentirse como un calambre en la parte inferior del abdomen, la parte baja de la espalda o los muslos. En casos muy severos, también puede haber náuseas, vómito, heces sueltas, sudoración o mareo.

Existen dos tipos de dismenorrea:

La dismenorrea primaria  que son los cólicos menstruales comunes, y suele aparecer entre 1 y 2 años después de comenzar a tener períodos. Puede mejorar o desaparecer con la edad o cuando la mujer tiene un bebé. Por lo general, los cólicos menstruales comienzan justo antes de que usted tenga su período o en ese mismo día, y duran entre 1 y 3 días. El tratamiento es con medicamentos y adoptando  medidas que aumenten la comodidad tal como se describe a continuación (ver la sección “Cuidados en el hogar”).

La dismenorrea secundaria que podría presentarse más adelante en la vida. Se describe como el dolor menstrual que puede ocurrir debido a un problema de salud subyacente. El dolor puede durar más tiempo que los cólicos menstruales comunes y también puede empeorar con el tiempo. Algunos problemas que pueden llevar a la dismenorrea secundaria incluyen:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP): una infección que involucra los órganos reproductivos femeninos como el útero y las trompas de Falopio.

  • Fibromas: tumores benignos dentro de la pared del útero (no se trata de cáncer).

  • Endometriosis: el tejido que recubre el útero se esparce hacia fuera del útero y crece allí. (Ese tejido se hincha y sangra todos los meses, lo cual provoca dolor.)

Una vez que se descubre la causa de la dismenorrea secundaria, se la puede tratar. Su proveedor de atención médica discutirá sus opciones con usted según sea necesario. Sus cuidados también pueden incluir algunos de los tratamientos que se describen a continuación (ver la sección “Cuidados en el hogar”).

Cuidados en el hogar

Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden utilizarse para ayudar a aliviar o prevenir el dolor menstrual y los cólicos. Estos pueden incluir:

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE) como el ibuprofeno

  • Medicamentos recetados, de ser necesarios

  • Terapia hormonal (esto incluye la mayoría de los métodos de control de la natalidad como las píldoras, las inyecciones o los DIU que liberan hormonas)

Cuidados generales

Para ayudar a aliviar el dolor y los cólicos pruebe estos consejos:

  • Descanse cuando lo necesite.

  • Aplique una almohadilla de calor a la parte baja del vientre, la espalda o como le indiquen. Un baño con agua tibia o un masaje en esta zona también puede ayudar.

  • Haga ejercicio regularmente. Muchas mujeres encuentran que estar más activas todas las semanas les ayuda a reducir el dolor y los cólicos.

  • Pídale a su proveedor de atención médica que le aconseje qué otros tratamientos puede probar para controlar el dolor y los cólicos.

Cuidados de seguimiento

Haga un seguimiento con su proveedor de atención como le indique.

Cuándo buscar consejo médico

Llame a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente ocurre:

  • Fiebre superior a los 100.4ºF (38.0ºC) o más, o como le indique su proveedor.

  • Dolor o cólicos que empeoran o que no mejoran con los medicamentos.

  • Dolor o cólicos que duran más de lo habitual o que se presentan entre un período y otro.

  • Secreción inusual de la vagina entre un período y otro.

  • Abundante sangrado vaginal (empapa más de una toallita sanitaria por hora durante tres horas).

  • Secreción de la vagina con tejido de color grisáceo o rosado.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.