Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Análisis de sudoración para diagnosticar fibrosis quística

¿Tiene este análisis otros nombres?

Análisis de cloruro en la sudoración.

¿Qué es este análisis?

Un análisis de cloruro en la sudoración es el análisis de referencia para diagnosticar fibrosis quística (FQ). La FQ es una enfermedad que hace que se acumule mucosidad y que se obstruyan los órganos, en particular los pulmones, lo que causa problemas para respirar. Si no se trata, la FQ puede poner la vida en peligro.

La FQ es una enfermedad hereditaria que afecta a alrededor de 30,000 niños y adultos en los EE. UU. Este sencillo análisis mide la cantidad de la sustancia química cloruro, que forma parte de la sal, en la sudoración de su hijo. Este análisis es bastante preciso dado que las personas con FQ tienen más cloruro en su sudoración que las personas que no tienen esta enfermedad.

¿Por qué mi hijo necesita realizarse este análisis?

Si bien este análisis puede diagnosticar la FQ en cualquier persona, por lo general, se realiza en bebés y niños pequeños. Si a su bebé se le realizó un análisis de sangre al nacer que dio un resultado positivo de FQ, es posible que el proveedor de atención médica de su bebé pida un análisis de sudoración cuando su bebé tenga entre dos y cuatro semanas.

También es posible que el proveedor de atención médica de su hijo pida este análisis a cualquier edad si sospecha que tiene FQ debido a la presencia de signos o síntomas. La FQ hace que se acumule mucosidad espesa en los pulmones y en el aparato digestivo. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Piel con sabor salado

  • Tos que no mejora

  • Problemas para respirar

  • Incapacidad para subir de peso a pesar de tener buen apetito

  • Infecciones pulmonares frecuentes, incluyendo neumonía o bronquitis

  • Evacuación anormal de los intestinos, como frecuentes heces abultadas y grasosas

¿Qué otros análisis podrían hacerle a mi hijo junto con este? 

También es posible que a su hijo le realicen un análisis de sangre o un hisopado de células tomadas del interior de la boca para detectar genes anormales que causan la FQ.

¿Qué significan los resultados del análisis de mi hijo?

Muchas cosas pueden afectar los resultados de los análisis de laboratorio. Por ejemplo, el método que usa cada laboratorio para realizar el análisis. Aunque los resultados del análisis sean diferentes del valor normal, es posible que su hijo no tenga ningún problema. Para saber qué significan los resultados de su hijo, hable con el proveedor de atención médica de su hijo.

Los resultados del análisis de sudoración se miden en unidades denominadas milimoles por litro (mmol/L). Aquí se mencionan algunas lecturas posibles para bebés de hasta seis meses:

  • Un valor de 29 mmol/L o menos significa que su bebé probablemente no tenga FQ.

  • Un valor de entre 30 y 59 mmol/L significa que es posible que su bebé tenga FQ.

  • Un valor de 60 mmol/L o más significa que a su bebé probablemente le diagnosticarán FQ.

Para mayores de seis meses:

  • Un valor de 39 mmol/L o menos significa que es poco probable que la persona tenga FQ.

  • Un valor de entre 40 y 59 mmol/L significa que es posible que la persona tenga FQ.

  • Un valor de 60 mmol/L o más significa que a la persona probablemente le diagnosticarán FQ.

Si su hijo se realiza un análisis de sudoración en un centro de fibrosis quística, los profesionales del centro pueden hablar con usted sobre los resultados de su análisis de sudoración. Los resultados del análisis de sudoración también pueden enviarse al proveedor de atención médica de su hijo y usted debería hablar sobre los resultados con él. 

¿Cómo se realiza este análisis?

Un análisis de sudoración lleva alrededor de una hora. Por lo general, se realiza en los centros de atención de FQ. No se usa ninguna aguja para este análisis. Aquí se describe cómo se realiza:

  • Se frota un líquido transparente que causa sudoración sobre una zona pequeña de la piel del brazo o de la pierna.

  • Se coloca un electrodo en el punto mojado y se aplica una pequeña corriente de electricidad sobre la piel, a fin de estimular las glándulas sudoríparas durante alrededor de cinco minutos.

  • Es posible que la pequeña corriente eléctrica le cause hormigueo o calor leves.

  • Luego, se recolecta la sudoración de la piel y se la envía para medir la cantidad de cloruro que contiene.

¿Implica este análisis algún riesgo?

La corriente eléctrica usada es débil y no causa ningún daño. Aparte de sentir hormigueo o calor leves, su hijo no enfrentará otros riesgos con este análisis. En algunos casos, si se recolecta muy poca sudoración o si los resultados son dudosos, es posible que se necesite repetir el análisis.

¿Qué cosas podrían afectar los resultados del análisis de mi hijo?

Es posible que algunos bebés no puedan producir suficiente sudoración para realizar este análisis. El análisis puede realizarse más adelante. Una vez que este análisis dé un resultado positivo, siempre dará resultados positivos. Los medicamentos no afectan los resultados.

¿Cómo preparo a mi hijo para este análisis?

La única preparación para el análisis de sudoración consiste en no usar lociones ni cremas para la piel 24 horas antes del análisis. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.