Gases en sangre (ABG) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Gases en sangre (ABG)

¿Tiene esta prueba otros nombres?

ABG, análisis de gases en sangre arterial sistémica, PaO2, PaCO2, pH o prueba de saturación de oxígeno.

¿Qué es esta prueba?

El análisis de gases en sangre (ABG, por sus siglas en inglés) mide el equilibrio de oxígeno y dióxido de carbono en su sangre para ver qué tan bien funcionan sus pulmones. También mide el equilibrio acido-básico en la sangre. Sus riñones y pulmones mantienen este equilibrio acido-básico, que es necesario para que los sistemas enzimáticos de su cuerpo funcionen de la mejor manera. Cuando hay un desequilibrio, su sangre tiene demasiada cantidad de ácido (acidosis) o demasiada basicidad (alcalosis). Si no se trata, el desequilibrio puede ser perjudicial e, incluso, puede poner la vida en peligro.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Algunas personas tienen problemas para recibir oxígeno en sus sistemas porque tienen una enfermedad pulmonar, como neumonía o enfisema. Sin embargo, los niveles bajos de oxígeno y el intercambio deficiente de gases pueden ser un signo de otra enfermedad o afección que no estén relacionadas con sus pulmones. Su médico necesita saber la causa de sus problemas para respirar, a fin de recetar el tratamiento correcto. Si usted está usando oxígeno suplementario para que le ayude a respirar, esta prueba muestra si está recibiendo suficiente oxígeno adicional.

Es posible que las personas con enfermedad renal, insuficiencia renal, diabetes, choque, vómito crónico u otras afecciones tengan problemas con el equilibrio acido-básico en su sangre. Aquí se mencionan algunos de los motivos más comunes por los cuales se pide un ABG:

  • A menudo, le falta el aire.

  • Siente un cansancio inusual.

  • Se siente confundido o desorientado.

  • Tiene vómito o náuseas crónicos.

  • Se encuentra en estado de choque.

  • Tiene una lesión por inhalación de humo.

  • Tiene una intoxicación por monóxido de carbono.

  • Tiene quemaduras en sus vías respiratorias.

  • Está recibiendo tratamiento por un accidente por ahogamiento incompleto o para una enfermedad por descompresión.

  • Está recibiendo tratamiento para una afección pulmonar que afecta la manera en que su cuerpo absorbe oxígeno o elimina dióxido de carbono.

  • Usted es fumador, y el médico necesita averiguar si tiene una enfermedad, como insuficiencia cardíaca congestiva.

  • Ha tenido una sobredosis de medicamento.

  • Ha tenido una lesión en la cabeza o en el cuello y, actualmente, tiene problemas para respirar.

  • Tiene una afección que puede afectar la respiración, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), miastenia grave o síndrome de Guillain-Barré.

  • Un recién nacido tiene problemas para respirar.

¿Qué otras pruebas podría hacerme junto con esta prueba? 

Un ABG se realiza, a menudo, al mismo tiempo que las pruebas que se mencionan a continuación:

  • Electrolitos, que incluyen los niveles de sodio, potasio y bicarbonato en su sangre.

  • Glucosa, o la cantidad de azúcar en su sangre.

  • Otros análisis de sangre, que incluyen hemograma, pruebas del nivel de magnesio, calcio, amilasa, nitrógeno ureico en sangre (BUN, por sus siglas en inglés), creatinina y fósforo, cetonas y lactato. Estas pruebas indican qué tan bien están funcionando sus riñones.

  • También es posible que le realicen análisis de orina para determinar qué tan bien están funcionando sus riñones y para revisar su estado de salud general.

  • Radiografía de pecho (CXR, por sus siglas en inglés), para observar sus pulmones o para otros estudios radiológicos.

Si su médico sospecha que usted tiene una enfermedad pulmonar o una afección cardíaca, es posible que usted necesite otra serie de pruebas para evaluar qué tan bien funcionan sus pulmones. Estas pueden incluir:

  • Espirometría. Esta prueba mide la cantidad de aire que puede inhalar y exhalar, y la fuerza con la que puede exhalar.

  • Mediciones del volumen pulmonar. Estas pruebas calculan cuánto aire puede inhalar, cuánto aire puede exhalar y cuánto aire queda en sus pulmones después de que usted exhala.

  • Capacidad de difusión pulmonar. Esta prueba mide la cantidad de oxígeno que pasa desde sus pulmones hasta su torrente sanguíneo.

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Muchos aspectos pueden afectar los resultados de sus pruebas de laboratorio. Estos incluyen el método que usa cada laboratorio para realizar la prueba. Aunque los resultados de sus pruebas sean diferentes del valor normal, es posible que usted no tenga ningún problema. Para saber qué significan sus resultados, hable con su proveedor de atención médica.

Los resultados de su ABG mostrarán varios números. Aquí se mencionan dos números importantes:

  • Presión parcial de oxígeno (PaO2). Esta medición muestra la presión de oxígeno en su sangre. Los adultos sanos tendrán, generalmente, entre 70 y 100 milímetros de mercurio (mmHg). Los adultos saludables menores de 60 años tendrán, generalmente, 85 mmHg o más. Hable con su proveedor de atención médica acerca de sus resultados y sus significados.

  • Equilibrio acido-básico (pH). Cuando el dióxido de carbono se acumula en su sangre, este se disuelve y produce un ácido. Si su nivel de ácido en sangre está en desequilibrio, esto puede significar que su cuerpo no puede eliminar dióxido de carbono en forma eficiente. Esto puede suceder porque sus pulmones no están funcionando bien o porque sus riñones no pueden eliminar el ácido. Un resultado normal es entre 7.35 y 7.45.  

¿Cómo se realiza esta prueba?

Usted puede realizarse un análisis de ABG en un hospital, en un laboratorio o en un centro de cirugía. Para un ABG, se requiere una muestra de sangre. Para esta prueba, se extrae sangre desde una arteria –por lo general, de la muñeca, del brazo o de la entrepierna– en lugar de hacerlo desde una vena.

¿Implica esta prueba algún riesgo?

Tomar una muestra de sangre con una aguja implica riesgos que incluyen sangrado, infección, moretones o sensación de mareo. Dado que la sangre se extrae desde la arteria de su muñeca o entrepierna, es posible que sea más doloroso que la extracción de sangre de su brazo. Es posible que deba hacer presión en el lugar de la punción durante cinco minutos o más para detener el sangrado. Es posible que los medicamentos que enlentecen la coagulación de la sangre, como la aspirina (aspirine) y el Coumadin (warfarina [warfarine]), también causen un aumento del sangrado desde el lugar de la punción.

¿Qué aspectos podrían afectar los resultados de mi prueba?

Fumar, inhalar humo de segunda mano, tener fiebre o respirar rápidamente pueden afectar los resultados de la prueba.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

Usted no necesita hacer nada para prepararse para esta prueba. Si les teme a las agujas, intente conservar la calma, dado que respirar rápidamente puede afectar los resultados de su prueba. Hable con su proveedor de atención médica si toma medicamentos que afectan su coagulación de la sangre.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.