Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Amilasa (en sangre)

¿Tiene esta prueba otros nombres?

Amilasa en suero.

¿Qué es esta prueba?

Esta prueba mide el nivel de la enzima amilasa que hay en su sangre.

Alrededor del 40% de la amilasa de su cuerpo es producida por su páncreas, y el resto proviene de sus glándulas salivales. Los niveles de amilasa que hay en su sangre aumentan cuando su páncreas o sus glándulas salivales se inflaman. Esto puede ser causado por una infección, cáncer o, incluso, por su consumo de alcohol o drogas.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Usted podría necesitar esta prueba para ayudar a que su médico diagnostique o trate una afección médica. Estas afecciones incluyen:

  • Pancreatitis, especialmente pancreatitis aguda

  • Embarazo

  • Trastornos de alimentación, como bulimia o anorexia nerviosa

  • Afecciones gastrointestinales, como úlceras pépticas perforadas, apendicitis, infecciones o tumores

También es posible que la prueba se realice en una situación de emergencia.

¿Qué otras pruebas podría hacerme junto con esta prueba? 

También es posible que su médico le pida estas pruebas:

  • Lipasa

  • Tripsinógeno

  • Hematocrito

  • Pruebas de la función hepática

  • Tomografía computarizada abdominal

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Muchos aspectos pueden afectar los resultados de sus pruebas de laboratorio. Estos incluyen el método que usa cada laboratorio para realizar la prueba. Aunque los resultados de sus pruebas sean diferentes del valor normal, es posible que usted no tenga ningún problema. Para saber qué significan sus resultados, hable con su proveedor de atención médica.

El rango normal de la amilasa en una muestra de sangre es de 0 a 130 unidades por litro (U/L).

Si sus niveles de amilasa son más altos que lo normal, usted puede tener una de varias afecciones. Estas incluyen:

  • Pancreatitis aguda, en la que los niveles de amilasa son tres veces mayores que lo normal

  • Cáncer pancreático

  • Absceso en el páncreas

  • Seudoquistes pancreáticos

  • Ascitis

  • Macroamilasemia

  • Úlcera péptica perforada

  • Infarto intestinal

  • Obstrucción en sus intestinos

  • Apendicitis

  • Colecistitis aguda

  • Embarazo ectópico con ruptura de la trompa de falopio

  • Inflamación de las glándulas salivales

  • Peritonitis

  • Quemaduras

  • Cetoacidosis diabética

  • Insuficiencia renal

  • Uso de medicamentos, como la morfina (morphine)

  • Carcinomatosis del pulmón, el esófago o un ovario

  • Consumo de alcohol

  • Paperas

  • Tumores en la próstata

  • Trastornos de alimentación, como bulimia o anorexia nerviosa

También es posible que sus niveles sean más altos después de realizarse un procedimiento pancreático denominado colangiopancreatografía.

Sus niveles de amilasa pueden ser más bajos en estas afecciones:

  • Pancreatitis crónica

  • Necrosis hepática

  • Fibrosis quística

Otras afecciones, no relacionadas con las enfermedades pancreáticas, abdominales ni de las glándulas salivales, pueden afectar sus niveles de amilasa. Estas incluyen:

  • Macroamilasemia, una afección benigna que los hombres pueden desarrollar en su madurez

  • Problemas en los riñones, especialmente insuficiencia renal o un trasplante reciente

  • Cetoacidosis diabética

  • Alcoholismo

  • Niveles más altos de triglicéridos en la sangre, un tipo de grasa, lo que se denomina hipertrigliceridemia

¿Cómo se realiza esta prueba?

Para la prueba, se requiere una muestra de sangre, que se extrae a través de una aguja que se coloca en una vena de su brazo.

¿Implica esta prueba algún riesgo?

Tomar una muestra de sangre con una aguja implica riesgos que incluyen sangrado, infección, moretones o sensación de mareo. Cuando pinchen su brazo con la aguja, es posible que sienta una leve sensación de escozor o dolor. Después, el sitio puede estar levemente dolorido.

¿Qué aspectos podrían afectar los resultados de mi prueba?

Determinados medicamentos, como la aspirina (aspirin), los medicamentos que contienen estrógeno y los opiáceos (opiates), como la morfina, pueden afectar los resultados de su prueba. El consumo de alcohol también puede afectar sus resultados. El embarazo y un trasplante de riñón reciente también pueden afectar sus resultados.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

Usted no necesita prepararse para esta prueba. Sin embargo, asegúrese de que su médico sepa todos los medicamentos, los productos a base de hierbas, las vitaminas y los suplementos que usted está tomando. Esto incluye los medicamentos que no necesitan receta y cualquier droga ilícita que pueda usar.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.