La diabetes y la enfermedad arterial periférica - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La diabetes y la enfermedad arterial periférica

La diabetes es un trastorno que dificulta la utilización de un tipo de azúcar llamado glucosa para producir energía. En consecuencia, el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto. La diabetes es una enfermedad crónica (dura toda la vida) y aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad arterial periférica, un trastorno de las arterias de las piernas. Si usted tiene enfermedad arterial periférica, es probable que el trastorno esté extendido también a las arterias de otras partes del cuerpo. Esto aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas serios de salud.  Siga leyendo para obtener más información sobre cómo la diabetes puede producir enfermedad arterial periférica y afectar a su salud.

¿Por qué la diabetes puede producir enfermedad arterial periférica?

La diabetes puede dañar las arterias. Una alto nivel de azúcar en la sangre puede crear asperezas en las paredes de las arterias. La placa (una sustancia similar a la cera, que se encuentra en la sangre) puede acumularse en las paredes de las arterias y dificultar el flujo de la sangre por las mismas. Si la diabetes no se controla bien, es más probable que desarrolle enfermedad arterial periférica y otras complicaciones. Pero la diabetes puede controlarse mediante la pérdida de peso, ejercicio, cambios en la dieta y medicamentos. El cuidado adecuado de los pies es especialmente importante en personas con enfermedad arterial periférica.

¿Qué ocurre si no se controla la diabetes?

  • Si usted tiene diabetes mal controlada y enfermedad arterial periférica, tiene un riesgo muy alto de que le deban amputar un dedo del pie, un pie o una pierna.

  • La diabetes no controlada puede causar muchas complicaciones, entre ellas trastornos cardíacos, ataques cerebrales, daños al riñón o insuficiencia renal (nefropatía), enfermedad hepática, daños a los nervios (neuropatía), daños a los ojos (retinopatía), disfunción sexual y enfermedad periodontal (de las encías).

¿Qué ocurre si se controla la diabetes?

  • Un cuidado adecuado de los pies puede reducir el riesgo de amputación.

  • Controlar la diabetes puede reducir el riesgo de trastornos renales, trastornos oculares y las neuropatías. También reduce el riesgo de trastornos cardíacos, ataque cerebral y otras complicaciones.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.