Las muelas del juicio: descripción - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Las muelas del juicio: descripción

Las muelas del juicio son muy parecidas a los demás dientes permanentes; la diferencia principal radica en que son las últimas en desarrollarse y brotar en el interior de la boca (cuando uno es más “maduro y juicioso”). La mayoría de las personas tiene cuatro muelas del juicio, una en cada esquina de la boca, aunque otras carecen naturalmente de uno o más de estos dientes.

Vista lateral del rostro de una mujer con los dientes que pueden verse en las mandíbulas. El maxilar inferior es la mandíbula inferior y el maxilar superior es la mandíbula superior. El seno maxilar se encuentra en la mandíbula superior. El nervio de la mandíbula controla la sensación en el mentón, la encía, los dientes y el labio. Las muelas de juicio en los maxilares superior e inferior están impactadas.

Las muelas del juicio y la anatomía dental

Hay varios tipos de dientes, cada uno de ellos diseñado ya sea para morder o para masticar. Al ser molares, las muelas del juicio son dientes que mastican. Tanto el maxilar superior como el inferior contienen tres molares en cada lado. Las muelas del juicio son las últimas de la fila, por lo que reciben el nombre de “terceros molares”. Ya que hay ocho molares más para realizar la masticación, la mayoría de las personas puede arreglárselas perfectamente sin las muelas del juicio.

Anatomía de un diente

La corona es la parte del diente que contiene una superficie dura para masticar. Debajo del borde de las encías, la raíz fija el diente al hueso. Los nervios y los vasos sanguíneos entran y salen del diente a través de las raíces.

Cómo se desarrollan las muelas del juicio

Todos los dientes se forman dentro de los huesos maxilares. A medida que crecen las raíces, la corona del diente avanza gradualmente hacia la encía hasta que erupciona (sale por la encía). Una vez que el diente ha brotado por la encía, sus raíces siguen alargándose; de hecho, las raíces tardan años en desarrollarse del todo. Con el tiempo, los huesos maxilares se vuelven más densos y rígidos.

  • Alrededor de los 9 años, comienzan a formarse las muelas del juicio dentro de los huesos maxilares; a estos huesos les queda mucho por crecer, por lo que aún no han alcanzado su densidad máxima.

  • Al final de la adolescencia, las muelas del juicio se han desarrollado y están alargándose. Podría comenzar a erupcionar la corona de cada muela del juicio.

  • Poco después de cumplidos los 20 años, cada muela del juicio ha erupcionado o quedado retenida (incapaz de salir del todo). Las raíces podrían estar todavía en etapa de formación, pero los huesos maxilares han terminado de crecer.

  • Cerca de los 40 años, las raíces de las muelas del juicio están firmemente fijadas en el hueso. Los huesos maxilares han alcanzado a su densidad adulta.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.