Cuando su hijo llega a la pubertad: Respuestas a preguntas frecuentes - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo llega a la pubertad: Respuestas a preguntas frecuentes

La pubertad (etapa del desarrollo sexual en los niños y niñas) puede ser una época muy confusa para los padres y sus hijos. Tanto usted como su hijo podrían sentirse incómodos hablando sobre el sexo y los cambios corporales. Y quizás le preocupe entender qué es lo “normal”. En esta hoja encontrará respuestas a algunas preguntas frecuentes sobre la pubertad. Además, el proveedor de atención médica de su hijo puede aclarar las preguntas o preocupaciones que usted tenga.

¿Qué es la pubertad?

La pubertad es la época de la adolescencia durante la cual un niño comienza a desarrollarse sexualmente hasta convertirse en adulto. Generalmente, la pubertad comienza entre los 9 y los 14 años en las niñas, y los 12 y los 16 años en los niños; suele durar de 2 a 5 años.

Mi hija tiene 15 años y no le ha venido el período. ¿Debería preocuparme?

Los períodos (menstruaciones o reglas) no comienzan hasta que han madurado todas las partes del sistema reproductor de una niña. En los Estados Unidos, las niñas comienzan a menstruar alrededor de los 12 años de edad; sin embargo, es normal que las niñas comiencen a tener el período en cualquier momento entre los 8 y los 16 años de edad. Algunas niñas comienzan a desarrollarse después de la mayoría de sus compañeras, mientras que otras lo hacen más temprano; generalmente esto es normal y no constituye ningún problema. El proveedor de atención médica de su hijo o hija puede supervisar su maduración y estar pendiente de problemas. Por esto, es importante que usted lleve a su hijo a hacerse un chequeo al menos una vez al año. Si tiene preguntas o preocupaciones sobre el crecimiento y desarrollo de su hijo, hable con el proveedor de atención médica del niño.

El estado de ánimo de mi hijo ha comenzado a fluctuar mucho. ¿Es esto normal?

Durante la pubertad son muy comunes las fluctuaciones del ánimo. A medida que avanza la pubertad, su hijo o hija podría mostrar cambios de la personalidad. Es posible que el niño esté menos dispuesto a pasar tiempo con usted, le interese mucho menos conversar con usted y quizás desarrolle nuevos intereses. Todos estos cambios son normales. Aunque es de esperar que ocurran ciertas fluctuaciones de ánimo, algunos de ellas pueden indicar un problema grave llamado depresión. Algunas señales de que su hijo podría estar deprimido son: pierde el interés en las cosas que antes disfrutaba, llora a menudo, se retrae de sus amigos y familiares, se enoja o enfurece, saca notas más bajas o habla de que carece de valor o esperanza. Si nota cualquiera de estas señales, enseguida lleve a su hijo a ver a su proveedor de atención médica.

¿Qué puedo hacer para seguir formando parte de la vida de mi hijo?

Lo mejor que puede hacer es hablar con su hijo a menudo. Aunque su hijo esté huraño o no quiera hablar, siga conversando con el niño y pidiéndole información sobre su vida. Es importante que su hijo sepa que usted está disponible para orientarlo a través de una época que podría ser difícil. Haga un esfuerzo por:

  • Conocer a los amigos de su hijo.

  • Saber cómo pasa el tiempo su hijo.

  • Limitar el tiempo que el niño pasa viendo televisión o en la computadora a 2 horas al día. Lo ideal es no dejar que su hijo tenga un televisor o computadora en su dormitorio. Ponga la computadora y el televisor en una zona común, donde pueda monitorearse su uso.

  • Planifique un período familiar en que se espere que todos asistan, como por ejemplo una comida, un juego u otra actividad. Tenga períodos familiares diariamente, si es posible, o al menos varios días a la semana.

  • Hágale preguntas sobre su día a su hijo.

No se desanime si al principio su hijo no responde; lo importante es que le quede claro que usted está interesado y disponible para hablar. Un modo de mantener conversaciones abiertas es preguntar sobre eventos de actualidad en lugar de tratar de hablar de asuntos personales. De esta forma su hijo podrá hablar de sus sentimientos y experiencias sin sentirse presionado de que su vida es el centro de la atención.

Mi hijo de 16 años pasa horas acicalándose en el baño. ¿Es esto normal?

Los adolescentes se vuelven muy interesados en su aspecto durante la pubertad. Aunque esto puede alterar las rutinas y poner a prueba la paciencia de los familiares, el acicalamiento es un comportamiento normal. Durante la pubertad, es esencial que el niño se bañe regularmente para ayudar a prevenir los olores corporales y mejorar los problemas de piel grasosa. Por eso, es importante que usted estimule los hábitos de higiene de su hijo; sin embargo, debe desalentarlo a que se obsesione con su aspecto y su imagen. Impida que su niño o niña se vista inapropiadamente para su edad. Limite el uso de maquillaje. Tenga en mente que aunque su hijo podría verse maduro físicamente, emocionalmente todavía se está desarrollando.

¿Cuánto debo hablar sobre el sexo?

El sexo podría ser un tema incómodo para hablar entre los padres y los hijos. Sin embargo, es importante que su hijo conozca los hechos por su propia seguridad y salud. Hágale saber a su hijo que está dispuesto a hablar en cualquier momento, luego espere hasta que el niño saque el tema a colación. También puede darle al niño un libro o folleto de alguna fuente fidedigna para que lo lea por su cuenta, pero asegúrese de estar disponible para contestar preguntas. Si no se siente en condiciones de hablar con su hijo sobre el sexo, lleve al niño a su proveedor de atención médica para conversar sobre el sexo y temas sexuales.

¡A mi hijo le están saliendo senos! ¿Por qué está sucediendo esto?

Cerca del 60% de los varones desarrollan tejido mamario en uno o ambos lados del pecho durante la pubertad. Este fenómeno se llama ginecomastia. Los niños podrían encontrar que les resulta doloroso físicamente así como vergonzoso. Tranquilice a su hijo diciéndole que este tejido mamario es común y completamente normal; generalmente desaparece uno o dos años después de aparecer. Si su hijo tiene mucho dolor u otras preocupaciones, llévelo a su proveedor de atención médica.

¿Cómo debo preparar a mi hija para su menstruación (período o regla)?

La aparición de la menstruación señala el paso de una niña a la madurez sexual. Para ayudar a reducir el miedo asociado a esta transición, hable con su hija sobre su menstruación ANTES de que le comience. Informe a su hija de:

  • Que la menstruación es normal y que no le debe producir ningún tipo de miedo.

  • Cómo usar productos higiénicos femeninos como toallas sanitarias y tampones.

  • Cómo tratar los cólicos menstruales.

  • Que puede hablar con usted sobre sus reglas.

Mi hijo suele encerrarse con llave en su habitación; creo que se está masturbando. ¿Debería preocuparme?

Durante la pubertad, cuando suben los niveles de hormonas, el interés en el sexo aumenta enormemente. La masturbación (darse placer sexual a sí mismo) es una manera frecuente en que los niños y las niñas exploran su propia sexualidad y los cambios de sus cuerpos. Es un proceso muy normal y no dañino para su hijo. La mayoría de los niños y adultos se sienten incómodos hablando sobre la masturbación, pero es una buena idea hacerle saber a su hijo que usted está disponible para contestar cualquier pregunta.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.