Pubertad: crecimiento y desarrollo normal en las niñas - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Pubertad: crecimiento y desarrollo normal en las niñas

Su hija ha llegado a la etapa de la adolescencia denominada pubertad. Durante esta etapa, el cuerpo de su hija comienza a desarrollarse y adquirir madurez sexual. Esta hoja le indica lo que puede esperar durante esta etapa del crecimiento y el desarrollo de su hija.

¿Cuánto dura la pubertad? Tres niñas que muestran el desarrollo: antes de la pubertad, durante la pubertad y en la edad adulta.

En las niñas, la pubertad suele iniciarse entre los 9 y los 14 años de edad; una vez que comienza, la pubertad dura entre 2 y 5 años. Sin embargo, cada niña es diferente y hay una amplia gama de lo que se considera “normal”. Su hija podría iniciar y terminar la pubertad un poco antes o después de sus amigas. Si tiene preguntas o preocupaciones sobre el desarrollo de su hija, hable con el proveedor de atención médica de la niña.

Cambios físicos que ocurren durante la pubertad

  • Estatura y peso:

    • Cerca del 20% del peso de los adultos se adquiere durante la pubertad. Las niñas comienzan a aumentar de estatura en las primeras etapas de la pubertad.

    • Cerca del 50% del peso normal de los adultos se adquiere durante la pubertad. Las caderas, los muslos, los senos y el abdomen suelen aumentar más de peso que otras zonas. Además, el porcentaje de grasa corporal de las niñas se ha duplicado para el final de la pubertad.

  • Desarrollo sexual y crecimiento del vello:

    • Al comienzo de la pubertad, los senos brotan y comienzan a desarrollarse; durante esta época puede sentirse un endurecimiento debajo del pezón. Generalmente un seno comienza a crecer antes que el otro. El brote de los senos puede causar sensibilidad e incluso dolor en la zona; esto es normal y no es señal de que exista un problema.

    • Comienza a formarse el vello púbico. Al principio el vello es fino, pero con el tiempo se oscurece y vuelve más grueso. También comienza a crecer el vello de las piernas y las axilas.

    • Generalmente, las niñas comienzan a menstruar (tener la regla o el período) entre los 9 y los 17 años de edad. En promedio la menstruación comienza a los 12 años, pero también es normal que se inicie antes o después de esa edad. Antes de que comiencen las reglas de por sí, las niñas podrían tener un flujo transparente o blanquecino durante varios meses; esto es normal.

  • Acné y olor corporal:

    • Los niveles de hormonas que aumentan durante la pubertad pueden causar acné en la cara y el cuerpo.

    • Además, las hormonas aumentan la cantidad de sudor y producen un olor corporal más intenso.

Tranquilice a su hija

  • Es posible a su hija le preocupe que sus compañeras estén más o menos desarrolladas que ella. Explíquele que las niñas de la misma edad pueden encontrarse en distintas etapas de la pubertad. El crecimiento de su hija, independientemente de que sea lento o rápido, está ocurriendo a la velocidad adecuada para ella.

  • Ayude a su hija a adaptarse a los cambios de su cuerpo. Ofrezca soluciones para el olor corporal y el acné (como por ejemplo, bañarse más a menudo, usar desodorante y usar productos para el acné).

  • Es probable que su hija se sienta incómoda hablando sobre sus cambios de origen sexual. Hágale saber que puede contar con usted para conversar si así lo desea. Quizás también le interese darle a su hija un libro con información sobre la pubertad para que lo lea por su cuenta.

Exámenes que se realizan durante la pubertad

Conforme comienza la pubertad, es importante que su hija acuda a su proveedor de atención médica una vez al año. Siga llevándola para que le hagan sus chequeos habituales, al menos una vez al año. Sepa que, a lo largo de la pubertad, los chequeos habituales implicarán examinar a su hija sin ropa puesta. Esto permitirá que su proveedor de atención médica determine los progresos físicos de su hija en el transcurso de la pubertad. Asegure a su hija de que este examen es normal y lo esperado. Además, es posible que se pida a los padres que salgan del consultorio durante una parte del examen, para que la niña y el proveedor de atención médica puedan tener una conversación franca y abierta. Si tiene preguntas o preocupaciones, hable con el proveedor de atención médica de su hija.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.