Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene roséola

La roséola, llamada también eritema súbito o la sexta enfermedad, es una infección viral frecuente en los niños. Aunque la roséola no constituye un problema grave de salud y desaparece por sí misma sin tratamiento, usted puede ayudar a su hijo a sentirse mejor.

¿Cuál es la causa de la roséola?

Bebé con salpullido en el pecho y el abdomen.

La roséola es causada por una infección viral de la familia del herpes virus humano. Esta se transmite en las pequeñas gotas que se esparcen por el aire cuando una persona portadora del virus estornuda o tose. Suele afectar a los niños entre los 6 meses y los 2 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas de la roséola?

Los síntomas evolucionan en dos fases:

  • Primera fase: Fiebre alta (102-104° F o 39 a 40º C) durante tres a siete días. Es probable que su hijo se sienta malhumorado e incómodo mientras le dure la fiebre.

  • Segunda fase: Erupción (sarpullido) que aparece en cuello y baja por el torso una vez que desaparece la fiebre. La erupción, que es roja y puede ser plana o en relieve, se disemina a la cara o las extremidades en algunos casos. La erupción no es dolorosa y tiende a aumentar o disminuir en intensidad (mejorar o empeorar) en el transcurso de trea a cuatro días. Su hijo podría estar de mal humor o sentir comezón durante la fase de erupción de la roséola.

¿Cómo se diagnostica la roséola?

No existe ninguna prueba para detectar la roséola; de hecho, esta infección no se puede diagnosticar hasta que la fiebre haya desaparecido y haya brotado la erupción. En algunos casos, el proveedor de atención médica examina al niño y le hace algunas pruebas para descartar otras causas posibles de la fiebre.

¿Cómo se trata la roséola?

La roséola no requiere tratamiento, porque desaparece por sí misma. Para ayudar a su hijo a sentirse mejor hasta que se le quite la infección:

  • Asegúrese de que el niño descanse lo suficiente y tome abundantes líquidos.

  • El proveedor de atención médica de su hijo podría recomendarle que le dé acetaminofén o ibuprofeno para ayudar a bajarle la fiebre o calmarle las molestias. No le dé aspirina a su hijo para aliviarle la fiebre; el uso de aspirina para bajar la fiebre podría producir una afección grave llamada “síndrome de Reye”.

  • Si la erupción le produce comezón, podrían recomendarle un medicamento para aliviarla llamado “antihistamínico”.

El regreso a la escuela

Una vez que le desaparezca la fiebre, su hijo ya no contagiará la infección. Por esto, el niño podrá asistir a la guardería aunque todavía tenga la erupción.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

La roséola rara vez constituye un problema para los niños que de resto son sanos.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hjio si el niño presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre

    • En un bebé de hasta tres meses, una temperatura rectal de 100.4° F (38.0° C) o más.

    • En un niño de 3 a 36 meses, una temperatura rectal de 102° F (39.0° C) o más.

    • Un niño de cualquier edad tiene una temperatura de 103º F (39.4º C) o más.

    • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de dos años, o tres días en un niño de dos años en adelante.

    • Su hijo tiene una convulsión causada por la fiebre.

  • Fiebre que regresa después de que ha desaparecido la erupción.

  • Erupción que regresa de forma mucho más intensa o que no comienza a desaparecer pasados de cuatro a cinco días.

  • Erupción que dura más de varias semanas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.