Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Programa para el cuidado de los pies en personas con diabetes

 

Usted depende constantemente de sus pies para moverse de un lado a otro. Sin embargo, si tiene diabetes, sus pies necesitan un cuidado especial. Incluso un problema pequeño en un pie puede agravarse mucho. Por esta razón, no desatienda sus pies. Si colabora con su equipo de tratamiento de la diabetes, aprenderá cómo proteger sus pies y mantenerlos saludables.

Una médica examina los pies de un paciente.

Cómo se evalúan sus pies

Una evaluación le ayuda a su proveedor de atención médica a determinar el estado de sus pies. Incluye una revisión de sus antecedentes de diabetes y de su salud general. También puede incluir un examen de los pies, radiografías y otras pruebas. Esos exámenes y pruebas ayudan a detectar la existencia de problemas debajo de la piel que usted no puede ver ni sentir.

Historia clínica

Le harán preguntas sobre su salud general y los problemas de los pies que haya tenido. Además usted hablará de sus antecedentes de diabetes, por ejemplo, si su nivel de azúcar en la sangre ha cambiado con el tiempo. También incluirá preguntas sobre las sensaciones de dolor, hormigueo, pinchazos o entumecimiento. Los médicos además desearán saber si usted tiene presión arterial alta y enfermedad del corazón, o si fuma. Asegúrese de mencionar todos los medicamentos, suplementos o hierbas medicinales que toma.

Examen de los pies

Este examen determina el estado de diversas partes de su pie. En primer lugar, le revisarán su piel y uñas en busca de signos de infección. Se comprobará la circulación de la sangre tomando el pulso en ambos pies. Es posible que le hagan pruebas para estudiar el estado de los nervios de los pies. En estas pruebas se usa un filamento pequeño (alambre) para determinar el nivel de sensibilidad de sus pies. En algunos casos, le pedirán que camine una distancia corta para ver si tiene problemas en los huesos, las articulaciones o los músculos.

Pruebas de diagnóstico

Si es necesario, su proveedor de atención médica recomendará que se haga ciertas pruebas para obtener más información sobre sus pies. Por ejemplo:

  • Pruebas Doppler para medir la circulación de la sangre en los pies y la parte inferior de las piernas.

  • Radiografías, que pueden revelar problemas de los huesos o las articulaciones.

  • Otras pruebas de diagnóstico por imágenes, como una resonancia magnética, una gammagrafía ósea (exploración del hueso) o una tomografía computarizada. Estas pruebas pueden ayudar a detectar infecciones en los huesos.

  • Otras pruebas, como exámenes vasculares que estudian la circulación sanguínea en sus pies y piernas. También podrían hacerle estudios de los nervios para determinar la sensibilidad de sus pies.

Elaboración de un programa para el cuidado de los pies

Según los resultados de la evaluación, su proveedor de atención médica creará un programa de cuidado de los pies para usted. Su programa puede ser tan simple como iniciar una rutina diaria de cuidado personal y cambiar el tipo de zapatos que usa. También puede significar tratar problemas menores de los pies, como un callo o una ampolla. En algunos casos, será necesario realizar una cirugía para tratar una infección.

Cómo prevenir problemas

Cuando usted tiene diabetes, es preferible prevenir los problemas que tener que tratarlos más adelante. Por esta razón, visite a su equipo de atención médica para hacerse chequeos y cuidar de sus pies regularmente. Su equipo de atención médica también puede darle más información sobre cómo cuidar sus pies en su casa. Por ejemplo, es posible que le pidan que evite caminar descalzo. O tal vez le indiquen que es necesario que use calzado especial para proteger sus pies.

Hágase chequeos regulares

Los problemas de los pies pueden empeorar rápidamente, por lo que es importante que vaya a todas las visitas programadas con su equipo de atención médica. Durante las visitas al médico, quítese los zapatos y las medias tan pronto como entre en el cuarto de consulta. Pida a su proveedor de atención médica que examine sus pies para buscar posibles problemas. Esto facilitará la detección y el tratamiento de pequeñas irritaciones de la piel antes de que empeoren. Los chequeos regulares también pueden ayudarle a vigilar la circulación de la sangre y el nivel de sensibilidad de sus pies. Si tiene neuropatía (falta de sensibilidad en los pies), deberá hacerse chequeos más a menudo.

Aprenda a cuidarse

Cuanto más sepa sobre la diabetes y sus pies, más fácil le será prevenir problemas. Los miembros de su equipo de atención médica pueden enseñarle cómo revisar sus pies para detectar signos de advertencia. También pueden darle otros consejos sobre el cuidado de los pies. Durante las visitas al consultorio, recuerde hacer todas las preguntas que tenga.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.