Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene oxiuro

Los oxiuros son unos diminutos gusanos blancos que pueden verse a simple vista. Los oxiuros, que pueden infectar los intestinos, suelen ser inofensivos y no provocan graves problemas de salud. Puede tratarse fácilmente a su hijo con medicamentos.

¿Cómo se propagan los oxiuros?

Los oxiuros se propagan cuando se transfieren de un lado a otro los minúsculos huevos de estos gusanos. Puede producirse la contaminación si una persona infectada no se lava bien las manos después de defecar o después de tocarse el ano o las nalgas. Los huevos pueden permanecer en las uñas y las manos de la persona, para luego transferirse a cualquier objeto que esta toque. Usted o su hijo pueden infectarse tocando un objeto contaminado y luego tragando los huevos.

¿Cuáles son los síntomas de oxiuro?

  • Comezón alrededor del ano y las nalgas, que generalmente ocurre de noche

  • Comezón vaginal en las niñas

  • Leve dolor abdominal (poco frecuente)

¿Cómo se diagnostican los oxiuros?

  • El médico le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes de salud de su hijo; también le hará un examen al niño.

  • Podrían pedirle que realice una prueba con cinta adhesiva. En esta prueba, se aplica el lado pegajoso de una cinta transparente o de celofán a la piel que rodea el ano del niño; luego el trozo de cinta se despega y se examina para ver si hay gusanos presentes. El médico podría darle un kit para la prueba con cinta, o bien usted puede adquirir uno en la farmacia.

¿Cómo se tratan los oxiuros?

A su hijo le recetarán un medicamento. Es posible que los demás miembros de la familia también tengan que tomar el mismo medicamento, para evitar el contagio de los oxiuros. La comezón y demás síntomas deberían desaparecer en cuestión de una semana.

¿Cómo se previene la propagación de los oxiuros?

Para impedir que su hijo transmita los oxiuros a otras personas, siga estos pasos:

  • Enseñe a su hijo a lavarse las manos a menudo con jabón y agua tibia. El lavado de las manos es especialmente importante antes de comer o de tocar alimentos, después de ir al baño y después de rascarse la zona afectada.

  • No permita que su hijo comparta sus tazas, utensilios, servilletas u objetos personales, como toallas y cepillos de dientes, con otras personas.

  • Haga lo posible para que su hijo no se meta las manos en la boca.

  • Lave cualquier juguete o artículo que su hijo se coloque en la boca.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.