Cuando su hijo tiene osteocondritis disecante (OCD). - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene osteocondritis disecante (OCD).

A su hijo le han diagnosticado osteocondritis disecante (OCD). Se trata de un trastorno en el que un pequeño fragmento del hueso y cartílago de una articulación se separa del tejido óseo que lo rodea. La OCD es más común en la articulación de la rodilla, pero puede ocurrir también en otras articulaciones como el codo y el tobillo. Este problema puede ser leve, moderado o grave.

  • OCD leve: Un fragmento del hueso ha empezado a separarse de la articulación, pero este fragmento todavía se mantiene en su lugar gracias a un recubrimiento de cartílago (tejido denso y elástico que ayuda a amortiguar el impacto en la articulación).

  • OCD moderada: El fragmento de hueso se separa más. El recubrimiento cartilaginoso puede desgarrarse.

  • OCD grave: El fragmento de hueso y el recubrimiento cartilaginoso se separan y “flotan” en la articulación.

Es posible que su hijo deba ir a un ortopedista (un médico que se especializa en el tratamiento de problemas de huesos y articulaciones) para la evaluación y posible tratamiento de su articulación.

¿Cuáles son las causas de la osteocondritis disecante?

No se sabe con certeza por qué algunos niños desarrollan OCD. Lo que se sabe es lo siguiente:

  • La separación entre el hueso y la articulación puede ser debida a la pérdida de aporte sanguíneo al fragmento de hueso afectado.

  • El sobreuso de la articulación y el esfuerzo frecuente (a consecuencia de saltar o correr, por ejemplo) aumentan la propensión del niño a desarrollar OCD.

  • Los niños que practican deportes desarrollan OCD más a menudo que los que no lo hacen.

  • El perfil más común de un paciente con OCD es un niño varón de 10-16 años de edad.

  • La OCD puede ser hereditaria.

¿Cuáles son las señales y síntomas de la osteocondritis disecante?

Los síntomas más comunes de la OCD son:

  • Molestias en la articulación

  • Hinchazón de la articulación

  • Dolor al usar la articulación

  • Rigidez de la articulación cuando no se está usando

  • Sensación de que la articulación se está “trabando” o “enganchando”

  • Cojera (si la rodilla o el tobillo están afectados)

¿Cómo se diagnostica la osteocondritis disecante?

El médico le hará preguntas acerca de la historia clínica del niño y los síntomas. Si sospechan que tiene OCD, es posible que le hagan una radiografía. En algunos casos, es posible que le hagan una prueba de imagen por resonancia magnética (MRI por sus iniciales en inglés). Durante esta prueba se utilizan imanes potentes y ondas de radio para formar una imagen del interior de la articulación.

¿Cómo se trata la osteocondritis disecante?

El objetivo del tratamiento de la OCD es curar la articulación. El fragmento separado del hueso y el cartílago necesita unirse de nuevo a la articulación para curarla. Este proceso toma tiempo, a menudo hasta 6 meses. Durante este período:

  • Alivie los síntomas para que su hijo se sienta más cómodo.

    • Ponga hielo en la articulación para aliviar el dolor según sea necesario. Utilice para ello una bolsa de hielo o de chícharos congelados envuelta en una toalla delgada. No aplique el hielo durante más de 15 minutos seguidos.

    • Si el médico se lo indica, deberá darle al niño medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID por sus iniciales en inglés) como ibuprofeno y naproxeno. Administre estos medicamentos al niño siguiendo estrictamente las instrucciones que le hayan dado.

  • Dígale al niño que descanse la articulación afectada para permitir que se cure.

    • El niño deberá evitar todo tipo de actividades que le produzcan dolor, como correr o saltar.

    • Si el médico se lo indica, el niño deberá usar muletas para reducir el esfuerzo sobre la articulación de la rodilla o del tobillo.

    • Si el médico se lo indica, el niño deberá usar un aparato ortopédico o un yeso en la articulación para inmovilizarla mientras se cura.

  • En los casos en que el problema es moderado o grave, es posible que el médico recomiende cirugía.

    • Durante la operación, se coloca un clavo en el fragmento de hueso suelto para fijarlo al resto de la articulación, o bien se extrae el fragmento suelto.

    • Después de la cirugía el niño deberá usar muletas durante 1-3 meses para permitir que se cure la articulación.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

Con tratamiento, la OCD suele curarse sin problemas. Si la lesión no se cura, es posible que el niño desarrolle dolor persistente en la articulación. Los niños que han tenido OCD tienen más probabilidades de desarrollar artritis cuando son adultos. El médico de su hijo podrá darle más información sobre esto.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.