Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Prevención de caídas: Déle prioridad a su salud

Hay ciertos factores que pueden aumentar su riesgo de caerse, como por ejemplo tener un problema de salud y tomar ciertos tipos de medicamentos. Por esto, mejorar su salud puede ayudarle a evitar una caída. Colabore con su proveedor de atención médica para controlar sus problemas de salud y revisar sus medicamentos. Si tiene controlada su salud, disminuirá su riesgo de caerse.

Las afecciones crónicas aumentan su riesgo de caerse

Enfermera revisando la presión arterial de un paciente maduro.

Ciertos trastornos de salud como la diabetes, la presión arterial alta o baja y la artritis se denominan afecciones crónicas porque pueden controlarse pero no curarse. Los trastornos crónicos aumentan su riesgo de caerse porque pueden afectar muchas partes de su cuerpo y dificultar los movimientos, el equilibrio o la visión. Además, algunos de los medicamentos que se toman para tratar estos trastornos pueden tener efectos secundarios como mareos o modorra, los cuales también aumentan el riesgo.

Colabore con su proveedor de atención médica

Su proveedor de atención médica puede colaborar con usted para ayudarle a evitar caídas. Acuda a su proveedor de atención médica para que le haga un chequeo anual o vaya más a menudo si tiene síntomas, como entumecimiento en las piernas o mareos, que podrían elevar su riesgo de caerse. Traiga consigo una lista de sus medicamentos para revisarla junto con su proveedor. Hable sobre su alimentación y su rutina de ejercicios, y pregunte si necesita algún examen para evaluar su riesgo de caerse.

Revise sus medicamentos

Farmacéutica que habla con una mujer mayor sobre un medicamento.

Ciertos medicamentos (incluso los que se adquieren sin receta) pueden causar efectos secundarios capaces de provocar una caída. Los medicamentos comunes que producen este tipo de efectos secundarios son los que se usan para tratar problemas de presión arterial o del corazón, analgésicos (medicamentos para el dolor), somníferos (medicamentos para dormir) y antidepresivos. Además, la manera en que su cuerpo reacciona a los medicamentos puede cambiar con el paso de los años. Por esto, ciertos medicamentos que no le producían problemas en el pasado pueden causarle efectos secundarios actualmente. Su proveedor de atención médica (por ejemplo, su médico o farmacéutico) le ayudará a revisar sus medicamentos y hacer los cambios que sean necesarios.

Hágase exámenes de la vista y la audición

Los trastornos de la visión o la audición pueden ocasionar caídas.

  • Hágase un examen de la vista por lo menos una vez al año. Tómese su tiempo para ajustarse a anteojos nuevos.

  • Hágase un examen de la audición por lo menos cada dos años.

  • Pida a su médico que le examine el oído interno en busca de problemas que pueden hacerle perder el equilibrio.

Aliméntese bien

Si no ingiere suficiente comida y líquidos, es posible que se maree y se caiga.

  • La capacidad de percibir la sed disminuye con la edad; tome agua a lo largo del día.

  • Tome desayuno y planifique comidas con regularidad. 

  • Consulte con su proveedor de atención médica para averiguar si necesita tomar suplementos. Los suplementos pueden ayudarle a fortalecer los huesos y los músculos para prevenir las caídas; también pueden contribuir a prevenir las fracturas si se llega a caer.

Manténgase tan activo como pueda

Mantenerse activo es una de las mejores cosas que usted puede hacer para prevenir las caídas. Tenga en cuenta que hacer muy poco ejercicio puede ser tan malo como hacer demasiado. Esto se debe a que si no está activo puede debilitarse y estar más propenso a caerse. Un buen equilibrio, flexibilidad, fortaleza y resistencia son producto del ejercicio, y todos juegan un papel importante en la prevención de las caídas. Pregúntele a su proveedor de atención médica qué tipo de actividades son adecuadas para usted.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Asegúrese de llamar a su proveedor de atención médica si se cae y se lastima. Llame también si tiene cualquiera de estos indicios o síntomas (tal vez otra persona tenga que señalárselos):

  • Sensación de aturdimiento o mareo más de una vez al día

  • Pérdida del equilibrio a menudo o sensación de inestabilidad al estar de pie

  • Sensación de entumecimiento en las piernas o los pies, o cambios en su manera de caminar

  • Deterioro continuo de la memoria o la agudeza mental

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.