Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Ejercicios para prevenir caídas

Ciertos tipos de ejercicios pueden disminuir su riesgo de caerse. Haga los ejercicios que le sugiera su proveedor de atención médica, o ponga en práctica los que se describen en esta hoja. En función de su estado de salud, tal vez sea necesario que comience poco a poco. No se deje vencer por ese impedimento. Le servirá de ayuda hacer cualquier cantidad de ejercicio, por más pequeña que sea. No olvide consultar a su proveedor de atención médica antes de iniciar cualquier programa de ejercicios.

Mejore su equilibrio

Hay muchos tipos de ejercicios que ayudan a mejorar el equilibrio; el tai chi y el yoga son buenos ejemplos. Aquí tiene otro ejercicio que puede probar, en cualquier momento y en casi cualquier lugar.

  • Párese al lado de  la encimera o un apoyo firme.

  • Póngase de puntillas.

  • Sostenga esta posición por cinco segundos. Si comienza a perder el equilibrio, tómese de la encimera.

  • Descanse y repita el ejercicio cinco veces. Aumente gradualmente hasta sostener la posición durante 20 a 30 segundos si puede.

Aumente su flexibilidad

Si tiene más flexibilidad, le será más fácil trasladarse sin peligro de un lado a otro. Pruebe a hacer ejercicios como el estiramiento de los músculos posteriores del muslo estando sentado.

  • Siéntese en una silla y ponga un pie sobre un banquito.

  • Estire la pierna y extienda los brazos a ambos lados de la pierna, tratando de llegar lo más cerca posible del pie.

  • Sostenga esta posición por unos 20 segundos.

  • Vuelva a la posición inicial y repita el ejercicio cinco veces. Cambie de pierna.

Desarrolle su fuerza

Los ejercicios de “resistencia” contribuyen a aumentar la fuerza, y pueden hacerse sin equipos o bien con ayuda de pesas, bandas elásticas o máquinas especiales. Uno de estos ejercicios se denomina “flexión de bíceps”. Para hacerlo, puede sujetar una pesa de una libra (medio kilo) o incluso una lata de sopa. Haga este ejercicio por lo menos tres veces por semana; esfuércese por hacerlo todos los días.

  • Siéntese derecho en una silla.

  • Mantenga el codo próximo al cuerpo y la muñeca recta.

  • Flexione el brazo, moviendo la mano hasta el hombro; a continuación, baje el brazo lentamente.

  • Repita este ejercicio cinco veces y luego cambie de brazo.

Desarrolle su resistencia

Los ejercicios “aeróbicos” fortalecen el corazón y los pulmones, lo que le permite seguir moviéndose por más tiempo. Las caminatas y la natación son dos de los mejores tipos de ejercicios que usted puede hacer; también montar en una bicicleta estacionaria es una actividad excelente. Encuentre un ejercicio aeróbico que disfrute y comience lentamente, prolongando las sesiones poco a poco. Hacer incluso cinco minutos de ejercicio le traerá beneficios. Propóngase el objetivo de hacer ejercicio durante 30 minutos, por lo menos tres veces por semana. No es necesario que haga los 30 minutos en una sola sesión; reparta sus sesiones y camine un poco a lo largo del día.

 

Otros consejos útiles

  • Comience suavemente y aumente poco a poco la intensidad y la duración de sus sesiones.

  • Hable con su proveedor de atención médica sobre los ejercicios que más le conviene hacer.

  • Llame a un centro para la tercera edad o gimnasio para preguntar sobre programas de ejercicios.

  • Si lo necesita, pida a un familiar que lo observe caminando cada cierto tiempo para que compruebe su estabilidad.

  • Haga ejercicios con un amigo. Elijan actividades que les agraden a ambos.

  • Piense en la posibilidad de hacer tai chi o yoga para fortalecer su equilibrio.

  • Pruebe ciertos ejercicios que puede hacer en cualquier momento y cualquier lugar. Aquí tiene dos ejemplos; cuando los intente por primera vez, pídale a otra persona que lo acompañe.

    • Practique caminar poniendo un pie justo delante del otro.

    • Póngase de pie y siéntese 10 veces. Repita este ejercicio a lo largo del día.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.