La sonda nasogástrica de su hijo: cómo colocar la sonda - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La sonda nasogástrica de su hijo: cómo colocar la sonda

Su hijo ha sido dado de alta con una sonda nasogástrica (NG) de alimentación puesta. Se trata de un tubo blando y delgado que se le introduce a su hijo a través de la nariz hasta el estómago, para administrarle alimento líquido directamente allí. Antes de dar de alta a su hijo del hospital, a usted le enseñaron cómo colocar la sonda. Esta hoja puede ayudarle a recordar esos pasos cuando usted y su hijo se encuentren de vuelta en casa. También podrían hacerse arreglos para que lo ayude una enfermera a domicilio.

NOTA: Hay muchos tipos de sondas NG. Por esto, es posible que la sonda NG de su hijo tenga un aspecto y un funcionamiento distintos de los que se describen e ilustran en esta hoja. Siga siempre las instrucciones que le dé el proveedor de atención médica o la enfermera a domicilio que atiende a su hijo. Pídales sus números de teléfono para llamarlos en caso de necesitar ayuda. Además, asegúrese de tener el teléfono de la compañía que vende los artículos médicos de su hijo; tendrá que pedir más artículos para el niño en el futuro. Anote todos estos números de teléfono a continuación.

Número de teléfono del proveedor de atención médica: ______________________

Número de teléfono de la enfermera a domicilio: ___________________________

Número de teléfono de la compañía de artículos médicos: ____________________

Cuidados en el hogar

Es preciso cambiar la sonda NG de su hijo cada 14 días. (Si su hijo se saca la sonda antes de eso, usted tendrá que colocársela de nuevo; en este caso puede volver a usar la misma sonda. Antes de volver a introducir la sonda, lávela con agua y jabón.) Alterne los orificios nasales cada vez que necesite introducir la sonda.

Artículos

  • Sonda NG

  • Marcador de tinta oscura

  • Lubricante a base de agua

  • Apósito adhesivo para la piel

  • Cinta adhesiva

  • Estetoscopio

  • Jeringa de 5 cc/mL

Pasos

  • Prepare la sonda.

    • Lávese las manos con agua y jabón.

    • Uno de los extremos de la sonda es redondeado y se introduce en la nariz. El otro extremo tiene dos puertos (conectores): uno se usa para administrar el alimento y el otro, para administrar medicamentos.

    • Es posible que la sonda de su hijo tenga dentro un alambre (estilete de metal) que le impide enroscarse. Si la sonda tiene un alambre, asegúrese de que este pueda retirarse fácilmente y de que no se atasque.

  • Mida la sonda. 

    • Sujete la punta de la sonda a la altura de la nariz de su hijo.

    • Determine la longitud entre la punta de la sonda y el pabellón de la oreja, luego desde este hasta un punto en la parte inferior del esternón (apófisis xifoides) y el ombligo. 

    • Coloque el dedo en este punto.

    • Señale este punto de la sonda con un marcador de tinta oscura. Esta marca le indicará el segmento de la sonda que debe insertarse para llegar al estómago.

  • Sitúe a su hijo en posición.

    • Si se trata de un bebé, envuélvalo en una manta para impedir que se mueva.

    • Si se trata de un niño mayor, su hijo debe sentarse recto. Además, si es posible, pida a su hijo que incline la barbilla ligeramente hacia el pecho.

  • Introduzca la sonda.

    • Quizás necesite la ayuda de alguien que sujete a su hijo mientras usted le introduce la sonda.

    • Aplique lubricante a base de agua a la punta de la sonda para que pueda deslizarla fácilmente a través de la nariz.

    • Guíe la sonda suavemente al interior de uno de los orificios nasales.

    • Es más fácil que la sonda avance mientras su hijo traga. Si se trata de un bebé, déle un chupete al niño mientras usted introduce la sonda; un niño mayor puede tomar agua o tragar saliva. No fuerce el paso de la sonda. Si su hijo tose, se ahoga o tiene dificultades para respirar, deténgase y espere; deje que su hijo descanse, y vuelva a intentar.

    • Haga avanzar la sonda hasta que la marca que hizo anteriormente llegue a la nariz de su hijo.

    • Coloque el apósito adhesivo para la piel en la mejilla de su hijo, en el lugar en que piensa fijar la sonda con cinta. El apósito protege la piel de su hijo contra los daños que podría causarle la cinta adhesiva.

    • Fije la sonda con la cinta a la mejilla de su hijo, encima del apósito adhesivo para la piel (tal como le mostraron en el hospital). De esta forma, la sonda queda asegurada en su posición.

    • Si la sonda de su hijo tiene dentro un alambre, retírelo en este momento. No deseche el alambre; si acaso necesita reintroducir la sonda, podrá volver a usar el alambre para mantenerla recta.  

  • Compruebe la colocación de la sonda.

    • Póngase las puntas del estetoscopio en los oídos y coloque la pieza torácica redonda sobre el estómago de su hijo.

    • Ponga 5 cc/mL de aire en la jeringa.

    • Conecte la jeringa al puerto de alimentación situado en el extremo de la sonda.

    • Mientras escucha con el estetoscopio, introduzca a presión pequeñas ráfagas de aire (cerca de 1 cc/mL a la vez) en la sonda. Escuche si se producen ruidos como borboteos o burbujeos en el estómago de su hijo; estos ruidos son señal de que la sonda está en la posición correcta.

    •  Tire del émbolo de la jeringa hasta llegar a 5 cc/mL, para aspirar aire. Es normal que entre una pequeña cantidad de jugos gástricos en la jeringa.

    • Desconecte la jeringa de la sonda.

    • Una vez que confirme la colocación correcta, de ser necesario ajuste la cinta adhesiva en la mejilla de su hijo para asegurar bien la sonda en su posición.

    • Lave la jeringa con agua y jabón y déjela secar.

Consejos para los padres

  • A algunos padres les incomoda el aspecto de la sonda en el niño. Pero esta no debe resultarle molesta a su hijo: la sonda no causa dolor y el niño se acostumbrará a ella con el tiempo.

  • Al colocar la sonda, podría serle de utilidad hablarle al niño y explicarle lo que está haciendo. Elogie a su hijo después de haberle colocado la sonda.

  • Será necesario que revise regularmente la piel de la nariz y de la cara de su hijo, para evitar que le empiece a doler o se le infecte. Mantenga la zona que rodea la nariz de su hijo limpia y seca. Además, asegúrese de limpiarle la boca al niño con regularidad, incluso aunque no se esté alimentando por vía oral.

  • Tenga siempre una sonda de repuesto en caso de que se le presente algún problema con la que el niño tiene puesta actualmente.

Llame al médico de inmediato si se le presenta cualquiera de estas situaciones:

  • Usted no puede colocar la sonda.

  • Su hijo tiene dificultades para respirar.

  • Su hijo presenta enrojecimiento, hinchazón, secreciones, úlceras o pus en la piel que rodea el lugar de entrada de la sonda.

  • Usted observa sangre alrededor de la sonda, en las heces de su hijo o en el contenido del estómago.

  • Su hijo tose, se ahoga o vomita durante las sesiones de alimentación.

  • Su hijo tiene distensión o rigidez en el abdomen (la barriga está dura cuando se le hace presión suave).

  • Su hijo tiene diarrea o estreñimiento.

  • Su hijo tiene fiebre de 100.4°F o más alta.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.