Si su hija requiere una sonda Foley - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hija requiere una sonda Foley

Una sonda Foley (denominada también “sonda permanente”) es un tubo blando, delgado y flexible que se coloca en la vejiga para drenar la orina. La colocación de la sonda puede realizarse en un quirófano, una sala de examen o una habitación de hospital. Quizás se le permita quedarse con su hija mientras le colocan la sonda.

¿Por qué se requiere una sonda Foley?

La orina es el desecho líquido producido por los riñones. La orina fluye desde los riñones para ser almacenada en la vejiga, un órgano situado en la parte inferior del abdomen. La uretra transporta orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo. La abertura de la uretra se encuentra cerca de la vagina. Podría requerirse una sonda Foley si:

  • Su hija no se puede levantar para ir al baño a causa de una lesión, operación o enfermedad.

  • Su hija toma medicamentos que podrían dificultarle el vaciado de la vejiga.

  • Es preciso que un proveedor de atención médica mida la cantidad de orina que su hija expulsa.

¿Cómo se introduce una sonda Foley en su hija?

  • Su hija se acuesta boca arriba sobre una mesa de exploración o cama de hospital, con las piernas abiertas y dobladas a la altura de las rodillas.

  • Si el procedimiento se realiza en una sala de examen o habitación de hospital, su hija puede llevarse un artículo que la reconforte, como por ejemplo un animal de peluche.

  • Si va a estar presente durante el procedimiento, usted puede reconfortar a su hija tomándola de la mano o distrayéndola.

  • El proveedor de atención médica se lava las manos y se pone guantes estériles.

  • Se prepara la sonda para su inserción. Uno de los extremos de la sonda contiene un globo; el otro extremo contiene dos puertos (conectores): uno de ellos se usa para inflar el globo con agua, mientras que el otro se conecta a una bolsa colectora de orina.

  • Para que la sonda pueda deslizarse fácilmente a través de la uretra, se aplica jalea lubricante al extremo que contiene el globo.

  • La parte inferior del cuerpo de su hija se cubre con una sábana estéril.

  • El proveedor de atención médica mantiene abierta suavemente la entrada a la uretra de su hija. Aunque quizás este procedimiento le resulte molesto a su hija, es muy importante que se mantenga inmóvil.

  • Se limpia la abertura de la uretra.

  • La sonda se inserta suavemente dentro de la uretra y se hace conducir hasta la vejiga. Ya que a menudo es difícil encontrar la uretra en las niñas, quizás haya que hacer más de un intento para insertar la sonda. Si la sonda se coloca accidentalmente en la vagina, quizás se deje allí por poco tiempo; esto se hace con la finalidad de señalar por dónde no se debe introducir la nueva sonda en el siguiente intento. La primera sonda se retirará de la vagina en cuanto se introduzca correctamente otra sonda en la uretra.

  • Se introduce agua dentro de la sonda para inflar el globo, el cual mantiene a la sonda fija en su posición en la vejiga. La presión del balón podría provocarle ganas de orinar a su hija; esta sensación le durará sólo un corto tiempo.

  • Cuando la sonda esté en su posición, la orina fluye fuera de la vejiga y se drena dentro de una bolsa que normalmente cuelga de un lado de la cama.

  • El personal de enfermería vaciará la bolsa de orina de su hija regularmente. La sonda se extrae cuando deja de ser necesaria.

Maneras de ayudar a su hija a prepararse

Si usted sabe que su hija requerirá una sonda Foley durante una hospitalización, podrá ayudarla preparándola de antemano. La manera de proceder dependerá de las necesidades de su hija.

  • Explíquele lo que sucederá durante el procedimiento con palabras breves y sencillas.

  • Asegúrese de que su hija comprenda que el proveedor de atención médica le va a tocar sus zonas privadas; tranquilice a la niña diciéndole que lo hace como parte del procedimiento.

  • Si bien el procedimiento podría producir ciertas molestias, la sonda no causará dolor una vez que esté instalada en su posición.

  • Es posible que su hija se ponga nerviosa o tenga miedo, y quizás incluso llore. Tranquilice a la niña diciéndole que usted va a estar con ella en la sala o en las cercanías por si lo necesita.

  • Muchos hospitales disponen de un especialista en la vida infantil, el cual está capacitado para ayudar a los niños a comprender lo que pueden esperar durante el tiempo que pasen en el hospital. Podrían usarse libros, videos, muñecas y juguetes como ayuda para explicar el procedimiento a su hija. Asegúrese de preguntar al proveedor de atención médica de su hija sobre los recursos disponibles en el hospital donde estará ingresada la niña.

Riesgos y posibles complicaciones

Cuando está instalada una sonda Foley, existe un pequeño riesgo de infección (bien sea de las vías urinarias o localizada en la zona de los genitales). Para prevenir infecciones, es importante mantener el lugar de la sonda lo más limpio posible.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.