Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La diabetes y su hijo: qué es la prediabetes

A usted le han dicho que su hijo tiene prediabetes. Significa que su hijo está cerca de que le diagnostiquen diabetes. Tener diabetes implica que al cuerpo le resulta difícil usar un azúcar llamado glucosa como fuente de energía. Eso lleva a una acumulación de azúcar en la sangre que se conoce como hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre). Con el tiempo, el alto nivel de azúcar en la sangre puede causar problemas de salud. Usted puede tomar medidas ahora mismo para prevenir que a su hijo le dé diabetes.

Una mujer está sentada a una mesa y habla con una proveedora de atención médica; se ven frutas sobre la mesa.

¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes significa que su hijo tiene un nivel de azúcar en la sangre más alto de lo normal. Posiblemente eso indique que se le midió el nivel de azúcar en la sangre en ayunas y dio entre 100 y 125 por lo menos una vez, o el nivel de glucosa a las dos horas en una prueba de tolerancia a la glucosa dio entre 140 y 199. Si no se toman medidas para bajar el nivel de azúcar en la sangre de su hijo, puede darle diabetes. Y, una vez que su hijo la tenga, no será posible curarla.

¿Cuáles son las causas de la diabetes?

Con frecuencia la diabetes es hereditaria (pasa de padres a hijos). Tiende a afectar a familias de origen afroamericano, hispano, indígena americano, asiático americano y de las islas del Pacífico. Es más probable que a su hijo le dé diabetes si:

  • Pasa más tiempo sentado que haciendo actividad física.

  • Tiene exceso de peso para su edad y estatura.

  • Uno de sus padres o hermanos tiene diabetes.

  • La madre tuvo diabetes gestacional (durante el embarazo).

Usted puede prevenir la diabetes

Puede ayudar a disminuir el riesgo de que a su hijo le dé diabetes. Colabore con el proveedor de atención médica de su hijo y asegúrese de que el niño:

  • Coma de manera saludable. Es importante que su hijo coma una gran variedad de alimentos. Dé prioridad a las frutas y verduras frescas, las carnes magras (poca grasa), los granos integrales y los productos lácteos con un contenido bajo de grasas. Limite el consumo de azúcares y grasas. Y restrinja los alimentos procesados y envasados, las comidas rápidas, por ejemplo hamburguesas, papas fritas, refrescos y malteadas. Evite las bebidas azucaradas, como los refrescos regulares, las bebidas para deportistas, limonada y té dulce. Esos alimentos tienen muchas calorías, grasa y sodio, pero son poco nutritivos.

  • Actividad física. Hacer actividad física puede ayudar a su hijo a usar la glucosa del cuerpo. Intente que haga por lo menos 60 minutos de juego activo todos los días. No es necesario que realice toda la actividad de una vez; varias sesiones de recreo de 10 a 20 minutos sumarán el total recomendado.

  • Pérdida de peso. Consulte con el equipo de atención médica de su hijo para establecer un objetivo adecuado de adelgazamiento. Incluso perder apenas del 5 al 10% del peso puede ayudar al cuerpo de su hijo a usar mejor la glucosa.

Recursos

Para obtener más información sobre la diabetes, visite los siguientes sitios en Internet:

  • Asociación Americana de la Diabetes www.diabetes.org

  • Children with Diabetes (Niños con Diabetes) www.childrenwithdiabetes.com

  • Juvenile Diabetes Research Foundation International (Fundación Internacional para la Investigación de la Diabetes Juvenil) www.jdrf.org

  • American Association of Diabetes Educators (Asociación Estadounidense de Educadores en Diabetes) www.aadenet.org

  • American Association of Clinical Endocrinologists (Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos) www.aace.com

  • National Diabetes Information Clearinghouse (Centro Coordinador del Instituto Nacional de la Diabetes) www.diabetes.niddk.nih.gov

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.