Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tuberculosis (TB)

La tuberculosis es una enfermedad grave provocada por bacterias (gérmenes) que pueden propagarse de persona a persona a través del aire. La mayoría de las veces, la tuberculosis infecta los pulmones, aunque, en casos graves, también puede producir daños en otras partes del cuerpo. Si no se trata adecuadamente, la tuberculosis puede ser fatal. Aquí tiene más información sobre la tuberculosis, cómo se trata y maneras de evitar que se propague.

Contorno de la cabeza y el pecho de una mujer, con la cabeza girada hacia un lado. Pueden verse las estructuras internas de la nariz, las vías respiratorias y los pulmones. El hombre en el fondo tose esparciendo microgotas con gérmenes de la tuberculosis. La mujer inhala las microgotas por la nariz hacia los pulmones.

¿Cuáles son los factores de riesgos de la tuberculosis?

Cualquier persona puede contraer tuberculosis, pero el riesgo es mayor si usted:

  • Tiene un sistema inmunológico debilitado por medicamentos tales como los esteroides o una enfermedad como la diabetes.

  • Tiene contacto cercano con alguien que tiene tuberculosis activa no tratada.

  • Es un adulto mayor.

  • Vive en un establecimiento residencial, como un refugio, un hogar para ancianos o una prisión.

  • Tiene como destino u origen de viaje un país donde la tuberculosis es común.

¿Cómo se propaga la tuberculosis?

Las bacterias de la tuberculosis se liberan al aire cuando alguien con la forma activa de la tuberculosis tose o estornuda. Las bacterias se propagan con facilidad, en especial, en lugares muy concurridos con mala ventilación. Cuanto más tiempo respire estos gérmenes, más probabilidades tiene de infectarse.

¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis?

Existen dos tipos de tuberculosis: la inactiva (también llamada “infección tuberculosa”) y la activa (también llamada “enfermedad tuberculosa”).

Tuberculosis inactiva (infección tuberculosa)

Si le han diagnosticado tuberculosis inactiva, significa que usted:

  • Tiene bacterias de tuberculosis vivas en los pulmones, pero los gérmenes están bloqueados, de manera similar a como una costra cubre una herida. En consecuencia, usted no presenta síntomas ni se siente enfermo. La única manera de comprobar si tiene tuberculosis inactiva es mediante una prueba de TB.

  • No puede contagiar la infección a otras personas.

  • Puede que necesite medicamentos para impedir que la infección se transforme en la forma activa de la enfermedad.

Tuberculosis activa (enfermedad tuberculosa)

Si le han diagnosticado tuberculosis activa, significa que usted:

  • Tiene síntomas de tuberculosis, como tos persistente, fatiga, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Es probable que se sienta muy enfermo.

  • Puede contagiar la infección a otras personas.

  • Debe tomar medicamentos para ayudar a curar la enfermedad. El tratamiento suele tomar meses. La tuberculosis puede ser difícil de curar.

¿Cómo se diagnostica la tuberculosis?

Hay dos pruebas que pueden usarse para detectar la infección tuberculosa:

  • Prueba cutánea (PPD). Le administrarán una solución de prueba debajo de la piel del brazo para ver si se produce una reacción (como un bulto endurecido y enrojecido). Deberá volver al consultorio en dos o tres días para que le revisen el brazo. No deje de acudir a la cita. Allí le comunicarán el resultado de la prueba.

  • Análisis de sangre. Para esta prueba, le extraerán una pequeña cantidad de sangre y la enviarán a un laboratorio para que la analicen. Su médico podrá decirle si se hace este análisis en su zona.

  • Otras pruebas. Si tiene infección tuberculosa, necesitará otras pruebas, como una radiografía del pecho, para saber si la infección está activa. También puede que su médico tome una muestra de su esputo (mucosidad que usted despide al toser) y la envíe a un laboratorio para determinar si tiene bacterias de tuberculosis. Saber qué tipo de bacteria está causando su enfermedad ayuda a que su médico pueda elegir el medicamento adecuado para tratar la enfermedad.

¿Qué significan los resultados del análisis?

  • Un resultado negativo suele significar que su cuerpo no tiene bacterias de tuberculosis.

  • Un resultado positivo significa que ha estado expuesto a los gérmenes que causan la tuberculosis.

¿Cómo se trata la tuberculosis?

  • Tanto la tuberculosis inactiva como la activa se tratan con medicamentos. Si tiene tuberculosis activa, puede que necesite tomar medicamentos por más tiempo.

  • Probablemente, comenzará a sentirse mejor poco después de haber comenzando el tratamiento, pero deberá tomar todos los medicamentos tal como le indicaron, ya que esas es la única manera de curar la enfermedad. Si no toma los medicamentos, no mejorará y podrá seguir propagando los gérmenes de la tuberculosis a otras personas.

  • En ocasiones, los gérmenes de la tuberculosis son resistentes, lo que significa que no responden a los medicamentos que normalmente se utilizan para combatirlos. La tuberculosis resistente es más difícil de curar, pero casi siempre se encuentran medicamentos efectivos.

¿Qué es DOT?

Durante el tratamiento, quizás participe de un programa llamado “DOT”, por sus siglas en inglés, que significa “terapia observada directa”. En este programa, una enfermera o un trabajador de la salud supervisará su tratamiento, y esto ayudará a que su tratamiento pueda completarse en la menor cantidad de tiempo posible. También puede pedirle a un amigo o familiar que le recuerde tomar sus medicamentos.

Durante el tratamiento para la tuberculosis

  • Asegúrese de tomar todos los medicamentos tal como le indicaron, incluso aunque comience a sentirse mejor. Deberá tomar los medicamentos por seis meses o más. Necesitará paciencia para cumplir con este plan, pero, si interrumpe el tratamiento antes de tiempo, sus síntomas volverán. Interrumpirlo también puede crear gérmenes que son más dañinos y más difíciles de combatir.

  • Descanse mucho y coma alimentos saludables. Una dieta nutritiva con abundantes frutas y vegetales frescos ayudará a que su cuerpo combata la infección.

  • Consulte a su proveedor de atención médica antes de usar medicamentos de venta libre que no le hayan recetado.

  • Si está tomando píldoras anticonceptivas, emplee también otro método para el control de la natalidad, porque los medicamentos para la tuberculosis hacen que las píldoras sean menos efectivas.

  • Limite sus actividades para evitar la fatiga. Planifique descansar con frecuencia.

  • Cumpla con sus citas médicas. Deberá ir a visitas de control frecuentes para comprobar que sus medicamentos están funcionando y que usted está recuperándose.

Cómo pueden ayudar los familiares y amigos

La tuberculosis es una enfermedad grave que demora mucho tiempo en curarse. Si tiene un familiar o un amigo con tuberculosis, puede ayudarle recordándole que:

  • Tome los medicamentos para la tuberculosis a la misma hora todos los días (mejor si los toma con agua, leche o jugo 30 minutos antes de la comida o al irse a dormir).

  • Asista a todas sus citas de control (usted puede ayudar llevándolo o coordinando para que alguien lo lleve).

  • Descanse mucho. 

  • Coma alimentos saludables.

¿Cómo prevenir la propagación de la tuberculosis?

Si tiene tuberculosis activa, debería:

  • Pedirle a sus familiares, amigos y la gente con la que trabaja que se hagan el análisis para ver si tienen la enfermedad. La forma activa de la tuberculosis puede contagiarse a otras personas.

  • Evitar el contacto cercano con otras personas hasta que su médico lo autorice.

  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente, después de toser.

  • Emplear un pañuelo de papel para cubrirse la boca al toser. Si no tiene un pañuelo de papel, cúbrase la boca con el hueco de su codo flexionado, no con su mano.

  • Usar un barbijo, si le han indicado hacerlo, cuando salga a la calle o cuando visite al médico. 

  • Emplear una bolsa plástica para desechar los pañuelos de papel y otros suministros usados.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior.

  • Más tos o tos con sangre.

  • Dolor en el pecho o falta de aire.

  • Sudoración por la noche.

  • Dificultad para respirar.

Asimismo, llame a su médico si está tomando medicamentos para la tuberculosis y cree que está teniendo efectos secundarios, como salpullido, color amarillento en los ojos o malestar estomacal.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.